Controlar la ansiedad ¡SI! es posible, si sabes cómo.

Contenidos mostrar

Este sito web nace para ofrecer información contrastada sobre como controlar la ansiedad. Te aconsejo leer este blog de la A a la Z  porque en el encontraras información para despedirte definitivamente de la ansiedad.

Encontraras los mejores, trucos, consejos, productos, métodos y medicamentos para controlar la ansiedad y llevar una vida mas saludable.

Te recomiendo que visites la siguiente página donde muestro los mejores métodos para controlar la ansiedad  y que a mi personalmente me ayudaron a salir de ese estado de zozobra y malestar.

Te muestro los mejores métodos para controlar la ansiedad que han ayudado a miles de personas

navegue por todas las Categorías y Conozca Los Mejores Trucos, Consejos, Productos, Métodos Y Medicamentos Para La Ansiedad

La Ansiedad es un trastorno mental que nos puede afectar a todos en cualquier momento de nuestra vida, se dice que alrededor del 49,5% de la población mundial la padece. Pensando en ti, en esta sección te explicamos el conjunto de elementos que debemos saber acerca de ella, no sólo ¿qué es?, sino también sus niveles y de qué manera nos es posible tratarla.

La ciencia ha revelado que este mal es una respuesta natural del organismo ante ciertos eventos que nos impactan, el problema yace cuando está se manifiesta constantemente, cuando sentimos miedo, estrés o cuando experimentamos una crisis. En esta sección te explicamos en qué consiste cada uno de estos estados y cómo actuar ante ellos.

Al igual que cualquier enfermedad o trastorno, nos evidencia ciertos síntomas que a su vez nos permitirán identificarla y por tanto tratarla. En este sentido, en esta sección te presentamos los signos más comunes:

Sentir síntomas de fobia social puede ser más común de lo que pensamos. Aunque lo desconozcamos, este trastorno es entendido como un tipo que siendo irracional causa en quien lo padece, miedo ante las interacciones sociales. Conocer qué es la fobia social, cuáles son sus síntomas, sus causas y de qué manera podemos superar la  fobia social es cada día más importante, Adelante.

Muchos de nosotros, desconocemos que el comer compulsivamente es un síntoma claro que nos revela que estamos padeciendo; el problema en este caso no es causado por los alimentos que consumimos, sino por nosotros mismos. Por ello, es importante entender las causas que motivan su aparición, sus síntomas y de qué manera se da en el embarazo.

La curación de esta enfermedad se lleva a cabo con psicoterapia y/o medicamentos que ayuden a disminuir los trastornos tales como ansiolíticos, antidepresivos o beta-bloqueantes, los cuales deben ser utilizados siempre y cuando así lo prescriba el médico o especialista. En esta sección hemos recopilado los mejores medicamentos para la ansiedad y los desglosamos  en dos secciones medicamentos con receta para la ansiedad  y medicamentos sin receta para la ansiedad

También Te puede interesar...


COMO CONTROLAR LA ANSIEDAD

Controlar la ansiedad

Cómo controlar la ansiedad

Controlar la ansiedad

Conociendo el problema de la ansiedad

Conoce el problema

Antes de tomar pastillas para la ansiedad debe buscarle solución. es importante que usted conozca, comprenda y analice la situación en la cual se encuentra. ¿Qué tan ansioso es? ¿Conoce la causa de sus motivos para alterarse? ¿Comprende lo que significa ser una persona ansiosa normal o padecer ansiedad patológica?

La cita “Knowledge is power” en español “La información es poder” de Francis Bacon es totalmente cierta; por eso, a continuación explicaremos acerca de este tema punto por punto para luego conocer las actividades y técnicas que se pueden realizar para controlar la ansiedad y esta emoción de incertidumbre y amenaza.

¿Qué es la ansiedad?

 ¿Que es la ansiedad? El Diccionario de la Real Academia española la define como un “estado de agitación, inquietud o zozobra del ánimo”. En otras palabras las personas ansiosas están inquietas, temerosas y angustiadas por posibles problemas o males a futuro. ¿Se ha encontrado usted en esta situación? ¿Sabe lo qué se siente?

Para explicar mejor el significado tomaremos como base el periódico electrónico en psicología “Ansiedad, angustia y estrés: tres conceptos a diferenciar” de los autores Virgilio Ortega, Juan Carlos Sierra y Ihab Zubeidat; licenciados en psicología de la universidad de Granada. quienes explican de forma sencilla y clara qué es  y sus síntomas.

“El término ansiedad alude a la combinación de distintas manifestaciones físicas y mentales que no son atribuibles a peligros reales, sino que se manifiestan ya sea en forma de crisis o bien como un estado persistente y difuso, pudiendo llegar al pánico”, se indica en el periódico electrónico que es reconocido a nivel mundial por informar sobre qué es y cómo se manifiesta.

También se señala en la obra que aunque la ansiedad guarda cercanía con el miedo, ambos se diferencian en que mientras que el miedo es un estado de temor, agitación u otras reacciones ante estímulos presentes; la ansiedad se anticipa ante amenazas futuras e impredecibles; es decir, están fuertemente estrechadas, pero no son lo mismo.

Por otro lado, el centro de Psicología y Psiquiatría Manuel Escudero presenta otro concepto de esta enfermedad, que dice: Fisiológicamente es la activación de la rama simpática del sistema nervioso autónomo (SNA), esta activación provoca una serie de cambios fisiológicos que están destinados de preparar al cuerpo para un mayor rendimiento físico o intelectual”.

Este centro conformado por psicólogos de Madrid, España, señala que este estado mental es una respuesta normal del organismo que nos puede afectar día a día sin que nos percatemos de ello. Así que si te estas preguntando ¿Como superar la ansiedad? el primer paso para superarla, es reconocerlo para plantearnos las técnicas para controlar la ansiedad.

Como ya se explicó tomando como base los conocimientos de personas profesionales en el área, la ansiedad es un estado del ser humano en el cual enfoca sus preocupaciones, angustias y energías en hechos a futuro que representarían una posible amenaza. Por otro lado, es una enfermedad si este estado persiste y se mantiene por más de seis meses.

Antecedentes históricos

El comportamiento ansioso del ser humano no es una conducta que se ha adoptado hace algunos años, al contrario. Desde el inicio de los tiempos el hombre tuvo que enfrentarse a diversos retos enfocados en la supervivencia que fueron desencadenando respuestas en su sistema nervioso. Buscar alimentos, estar expuestos ante situaciones de riesgo, entre otros.

Estos y otros factores llevaron al organismo a responder ante estos hechos lo que desencadenó una perturbación mental que automáticamente ponía al individuo en estado de alerta. La evolución sumada al pasar del tiempo generó cambios referentes al estilo de vida y las prioridades. Nuevos desafíos, nuevos preceptos acerca de la existencia y el tener que tomar decisiones importantes imperaron como garantía de éxito.

El hombre siempre se adapta a todo y esto no fue la excepción. Los cambios significaron un desarrollo positivo para los genes de la ansiedad porque en medio de la evolución la probabilidad de supervivencia era más favorable cuando esta estaba presente. Por otro lado, los años corrían rápido e impusieron un nuevo reto: Las necesidades aumentaron.

Ya el hombre no se preocupaba únicamente por las necesidades que eran básicas sino también por aquellas que le eran impuestas lo que originó una sobrecarga en el cerebro que fue afectando sistemas y órganos del cuerpo. Es decir, a partir de este punto el individuo se hacía preguntas como el porqué de la vida y su existencia lo que generaba una constante preocupación e inquietud.

Muchos tratamientos y síntomas que se conocen en la actualidad para este mal tienen un trasfondo en la historia, incluso, un tema que prevalece y que siempre ha jugado un papel importante: religión, marcó una línea entre un antes y un después en el comportamiento de las personas porque con los estudios y avances la relación de dependencia hombre-Dios se fue rompiendo.

Durante muchos años se pensó que este mal era un trastorno ocasionado por una lesión lo que traía como consecuencia la disminución del pensamiento racional, pero fue hasta el siglo XVI que el concepto pasó a ser un poco más acertado. En este nuevo concepto se incluían y guardaban estrecha relación la actividad motora y los sentimientos.

En los 80 ya se manejaban los síntomas de ansiedad y poco a poco la información se fue ampliando y optimizando hasta la actualidad. Se empezó a conocer acerca de crisis de ansiedad, de sus síntomas y tratamiento, causas de los trastornos, entre otras inquietudes a las que poco a poco se le fueron asignando respuestas.

Causas

¿A qué se debe sus causas? El trastorno de ansiedad generalizada puede tener múltiples causas o incluso puede presentarse sin ninguna razón aparente. De hecho, científicos e investigadores no han definido una causa exacta, pero existen varios factores que pueden hacer que esta se manifieste en el ser humano.

  • Factores genéticos y hereditarios
  • Ambiente familiar
  • Desbalance en los neurotrasmisores (biomolecula que permite la transmisión de información de una neurona a otra) ya sea por una mala alimentación, malos hábitos de sueño, niveles de estrés excesivos, entre otros
  • Situaciones difíciles por las cuales muchas veces tiene que atravesar una persona: cambios radicales, muerte de algún familiar, divorcio, desempleo, entre otros.
  • Eventos traumaticos
  • Estrés y el tener muchas responsabilidades
  • Llevar un modo de vida con el cual el individuo no se siente conforme.Por otro lado, se debe resaltar que las causas también pueden derivar del subconsciente, por este motivo lo recomendable es indagar y hacerse un autoexamen para descubrir el motivo y las razones de la enfermedad..

Características

Como se ha resaltado en el inicio de este artículo, se busca que usted comprenda a la perfección lo qué es y que representa la ansiedad. Para eso, se ha trabajado en definir cada punto con la mayor claridad posible. El estrés laboral, los trastornos mentales y otros múltiples factores pueden llevar a una persona a experimentar ansiedad. El primer paso para enfrentar el problema y controlar la ansiedad, es conocerlo. Por eso le indicamos las características generales de este mal.

  • La ansiedad varía en cada persona: Puede que usted sienta palpitaciones y alguien conocido temblores; no tienen por qué experimentar lo mismo. Cada persona es distinta y esta enfermedad se manifiesta en múltiples formas. Como se explicará más adelante, hay varios tipos de ansiedad y el individuo puede experimentar uno o varios de estos.
  • Se le reconoce como una emoción y un trastorno: Como ya se explicó existe la ansiedad normal; con esto nos referimos al simple estado de incertidumbre o preocupación que puede generar algún hecho. Por otro lado, cuando se habla de un trastorno el afectado puede experimentar crisis que aparecen sin previo aviso lo que le impediría vivir de forma normal.
  • Todos alguna vez han sufrido de ansiedad: Cuando alguien se atreva a negarlo será falso. Este estado ha existido desde el inicio de los tiempos y es una forma en la que el ser humano se prepara para enfrentar los problemas. Reconocer que hemos padecido la enfermedad es una muestra de coraje y valentía; es importante aceptarlo para poder seguir adelante y buscar ayuda.
  • Los niños pueden también  experimentarla : Muchos pueden pensar que este estado solo afecta a los adultos porque son quienes enfrentan problemas; pero los pequeños del hogar, también pueden padecer síntomas. La ansiedad infantil, está ligada al trastorno de ansiedad por separación, la cual consiste en el temor de estar lejos de un ser querido o un apego.
  • Los tics nerviosos denotan ansiedad: Muchas personas sufren de ansiedad y ni siquiera lo saben. Por lo general, todos conocemos a alguien que tiene una especie de tic nervioso y al verlo nos parece “normal”; pero no, esa persona experimenta ansiedad y esa manía que hace puede ser corregida y reemplazada por otras acciones. Si usted sufre de algún tic lo primero que tiene que hacer es reconocer que lo tiene y al hacerlo concentrarse en no hacerlo hasta que por fin lo deje.
  • Los afectados de este mal evitan a toda costa la ayuda: El individuo puede buscar alejarse, apartarse de quienes lo rodean y esto puede ser peligroso. ¿Por qué? Porque está estrechamente ligada a la depresión y al caer en la culpa, refugiarse en la soledad y sufrir en silencio se puede caer en esta. Si padece de esta enfermedad en vez de alejarse hable con alguien, no tenga miedo de compartir sus problemas.
  • El estímulo que genere la ansiedad puede ser imaginario: Se tiende a pensar que la ansiedad se manifiesta tras algún hecho doloroso o un posible suceso que podría causarnos dolor. Pero, se debe tener en cuenta que este mal también puede experimentarse por peligros que solo están en nuestra cabeza. Por ejemplo, en el caso de las fobias, muchas personas maximizan el problema convirtiéndolo en algo terrorífico.
  • La ansiedad puede ser un síntoma de otras enfermedades: Existen enfermedades mentales en las que se puede presentar la ansiedad como un síntoma con mayor o menor frecuencia. En estas resaltan las neurosis y las depresiones; pero se debe resaltar que técnicamente en todas las enfermedades psiquiátricas guardan una estrecha relación con este estado.
  • Las enfermedades no psiquiátricas también se relacionan: Aunque se presente con menor frecuencia, trastornos del sistema cardiorrespiratorio, sistema endocrino, nervioso y digestivo pueden tener como síntoma la ansiedad. Asimismo, enfermedades sistemáticas como los sindromas febriles y la artritis reumatoide.
  • Numerosos medicamentos pueden provocarla: Por esto es de vital importancia leer los efectos adversos de los medicamentos. Incluso, está en el deber del doctor explicarle a un paciente cuando un medicamento recetado puede generar ansiedad u otra reacción. Por ende, si la reacción afecta en su vida diaria lo mejor es descartarlo.
  • Café, alcohol y chocolate estimulan la enfermedad: Los excitantes como el café, alcohol, té y el chocolate están contraindicados para las personas ansiosas. No se pueden dejar de lado, la ingesta de drogas como la cocaína o la marihuana. En dosis altas si usted sufre de ansiedad esta solo aumentara y en caso de que no la padezca esta puede presentarse.
  • Los datos estadísticos de esta enfermedad son poco fiables: Aunque hay muchos datos estadísticos estos nunca serán del todo exactos. ¿Por qué? Simplemente porque hay muchas personas que se abstienen de buscar ayuda psicológica, esto, porque consideran que los síntomas no son tan importantes y no se diagnostican.
  • La enfermedad es más frecuente en las mujeres: Estudios demuestran que la ansiedad es dos veces más frecuente en las mujeres que en los hombres. Por otro lado, la edad de inicio se sitúa por lo general entre los 20 y 40 años. A la hora de un diagnóstico, comúnmente, los pacientes explican que experimentaban los síntomas desde temprana edad.
  • Los afectados se sienten agobiados y preocupados: Ambas emociones pueden ser normales si se presentan por poco tiempo o guarden proporción con la duración del problema que lo genera. Pero las personas ansiosas viven agobiadas y preocupadas día tras día. Las responsabilidades económicas, familiares o normales pueden llevarlos al límite.
  • Ansiar la perfección puede acabar en una personalidad ansiosa: Querer sobresalir o hacer todo siempre del modo correcto puede generar en una persona miedo y presión. Por esto, caer en este juego de provocarse a sí mismo cada día no es recomendable si quiere superar o librar una batalla en contra de la enfermedad. Tenga en cuenta que no debe exigirse demasiado si quiere dejar atrás este problema.
controlar la ansiedad

La ansiedad se controla para siempre

Controlar la ansiedad

Cuales son los síntomas de la ansiedad

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

Los síntomas de este estado de inquietud son muy variados y estos muchas veces también son distintos en cada persona, existen los síntomas físicos, de conducta, psicológicos, cognitivos y sociales. Por este motivo, a continuación se clasificarán en diferentes grupos y se explicarán de forma detallada para que usted pueda controlar la ansiedad e identificar aquellos que experimente.

Físicos

Falta de aire, opresión en el pecho, molestias digestivas, sudoración, temblores, taquicardia, rigidez muscular, palpitaciones, hormigueo, mareos, alteraciones en la sexualidad, el sueño y la alimentación. Como ya se explicó en el inicio es una emoción que puede manifestarse día a día sin que las personas se percaten.

Muchas veces interpretada como “mariposas en el estómago” o “un nudo en el pecho”, hasta los mismos nervios son muestras de que algo está haciendo que nos sintamos ansiosos. Como ya se mencionó, dolor de cabeza, palpitaciones, sudoración, fatiga, mareos, fiebre, sofocos, falta de aire, tensión, entre otros son aquellos síntomas que una persona puede experimentar en un estado de ansiedad

Psicológicos

Incertidumbre, agobio, sensación de amenaza, miedo, depresión, desgana, sensación de vacío, sospechas, inseguridad, recelo y en casos más graves temor al suicidio, locura o muerte. Este grupo está comprendido por todos los malestares que provienen directamente del interior de la persona y cómo poco a poco estos van haciendo que cambie el comportamiento diario de la misma.

De Conducta

Bloqueos, estados de alerta, impulsividad, dificultad para actuar o mantenerse quieto, torpeza, inquietud, cambios expresivos y del lenguaje corporal tales como: rigidez, expresión facial de molestia, asombro, entre otros; movimientos torpes, cambios en la voz… Estos síntomas afectan la vida diaria de la persona y alimentan un estado de incertidumbre.

Cognitivos o intelectuales

Dificultades para concentrarse, memorizar algo o prestar atención, pensamientos inoportunos o distorsionados, incremento o aparición de dudas y confusiones, aumento de los despistes, propensión a recordar cosas o eventos desagradables, negativas, entre otras. En este punto la persona no se siente capaz de ser productiva, los pensamientos inoportunos le asechan y los despistes se hacen presentes en su día a día.

Sociales

El individuo se bloquea o se queda sin palabras cuando se trata de tener una conversación, también puede presentar ensimismamiento, dificultad para expresar opiniones o sentimientos, irritabilidad, problemas a la hora de hacer valer sus derechos u opiniones, entre otras. En otras palabras la persona se aleja y se le hace casi imposible mantener relaciones sociales.

En resumen y para explicar todos los síntomas aquí, una persona ansiosa se preocupa demasiado, tiene problemas de sueño, miedos irracionales, tensiones musculares, indigestión, miedo escénico, fobia social, ataques de pánico, comportamientos compulsivos y estos generalmente se presentan cuando la alteración emocional es continua e intensa.

Controlar la ansiedad

Clasificación de los trastornos de ansiedad

Clasificación de los trastornos de ansiedad

La clasificación de los trastornos es bastante amplia, incluso diversos especialistas no se ponen de acuerdo en este punto, pero según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders) o DMS los trastornos o tipos de ansiedad se dividen en:

“Trastorno de ansiedad generalizada, de pánico (con o sin agorafobia), obsesivo-compulsivo, por estrés postraumático, por estrés agudo, de ansiedad social o fobia social, fóbico y otros trastornos no especificados o producidos por el consumo de sustancias”, se señala en el mencionado manual de gran relevancia a nivel mundial.

Cabe destacar que DMS es una obra editada por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, conocida por sus siglas en ingles APA. Su edición vigente en la actualidad se publicó un 18 de mayo del año 2013 y en esta se explican y clasifican los trastornos mentales con el fin de que especialistas de salud e investigadores puedan realizar un diagnóstico preciso para saber como controlar la ansiedad

Trastorno de ansiedad generalizada

Antes de explicar este punto es vital resaltar que es normal presentar ansiedad ante momentos de estrés o situaciones tensas y que esta desaparezca al desaparecer el problema; lo que no es normal y significa un trastorno es cuando esta se mantiene por un lapso de medio año o más. Este trastorno crónico conocido como TAG se caracteriza por ser una ansiedad de larga duración que no tiene fundamentos.

En otras palabras, la persona se preocupa la mayoría del tiempo, pero es una preocupación irracional y persistente que se presenta en su vida cotidiana durante mínimo seis meses. Antes de determinar un TAG los especialistas deben descartar que este no sea la consecuencia de algún fármaco. Por esto, es primordial que lleve una lista de todos los fármacos que ha tomado para que los indique en la cita médica.

Trastorno de pánico

El individuo que lo padece sufre ataques de ansiedad que están acompañados por malestares físicos y que pueden duras varias horas por lo que podría requerir incluso hospitalización. No solo los “ataques” son el problema puesto que el individuo generalmente vive en constante zozobra y preocupado del cuándo será el próximo ataque de pánico.

Trastorno fóbico

Las fobias representan la más alta categoría de trastornos de ansiedad, se estima que entre el 5% y 12% de las personas sufren de los mismos. Este trastorno se reconoce como el miedo absurdo hacia un objeto que puede ser cualquier cosa. Aun cuando el afectado puede reconocer su miedo y entender que es innecesario igual se ve abrumado por el terror.

Trastorno de ansiedad social

El TAS o fobia social se reconoce por ser aquel en el que al afectado le cuesta relacionarse con los demás o mantener un control en interacciones sociales específicas como por ejemplo una exposición o conferencia. Los síntomas que frecuentemente se presentan son rubor, temblor, sudoración, dificultad para hablar, taquicardia, entre otros.

Trastorno obsesivo- compulsivo

El TOC se caracteriza por la presencia de pensamientos o imágenes angustiosas que son persistentes e invasivas y que insta a tomar determinadas acciones. El 3% de las personas a nivel global son afectadas por este trastorno. Por otro lado, este trastorno es uno de los más frecuentes y generalmente lo padecen personas que han pasado por un evento traumático.

Trastorno de estrés post-traumático

El TEPT es el resultado de una experiencia que representa un antes y un después en la vida de un individuo. Estos hechos pueden ser situaciones como una guerra, acoso, secuestro, violación, muerte de un ser querido, desastres naturales y todo aquello que pueda generar un trauma en una persona. En este caso se necesita y se recurre al apoyo de familiares y seres queridos para que el afectado pueda superar el hecho.

Y existen también otros trastornos que varían dependiendo de los especialistas que traten el tema, es decir algunos hablan de 7 trastornos, otros de 12; lo principal es que estos son los más frecuentes. En la mayoría se experimentan síntomas físicos de ansiedad y estrés que equivalen de la raíz del problema. Por esto es vital identificar la causa.

Controlar la ansiedad

Resolviendo el problema de forma farmacológica

Resolviendo el problema de forma farmacológica

 ¿Pero como controlar la ansiedad? Como ya se mencionó cuando deja de ser un estado normal y pasa a ser un trastorno los fármacos pueden reducir los síntomas de forma rápida, pero hay que tener claro que estos deben ser asignados por un psiquiatra después del estudio y evaluación del afectado.

También se debe descartar que las medicinas no son la solución del problema, ayudan a controlarlo sí, pero no hacen que la ansiedad desaparezca. Lo mejor y el enfoque que se busca transmitir en este portal web es que usted consiga la respuesta a cómo curar trastorno de ansiedad dejando como última opción una salida farmacológica.

¿Qué son los ansiolíticos? ¿Cuál es su función? Los ansiolíticos son fármacos psicotrópicos que tienen como finalidad disminuir la ansiedad. Están diseñados para no producir sedación o sueño. Cuando son recetados se deben sustituir poco a poco por el autocontrol porque de no ser así a largo plazo generarían dependencia.

Usted debe tener en cuentas que se debe evitar a toda costa la automedicación y en caso de usarlos se tiene que establecer obligatoriamente un control con un especialista. Generalmente este ejemplar de fármaco va acompañado por una serie de técnicas o entrenamientos para disminuir el trastorno.

Controlar la ansiedad

Técnicas para curar la ansiedad

Técnicas para luchar contra la enfermedad

La licenciada en psicología por la Universidad de Granada, Mar Medina, quien en la actualidad ejerce su profesión en el ámbito clínico recomienda 14 técnicas para luchar contra la ansiedad. Estos 14 consejos le serán de ayuda

Ansiedad concepto

Lo principal es reconocer que esta enfermedad funciona como un mecanismo de defensa. Tras leer con detenimiento los antecedentes históricos se puede comprender que esta nació como un modo de supervivencia. Tras entender y aceptar que estás padeciendo un proceso que existe desde el inicio de los tiempos podrá empezar a combatirla.

Enfrentar lo que esté sucediendo

Si experimenta una crisis no intente huir de aquello que le genere miedo o temor, al contrario, enfrente la situación y espere que los síntomas pasen. Si abandona la situación siempre tendrá la creencia de que la ansiedad puede más que usted. ¡Elimine ese pensamiento! Llénese de pensamientos positivos mírese al espejo y repita una y otra vez que usted puede controlar la ansiedad.

Respire profundo

Por ser un acto tan cotidiano muchas veces se le resta importancia a la respiración; pero la realidad es que tiene muchos efectos significativos para la salud y ayuda a calmar una gran variedad de padecimientos. Entre sus ventajas están: Limpia los pulmones, trae la calma, mejora la concentración, entre otras. La forma idónea de respirar para que pueda relajarse en un momento de tensión requiere de tres pasos sencillos. Podrá controlar la ansiedad en ese momento siguiendo estos sencillos pasos

Paso 1: Inspire lentamente. Permita que el aire llene por completo sus pulmones, las personas por lo general tienen a respirar de forma superficial y rápida; pero llegó el momento de que inhale de forma lente y prolongada.

Paso 2: Deje que su estómago se expanda. Permita que el aire llegue a su diafragma y llene su vientre haciendo que este se infle como si de un globo se tratase. En otras palabras su estómago se expandirá unos cuantos centímetros.

Paso 3: Exhale completamente. Puede hacerlo por la boca o la nariz, tómeselo con calma y expulse el aire lo más lento posible. Tras finalizar repite el proceso intentando que la exhalación tenga una mayor duración que la inhalación

Con estos tres pasos su vida cambiará. Solo tiene que dedicarle al menos ½ hora diaria y respirar profundo cada vez que crea que la ansiedad va a manifestarse. ¡Convierta la buena respiración en un hábito! Con el paso del tiempo podrá darse cuenta como esta es una herramienta ideal contra el estrés. Desarrollando esta técnica estará dando un gran paso para que su vida cambie.

Busque lo bueno de las cosas

Intente eliminar los pensamientos negativos de su vida. Cada vez que llegue a su mente algo que pueda atormentarlo cambie ese pensamiento por algo que lo haga feliz o intente buscar los lados positivos de dicho pensamiento. Usted no puede elegir lo que puede o no puede ocurrirle, pero sí puede elegir la actitud que tomará ante tal hecho.

Diga cómo se siente

No hay excusas para que valgan para que usted opte por callar aquello que lo aqueja. Por guardar sus sentimientos y emociones estos pueden explotar en cualquier momento y lo que era un simple sentimiento de zozobra termine convirtiéndose en un ataque de ansiedad extrema. Deje el miedo o la vergüenza a un lado y exprese de forma clara sus sentimientos.

En la actualidad existen muchos grupos de apoyo online para controlar la ansiedad en los que puede compartir sus emociones, lo mejor es que encontrará a personas que al igual que usted sufren de ansiedad y angustia; esto en caso de que le resulte incómodo hablar sobre el tema con sus amigos y familiares. Sea como sea, lo importante es que comparta lo que siente.

Sea asertivo

El especialista en desarrollo y finanzas, Sebastián Celis, define la asertividad como “un estado mental que le impide a otras personas imponernos sus órdenes siempre y cuando éstas vayan en contra de nuestros principios, deseos, valores o de nuestra voluntad”. En otras palabras la asertividad significa buscar un equilibrio entre los demás y usted.

Tenga en cuenta que usted tiene derecho a decir lo que piensa sin prestarle atención a lo que piensen u opinen los demás, puesto que cada quien tiene un distinto modo de deliberar y ver las cosas. Al entender esto usted podrá comenzar a aceptar sus propios pensamientos y percepciones; lo mejor, es que podrá expresar todo aquello que piense y no sentir miedo por ello.

Viva despacio

El día solo tiene 24 horas y a partir de los 18 años en adelante lo ideal es que duerma entre 7 y 9 horas al día; así que suponiendo que usted duerme 8 horas le quedarían 16 horas disponibles. Teniendo esto en cuenta es importante que usted estructure y planifique las actividades en las que invertirá su tiempo. ¡Viva despacio!

Tiene que priorizar aquellas cosas que son valiosas para usted y delegar todo aquello que solo le genere exceso de trabajo y preocupaciones. Viva despacio disfrute cada momento y no pierda el presente por estarse preocupando por el futuro. Cuando haga esto poco a poco su estilo de vida cambiará. Si se toma las cosas con calma verá como todo toma su curso.

Evite las preocupaciones

Empieza a controlar la ansiedad evitando las preocupaciones. Imagine que se preocupa por un posible desastre natural que se estima que acontezca en 10 años ¿Cree que por preocuparse el destino cambiará? ¡No! Solo estará gastando energía de forma innecesaria respecto a algo que no puede cambiar. No se preocupe, ocúpese. Es inútil desperdiciar tiempo valioso que podría aprovecharse realizando alguna otra cosa.

Descanse

Esta enfermedad se pueden presentar con mayor frecuencia si no descansa lo suficiente. Como ya se indicó lo ideal es dormir entre 7 y 9 horas. Aunque no lo crea los problemas de estrés y ansiedad guardan una estrecha relación con el exceso de exigencias al cuerpo. Es decir, que si usted no descansa lo suficiente es más probable que pueda experimentar una crisis de este mal.

Realice actividades que le apasionen

Mejorar nuestro estado anímico ayuda a que una persona pueda mantenerse menos ansiosa, el estado anímico puede variar dependiendo de los aspectos negativos que experimente a lo medida que transcurra el día; por esto es vital que realice actividades que le gusten. Hacer cosas que le apasionen y le hagan feliz será un gran paso para mantener a raya.

Haga ejercicio

No hay mejor manera para controlar la ansiedad que mantener el cuerpo activo, esto genera muchos efectos positivos para la salud. Puede iniciar con media hora al día haciendo aquello que mejor le parezca, una caminata, natación o practicar algún deporte. Su elección dependerá de usted y sus posibilidades. Puede empezar en su casa, solo será necesario que encienda la radio y se mueva al compás del sonido. Aquí un tema interesante sobre ansiedad y deporte

Reír es una medicina para controlar la enfermedad

Relaciónese con personas que le hagan reír, asista a obras de teatro de comedía o vaya al cine, lea chistes; no desperdicie las oportunidades de carcajearse de aquello que pueda divertirle. La risa es una herramienta poderosa para controlar la ansiedad y luchar contra la ansiedad emocional. Algunos dicen que es el mejor tratamiento para crisis de ansiedad

Cuide su alimentación

Mantener una dieta balanceada le ayudará a disminuir sus niveles de ansiedad. Recuerde que la buena alimentación tiene que estar acompañada del descanso y el ejercicio. Las tres técnicas funcionan mejor juntas. Los síntomas de angustia y estrés pueden disminuir si se lleva una buena alimentación.

La ausencia de vitamina B puede generar una alteración en el sistema nervioso, lo que generaría ansiedad y depresión. Las frutas cítricas, verduras de colores llamativos y fuertes, levadura de cerveza y cereales son ricos en esta vitamina y le ayudarán a tener un buen ánimo. Todo lo que sea en pro de su salud, debe consumirlo. Para obtener más detalles puede acudir con un nutricionista.

No busque salidas rápidas

Si padece ansiedad crónica o cualquier otro tipo de trastorno tenga en cuenta que estos no desaparecen de la noche a la mañana. La paciencia jugará un valor fundamental para que no desespere y su estado ansioso no aumente. Los fármacos pueden ayudarle a disminuir ese estado emocional que le aturde, pero no acabarán con el problema y podrían crear uno mayor: La dependencia al producto.

Si usted padece algún trastorno es indispensable que vaya al médico, no puede esperar que los síntomas se agraven y la situación parezca incontrolable. Un especialista ya sea un psiquiatra o un psicólogo le hará un diagnóstico y a partir de allí esta persona le dirá todo lo que tiene que hacer.

Si por el contrario no considera que sea necesario ir al médico puede hacer en Internet un test de ansiedad para que se haga una idea básica acerca de si presenta recurrentemente este estado o no. Si sigue las técnicas que aquí se plantearon sin presiones lo más seguro es que supere la ansiedad de un momento a otro y mientras eso pasa por favor no desespere.

Controlar la ansiedad

Alternativa contra la ansiedad: Remedios caseros

Alternativa contra la ansiedad: Remedios caseros

¿Que es bueno para la ansiedad?  Los remedios caseros también son una muy buena opción para controlar la ansiedad Cuando se presenta una prueba o un acontecimiento importante las personas pueden verse cegadas por una ansiedad anticipatoria, y es que el estrés y los retos del día a día pueden generar un estado de nervios desagradables e incómodos para quien los padece. Por tal motivo, buscar alternativas para evitar caer en este círculo de inquietud y desesperación es una opción viable y totalmente acertada. A continuación algunos remedios caseros que ayudarán a que se relaje:

Valeriana

Esta planta es reconocida por tener propiedades sedantes; en otras palabras es calificada como tranquilizante natural y es ideal para controlar la ansiedad. Tomar en una infusión antes de dormir. Podrá conseguirla en gotas en cualquier farmacia o tienda naturista o comprar su raíz para que usted mismo se encargue de la preparación. Se recomienda aplicar 3 gotas de valeriana en un vaso con 300ml de agua.

En caso de que no le guste el olor de esta hierba, puesto que muchas personas se quejan alegando que tiene un olor desagradable puede adquirirla en capsulas. Tenga en cuenta que por el efecto sedante es ideal que solo se tome antes de dormir. Tenga en cuenta que nada en exceso es bueno, así que no debe sobrepasarse de la dosis recomendada.

Avena

Cuando experimente signos de ansiedad un vaso de avena le ayudará a controlar la ansiedad. Los carbohidratos presentes en esta categoría taxonómica de planta ayudan a elevar la serotonina (sustancia que funciona como neurotransmisor) y que produce un efecto de calma en el cuerpo. Seguramente usted ya la habrá probado y sabrá que este delicioso cereal es acompañante de muchos platillos.

Puede consumir avena en todas sus formas, pero si quiere ser constante día a día una opción simple y bastante sencilla es preparar agua de avena. Para esto solo necesitará llenar de agua una jarra grande y agregar de cinco a ocho cucharadas de este cereal. Tras dejar reposar el agua varios minutos solo tendrá que consumirla solo tendrá que beberla en el transcurso del día; cabe resaltar que esto ayuda también a adelgazar y bajar los niveles de colesterol.

Aromaterapia

Nada como un dulce y fresco olor para relajar la mente, controlar la ansiedad y calmar los nervios. En el caso de la lavanda su aroma puede combatir la ansiedad y ataques de pánico y diversos estudios lo confirman. Velas aromáticas y aceites ya sea de rosa, pino, vainilla, canela, geranio, naranja o simplemente el que usted prefiera lo ayudarán a relajarse y elevarán su estado de ánimo.

Reemplazar el café por un delicioso té

La cafeína es una droga que se encuentra presente en muchas plantas y tiene un efecto estimulante. La cafeína también se encuentra en el café y su consumo excesivo puede generar signos similares a los que se producen en un ataque de ansiedad. Reemplazar esta bebida por un té de lúpulo, manzanilla, lavanda, entre otros será efectivo para que evite estados de exaltación en su sistema nervioso.

Controlar la ansiedad

Por qué es tan importante conocer de la ansiedad

¿Por qué es tan importante conocer la ansiedad?

El mejor modo de controlar la ansiedad y derrotar al enemigo es conociéndolo. Si no conocemos los efectos que puede tener un problema en nuestra vida ¿Nos interesará eliminarlo? Desconocer algo, es restarle importancia y restarle importancia significa doblegarnos y esperar que el tiempo haga de las suyas. ¿Se considera una persona pasiva contra este mal?

Reiteramos que es vital que conozca el problema porque no solo basta con buscar ayuda o hacer diferentes actividades, también es necesario que usted conozca porqué hace cada cosa y sepa identificar sus síntomas en el momento que se presenten. Conocer el problema le ayudará a comprender que atraviesa un proceso en el que están ligados muchos factores.

 Si conoce acerca de este estado podrá identificar cuál será el mejor tratamiento para combatirlo. Muchas veces por no saber leer los síntomas y las causas las personas tardan más tiempo con estas emociones perturbadoras. Por lo general con el paso de los días el estrés y la depresión se hacen presentes.

¿Qué papel juega el estrés?

El estrés es ese sentimiento que experimenta la persona cuando se ve expuesto ante algo que le haga sentir preocupado, frutado o furioso. La tensión se hace presente y el cerebro se pone a trabajar en buscarle una solución a ese factor externo que no le deja estar tranquilo. El cuerpo reacciona ante el desafío y se pone alerta a la espera de superarlo.

El estrés se origina cuando su causa aparece y se mantiene hasta la desaparición de la misma. ¿Qué queda cuando el factor estresante desaparece? Si el estrés y la tensión persisten significa que ya no se hablaría de estrés sino de ansiedad por el temor de que dicho suceso vuelva a ocurrir.

¿Cuáles son los síntomas del estrés? Dolores musculares y de cabeza, cansancio, malestares estomacales, problemas para dormir o dormir mucho, mala memoria, problemas sexuales, mandíbula rígida, falta de concentración, mal humor, dolor de hombros, pérdida o aumento de peso, falta de energía, tristeza, entre otros.

Existen dos tipos de estrés: El crónico y el agudo. El primero se reconoce cuando la persona atraviesa periodos de estrés largo, por ejemplo un divorcio o una crisis financiera; a la larga puede generar problemas de salud como: insuficiencia cardiaca, aumento de peso, depresión o ansiedad. El agudo en cambio es aquel de periodos cortos; en otras palabras el estrés normal.

Relación entre la depresión y la ansiedad

Ambos estados son reacciones ante acontecimientos externos o internos. En el caso de la ansiedad estos sucesos generan en la persona un estado de alerta porque el hecho se interpreta como una amenaza; pero en la depresión el factor externo o interno se percibe como un error o una pérdida por lo que genera tristeza.

¿Como salir de la depresión? Superar la depresión no es sencillo, generalmente cuando se llega a este punto es porque la causa o motivo de tristeza es muy grande o se trata de factores genéticos u hormonales. Sea la causa que sea un trastorno de depresión debe ser tratado con mucho cuidado y el afectado debe ser observado constantemente puesto que podría intentar atentar contra su vida.

Esto es lo peor de este tipo de trastornos, que le quitan lo maravilloso a la vida y el individuo deja de percibir los colores. Todo pasa de ser de tonalidades brillantes a simples grises. Es común que una persona con un trastorno de ansiedad termine con uno de depresión; esto es por la culpa y la zozobra que puede experimentar.

Por otra parte, la depresión, es el modo en que la persona conserva energía. El sentimiento que destaca en la misma es la tristeza y el dolor se manifiesta en el presente por hechos que ocurrieron en el momento o simplemente la minusvaloración del afectado. La ansiedad, se genera por la preocupación o temor de hechos futuros. Esta es otra de sus diferencias fundamentales.

Puntos a resaltar de la ansiedad, la depresión y el estrés

Estas emociones pueden afectar la vida de cualquier persona, en eso las tres se relacionan estrechamente. Atacan la zona prefontral del cerebro; es decir la corteza donde se desarrollan los pensamientos más avanzados, las estrategias en busca de soluciones y los pensamientos a futuro. Es por esto que se debe ser cuidadoso con las mismas.

Combatir el estrés, se ha vuelto el tema de conversación de muchos; muchos dicen que si se presenta con niveles bajos no es malo, en este caso se calificaría de normal; pero cuando este se excede y se mantiene ya se hablaría de un trastorno. Puede conllevar a un nivel bajo de azúcar en la sangre, aumento del colesterol malo, hiperactividad de las tiroides y ataque cardiaco.

Por su parte la depresión en muchas ocasiones puede no tener un motivo; lo que significa que también es común que se presente por factores internos del individuo. Cuando vemos o nos enteramos de casos de personas que se suicidan sin motivo generalmente se debe a cuestiones psicológicas y que no hubo un control con un especialista a tiempo.

Diversos estudios estiman que un 20% de la población global sufre algún trastorno de ansiedad. Lo más alarmante es que muchas veces el afectado ni siquiera lo sabe y lleva una vida infeliz sin comprender las razones de su zozobra. ¿Cómo saber si tienes ansiedad? Pues primero tienes que evaluar tus síntomas y compararlos con todos los descritos en este artículo, cabe destacar que esto no debe reemplazar la visita con un especialista.

Controlar la ansiedad

La ansiedad afecta la vida cotidiana

La ansiedad afecta la vida cotidiana del que la padece

Cuando se trata de un trastorno la ansiedad puede afectar por completo la vida de una persona. Los síntomas recurrentes y esporádicos pueden presentarse en cualquier momento generando miedo y zozobra. Los que están a alrededor en muchas ocasiones no comprenden lo que sucede y se alejan sin tratar de ponerse en el lugar del afectado. Relaciones que se rompen, oportunidades que terminan.

Los síntomas del nerviosismo se hacen cada vez más evidentes y sin un tratamiento eficaz la persona no solo se altera con estos, sino también cuando no los tiene pensando en la llegada de los mismos. El afectado simplemente no puede estar tranquilo, si no está informado del tema la angustia lo atrapa y lo lleva a pensar que es anormal o raro.

Como se ha recalcado la desinformación es como una cuerda que arrastra al individuo hasta lo más profundo de un pozo oscuro. Por no saber que estos trastornos son más comunes y frecuentes de lo que imaginamos muchos se sienten avergonzados por padecerlos. Hay que dejar en el pasado el tabú y el miedo, puesto que en la actualidad sufrir de ansiedad no es nada raro.

​ presentes.

La ansiedad y el aislamiento social

Poco a poco sin que usted lo note puede irse alejando de sus seres queridos. El poco control que posee sobre su mente, el miedo a una reacción exagerada, las pocas ganas de abandonar su zona de confort, de salir a la calle, de hablar con amigos, de divertirse; cada vez hacen que su círculo social sea más y más pequeño.

Un trastorno de ansiedad del tipo que sea puede ir alejando a sus allegados. Las relaciones se deterioran de forma progresiva puesto que quienes les rodean además de usted son los más afectados por sus reacciones. ¡No permita que esto suceda! La ansiedad grave debe ser eliminada y sus seres queridos recuperados.

No permita que la enfermedad le encierre en su casa

Si se trata de fobias no es nada raro que no quieras salir de casa por el temor de verte expuesto en un lugar donde no te sientes seguro. Si no te sientes preparado para enfrentar el miedo lo mejor es que busques ayuda pero para controlar la ansiedad hay que hacer todo lo que se pueda para no encerrarse en casa. Un psicólogo o psiquiatra será quien se encargue de evaluar tu problema e indicarte el tratamiento para la ansiedad que mejor se adapte al mismo.

Por otro lado, este tipo de trastornos pueden ser una prueba de amistad. Lo primero que tienes que hacer es explicarles a tus amigos lo que sientes. Si estos no han experimentado en un nivel alto la ansiedad, puede que no comprendan en absoluto lo que tratas de decir; pero en caso de ser así, sea del modo que sea tienes que tratar de hacerles entender.

Si aún después de explicarles los síntomas de ansiedad y nervios no son capaces de ponerse en tu lugar ¿De verdad vale la pena conservar estas amistades? Aquellos que de verdad le aprecien entenderán su situación y buscarán el modo de apoyarle. Después de todo, eso es lo que hacen los verdaderos amigos, apoyarse unos a otros en las buenas y en las malas.

Cuando se sienta deprimido o decaído en vez de buscar aislarse hable con alguien. La soledad no es buen consejero de nadie y muchas veces lleva a tomar decisiones precipitadas y mal estructuradas. Existen muchos foros y grupos de ayuda online, en caso de que sienta que en su círculo social más cercano nadie le entenderá. Ya lo sabe si quiere controlar la ansiedad hay que empezar a tener fuerza de voluntad y no encerrarse.

Controlar la ansiedad

Preocupación por ansiedad

La preocupación, el mejor amigo de la enfermedad

La preocupación y la ansiedad están estrechamente relacionadas. Se podría decir que la preocupación es el primer paso o el origen del que precede la ansiedad. Es por eso que a continuación explicaremos un poco lo que significa estar preocupado, sus consecuencias, sus razones y cómo puede evitarse para que no afecte nuestro día a día. Recordemos que para ir contra la ansiedad reconocer todas las formas en las que puede presentarse es vital.

“Recuerda, hoy es el mañana por el que te preocupabas ayer”, esta frase del escritor estadounidense, Dale Carnegie; nos demuestra lo inútil que es preocuparnos por el futuro. Pero ¿Qué es la preocupación? Se trata de una emoción que puede ser tan peligrosa como la depresión o la ira. Es normal que se presente en algún momento o situación porque esta es la que ayuda a la persona a enfrentar algún problema.

Pero ¿Qué significa que la preocupación no nos abandone en ningún momento? ¿Qué representa el preocuparnos por estar preocupados? Muchas personas se preguntan cómo se quita la ansiedad como si se tratara de una camisa que se quita y se vuelve a poner; sin adentrarse en lo que realmente significa estar ansiosos y detenerse a reflexionar sobre aquello que nos pone ansiosos.

La primera fase del problema: La preocupación

Como ya se mencionó se podría decir que la preocupación es la ventana abierta de la casa que representa a la ansiedad. Aunque no se trate de lo que la origine directamente si es como una rendija que permite que esta permanezca y se presente en mayor medida. Por eso, antes de enfocarse en lo que significa la ansiedad debemos evaluar todas aquellas conductas que tenemos y hacen que la misma se mantenga.

En la sociedad existe la falsa creencia de que tenemos que estar preocupados por algo o alguien para que este verdaderamente nos importe. Pero la verdad, es que la preocupación a pesar de ser útil algunas veces es una emoción inútil. Lo peor de todo, es que a pesar de esto; forma parte de aquellas emociones a las que poco les prestamos atención y que pueden afectar nuestra vida sin que siquiera nos percatemos de ello.

La psicología  general nos explica que la preocupación se relaciona con nuestro modo de ver las cosas. Por ello, algunos se preocupan más que otros y viceversa. Del mismo modo, este estado del hombre puede ser positivo cuando sirve como intermediario para que la persona reflexione y pueda encontrar la solución a un problema; pero cuando se mantiene de forma indefinida sin aportar ninguna solución ¿Qué sentido tiene?

Preocupación patológica

Desde que se iniciaron los estudios para comprender la ansiedad y su origen se empezó a profundizar lo que significaba la preocupación. Se definió como una reacción que busca la solución de un problema; cuando en cambio se manifiesta sin ningún motivo o con uno, pero no solventa la situación se trata de una preocupación patológica.

¿En qué se relacionan la ansiedad y la preocupación? Ambas se manifiestan ante una posible amenaza. Tener ansiedad es la reacción de nuestro cuerpo ante un problema. La preocupación surge en el modo en el que nos preparamos para enfrentar ese peligro y es cuando se activan los pensamientos ¿Luchar o huir? El cerebro comienza a trabajar en busca de decisiones, pero muchas veces tantas preocupaciones nos paralizan dejándonos incapacitados.

Como ya se mencionó la sociedad reconoce que es algo positivo el preocuparse, porque cuando nos preocupamos buscamos una solución. Por ejemplo, tras preocuparnos podemos motivarnos a hacer las cosas, escoger como prevenir un problema, prepararnos para lo peor, entre otros. Y sí, en efecto tiene su lado positivo, pero esto no le quita que sea una emoción un tanto inútil puesto que al final lo que debe pasar pasará.

Muchos creen que si se preocupan lo suficiente eliminarán el problema, pero esto no sucede de este modo ¡Ojalá fuese así! La preocupación patológica no reduce o elimina la amenaza. Las personas ansiosas se preocupan de nimiedades que probablemente no ocurran y como en efecto no ocurren el nivel de preocupación aumenta expectante. ¿Es esto razonable? No, por eso se busca eliminarlo de nuestra vida.

¿Puede la preocupación ser paliativa de la ansiedad?

La preocupación se muestra como la búsqueda de resolución de los problemas, por ende el hecho de preocuparnos significa que se ha iniciado el proceso de afrontamiento. Estudios han demostrado que la preocupación puede ser paliativa de la ansiedad. ¿La razón? A continuación vamos a ejemplificarla para que pueda ser sencilla de comprender.

En ocasiones una persona que sufre de ansiedad puede refugiarse con pequeños problemas para preocuparse por estos y evitar aquellos que le causarán mayor sufrimiento. Por ejemplo un hombre que se preocupa por no llegar tarde a su trabajo cuando lo que en verdad está en juego es una posible separación con la pareja con que lleva casado 10 años. De este modo, la preocupación sirve para evitar el verdadero peligro.

Cabe destacar que existen diferentes modos de ver las cosas. Cada quien puede tener una opinión diferente y eso se respeta; lo mismo aplica con especialistas en el tema, muchos afirman una cosa y otros otra lo que nos puede dejar más confundidos que nunca. A pesar de que la preocupación pueda ser paliativa de la ansiedad ¿Crees usted que la solución es evitar el problema? Esta es la pregunta que tendrá que hacerse.

Cómo dejar de lado las preocupaciones para eliminarlas de nuestra vida

Así como existen técnicas para controlar la ansiedad, también las hay para dejar de lado la preocupación. El primer paso es tomar la decisión. Es decir usted piensa “quiero dejar de preocuparme” y es ahí cuando tiene que actuar. Como ya se explicó preocuparse y solucionar un inconveniente es positivo, pero cuando nos preocupamos y nos preocupamos sin hacer absolutamente nada solo estamos perdiendo valioso tiempo de nuestra vida.

Como ya sabemos, la vida es breve, a veces muy corta y pasa en un abrir y cerrar de ojos. Por tal motivo tiene que preguntarse ¿De verdad quiero vivir así? ¿Esto es realmente vida? Una vez responda, podrá empezar a tomar las riendas de su existencia. Una técnica sencilla y recomendada para evitar la preocupación es anotar todo aquello que causa la ansiedad y  este malestar en usted.

Escribir le ayudará a poner cada pensamiento en su lugar y a organizarse. ¡Descubrirá que lo relajará tan solo al probarlo! Otro paso efectivo para las preocupaciones y poder controlar la ansiedad es hacerse preguntas como por ejemplo ¿En mis manos está solucionar el problema? Si la respuesta es no tiene que dejar de preocuparse por ello. Es como si se preocupará por si lloverá mañana o no, solo buque un paraguas y acuéstese a dormir.

Lo que tenga que hacer ¡Hágalo hoy! Muchas veces por dejar todo para después en vez de alivianarnos la carga la aumentamos. Esto, porque aunque pareciera que no gastamos energía lo hacemos al preocuparnos. Entonces técnicamente estamos trabajando doble. Así que en vez de dejar todo para última hora, trate de salir de sus responsabilidades lo antes posible para que así pueda relajarse.

Controlar la ansiedad

Preocupación por ansiedad

¿Cómo se hace el diagnóstico de la ansiedad en la medicina ortodoxa?

Como ya se mencionó la ansiedad puede presentarse por diversos motivos y de muchas formas. Cuando nos percatamos de que esta nos afecta, pero no sabemos reconocer el motivo de su aparición o tenemos dudas de si se trata de ansiedad o no lo mejor es que lo consultemos con un médico. A pesar de que podamos investigar, cuando se trata de responder la pregunta ¿Como puedo controlar la ansiedad? Es vital asesorarnos con un especialista.

Por lo general, cuando asista a una consulta el diagnostico iniciará tras hacer un historial clínico suyo y de su familia. Se tratará de un interrogatorio donde le preguntarán sobre los síntomas que experimenta o ha experimentado; también tendrá que mencionar si tiene familiares que lo han experimentado. Tiene que tratar de ser lo más sincero posible y aprovechar de resolver cualquier inquietud que tenga.

Por otro lado, la revisión física no se deja de lado y pone en evidencia los síntomas físicos de la ansiedad como lo son la taquicardia, la sudoración, las palpitaciones, entre otras. Los especialistas o al menos la mayoría, se guían por los síntomas citados de la Asociación Americana de Psiquiatría; reconocido por sus siglas en ingles APA. Cuando se presentan síntomas de otro trastorno el médico tiene que estar atento y hacer el seguimiento que corresponde.

Por último, pero no menos importante, es vital que se descarte la existencia de cualquier otra enfermedad que pueda ser la causante de la aparición de la ansiedad. Para poder saber esto, es necesaria una exploración exhaustiva. En otras palabras, se debe buscar la raíz del problema y no se puede parar hasta que este se encuentre.

¿Cómo sería el tratamiento de la ansiedad? ¿Qué debe tener en cuenta?

Una vez que se tiene clara la causa y se define que se trata de un trastorno de ansiedad, por lo general el tratamiento consiste en la psicoterapia. Cabe destacar que esto depende del especialista y se pueden tomar en cuenta varios enfoques. La psicoterapia resulta bastante útil cuando se adapta a la situación y el entorno del afectado; de no ser así, puede que los resultados nos sean tan positivos como se esperaba.

Una terapia breve puede llevarse a cabo de forma aislada o se puede emplear acompañada de un tratamiento farmacológico que es lo que se hace cuando la ansiedad es moderada o excesiva. Si le recetan fármacos no tiene que tener miedo o sentirse nervioso. Al contrario, si el doctor lo hace tendrá sus razones y no tiene nada de malo que usted pregunte en caso de que tengas dudas. Recuerde que se trata de su salud y puede preguntar todo lo que considere necesario.

Tenga en cuenta que en la actualidad se ha demostrado que la psicoterapia de la mano de un tratamiento farmacológico genera resultados más rápidos y precisos. Cabe destacar que cuando la persona se establece un tiempo determinado para “curarse” puede estresarse y forzarse lo que terminará mucho peor que al inicio. La terapia de apoyo es una de las terapias que en estos días es reconocida como una de las más eficaces.

¿En qué consiste la terapia de apoyo? Se trata de una modalidad en la que se busca establecer con el paciente una relación de empatía; esto, para que el mismo se pueda sentir a gusto y no tema o sienta vergüenza de compartir sus problemas. De este modo, se establece una relación de confianza, así, usted podrá explicar de forma abierta sus síntomas sin sentir que es apurado o apresurado por el especialista. El afectado se sentirá apoyado y podrá controlar la ansiedad poco a poco.

Modalidades o técnicas que pueden recomendar los especialistas

Así como es reconocida y muy alabada la psicoterapia, la psicoterapia cognitiva no se queda de lado. Esta consiste en entrenar al afectado para que pueda tener control de sus pensamientos irracionales. ¿Cómo se hace? Se buscan cambiar las creencias distorsionadas mediante comprobaciones lógicas, además de buscar cambiar los antiguos pensamientos por unos alternativos. Esta terapia es realizada únicamente por especialistas en la psicología.

Las técnicas de relajación son muy efectivas; no solo para la ansiedad, sino también para hacerle frente a los síntomas más comunes del estrés e incluso otras múltiples enfermedades. Cabe destacar que estas técnicas de relajación son empleadas como una alternativa complementaria; no se debe emplear esta únicamente porque la misma no ayuda a enfrentar el problema de forma directa.

Cuando se trata de un trastorno es importante tener en cuenta que son pocos los casos que se libran de la medicación. Los fármacos que se emplean son los ansiolíticos reconocidos por ofrecer efectos relajantes y ser inductores al sueño. Se debe destacar que el periodo de uso tendrá lapsos de descanso puesto que si se emplea de forma continua puede generar tolerancia, en otras palabras se trata de cuando el cuerpo se adapta al fármaco y se debe aumentar la dosis.

Controlar la ansiedad

Prevenir la ansiedad

¿Puede la ansiedad prevenirse?

No estamos exentos de experimentar ansiedad, pero cuando hablamos de un trastorno al igual que muchas otras enfermedades sí podemos trabajar para prevenirla. Esta prevención inicia desde la infancia, con la crianza de los hijos; en la adolescencia también es vital hacer un hincapié por los cambios y las mil y una emociones que se concentran en el ser en esta etapa de la vida.

Desde los primeros años de vida se debe tener a la mano la atención psicológica nunca está de más un chequeo o una visita rápida al especialista. Se debe huir de conductas que impulsen a la perfección o las grandes exigencias puesto que solo generamos estrés y presión en los pequeños. Hay que tener un balance entre las exigencias y lo que ellos pueden ofrecer, nunca esperar demasiado.

Hay que tener en cuenta que en el caso de individuos que han pasado por situaciones extremas o han sufrido en gran medida es más difícil evitar que se manifieste la ansiedad porque este entorno puede activar de algún momento a otro el problema. En otras palabras estas personas se vuelven o están más vulnerables. Por ende, los chequeos en estos casos deben ser más frecuentes y profundos.

Tanto en la adultez como en la adolescencia deben evitarse todas aquellas situaciones que generen estrés y puedan propiciar la aparición de la ansiedad. Por ejemplo, un trabajo donde no puede descansar lo suficiente o soporte malos tratos, entre otros; lo conveniente es evitarlo. Asimismo, lo mejor es que se mantenga alejado del uso de drogas, las cuales son con frecuencia causas de trastornos de ansiedad.

La ansiedad y el ejercicio

Así como se deben evitar las drogas, el café, el alcohol,  el té y hasta el chocolate se recomienda por otra parte el hacer ejercicio. Esta práctica genera la relajación muscular por lo que es realmente positiva para personas que experimentan ansiedad, de este modo se sentirán más aliviados. Muchos pueden atribuir la falta de ejercicio en su vida por causas como el trabajo o indistintas responsabilidades; pero usted puede buscar el tiempo. Tiene que hacerlo.

¿Cómo puede formar parte el ejercicio de su vida? Pues si no lo hacía con frecuencia puede que al principio le resulte un poco complicado o hasta imposible. Pero con buena disposición y planificación todo se puede. Con que busque media hora libre al día y se cree el hábito de ejercitarse estará dando un paso para alejar la ansiedad de su vida. Este modo resulta una técnica alternativa muy útil para controlar la ansiedad.

Para que el ejercicio forme parte de su día a día no es necesario que se inscriba en un gimnasio o asista a clases especiales; puede hacer uso de su computador, se conecta a Internet y observa vídeos de entrenamientos. Primero puede hacer estiramientos, ejercicios cardiovasculares y luego puede hacer pesas. Todo dependerá de usted y de sus ganas de tener una vida sana y feliz.

Alimentación equilibrada para controlar la ansiedad

Una dieta balanceada es ideal para una vida equilibrada. Por lo general las personas ansiosas no se alimentan de la forma correcta. Se debe hacer hincapié en la necesidad de masticar todo lo que se ingiere con calma; además de distribuir los alimentos a lo largo del día. Quienes comen rápido pueden tragar aire y a la larga pueden experimentar malestar estomacal.

Para controlar la ansiedad es conveniente limitar todos los alimentos que sean grasos; por otro lado, se recomienda aumentar el consumo de verduras, frutas, hortalizas, frutos secos y legumbres. Las proteínas se pueden conseguir en la leche, sus derivados y los huevos. Cuando hay carencia de estas,  y consumo excesivo de azucares puede aumentar la sensibilidad del afectado.

Buscar un complejo vitamínico también puede ser un modo alternativo para buscar disminuir la ansiedad. Una buena alimentación es vital para todas las personas. Muchas veces no nos percatamos de ellos, pero lo que ingerimos juega un papel fundamental en nuestra vida. Es por ello que ante la presencia de cualquier enfermedad tenemos que cambiar nuestra antigua alimentación por una que nos convenga y nos ayude.

La prevención dependerá de usted

No hay una cura para el trastorno de ansiedad que sea específica porque como ya se explicó, cada persona es distinta y cada caso se debe tratar de un modo distinto. Por lo tanto, cuando hablamos de la prevención ocurre lo mismo. No hay una fórmula mágica o una acción que le garantice que no experimentará ansiedad en ningún momento. Por este motivo, las acciones y las decisiones que tome dependerán de usted.

De la mano de un especialista podrá buscar e idear las posibles soluciones para su problema. Así como con el mismo puede planificar el estilo de vida que quiere llevar. Esto incluye la alimentación, el ejercicio, las relaciones, el trabajo, los estudios, entre otros. Lo que se busca cuando se trata de prevención es evitar todo aquello que pueda perturbarle y en caso de no poder evitarlo enfrentarlo.

Ya conocemos lo perjudicial que puede resultar la preocupación cuando no aporta soluciones; así que no podemos permitir que la misma se manifieste en nuestro día a día si no va a aportarlas. Otro punto que puede servir para controlar la ansiedad y prevenir  es enfrentar todos aquellos fantasmas del pasado que le generen dolores de cabeza. Si tuvo problemas con algún familiar o relaciones inestables, es vital que las enfrente para que puedan quedar en el pasado.

¡No tenga miedo! Lo mejor está por venir

Cuando experimentamos la ansiedad una de las primeras emociones que puede embargarnos es el miedo. Esta emoción nos paraliza, nos hace sentir inseguros y pequeños. Hay que evitarlo, mejor dicho, hay que superarlo. No podemos permitir que el miedo se apodere de nosotros y nos nuble la visión de la realidad. Aunque pensemos que atravesamos por uno de nuestros peores momentos, tenemos que enfrentar la situación.

Si usted se encuentra leyendo este artículo sobre el manejo de ansiedad y estrés ya está dando un paso. Así como dio este primer paso, puede dar otro y otro. Todo consiste en no permanecer estancados y estáticos. Las soluciones llegarán cuando vayamos por ellas y no cuando esperemos que alguien nos haga el favor y lo logre por nosotros. Cuando nos topamos con la ansiedad tememos tener que ahondar en nosotros mismos.

Por lo general este mal se presenta cuando hay algo que no somos capaces de enfrentar; esta sensación nos perturba y abruma tanto que nuestro cuerpo tiene que reaccionar de un modo u otro contra esta amenaza. Se debe resaltar que muchas veces todo está en nuestra cabeza y ni siquiera existe en el mundo real por lo tanto recibimos incomprensión y distanciamiento de nuestros seres queridos lo que empeora el problema.

La brecha entre las relaciones humanas se hace más y más larga cuando no nos comunicamos y expresamos todo aquello que sentimos. Así que si usted tiene algo que decir, dígalo sin que le quede nada por dentro. Recordemos que la vida es corta y tan breve como un parpadear. No desperdicie su tiempo con preocupaciones y angustias que no le llevarán a ningún lado. ¿Se pregunta si la ansiedad se cura? A continuación sabrá la respuesta.

Controlar la ansiedad

Prevenir la ansiedad

¿La ansiedad se cura?

Cuando se habla de trastornos de ansiedad que involucran síntomas que afectan notoriamente la vida del ser humano si podemos hablar de una cura, pero más que una cura debemos enfocarnos en el control. La ansiedad, como se ha venido tratando a lo largo de este artículo, es un estado emocional del ser humano que existe y se fue desarrollando con el paso del tiempo. Es decir, siempre estará presente en nuestras vidas así no nos percatemos de ello.

Pero el punto, más allá de si existe cura o no, es buscar la causa, el motivo por el cual estamos ansiosos. Cuando conozcamos la causa y aceptemos los motivos que nos generan inquietud podremos eliminarlos de nuestras vidas y atacar el problema de raíz. Tenga en cuenta que cuando no existan motivos racionales para que esté ansioso lo primordial es que busque ayuda de un especialista.

No permita que la ansiedad lo controle, llegó la hora de que domine sus emociones. Usted y solo usted puede tomar las riendas de su vida. Nunca es tarde para empezar a luchar contra este estado que en ocasiones se puede tornar desesperante. Todo es cuestión de que se plantee metas y aunque el camino sea largo no se rinda.

Controlar la ansiedad

Conclusión final sobre la ansiedad

Conclusión

Para controlar la ansiedad y saber cómo combatirla? Se podría decir que la respuesta varia en casa persona, así como también se reconoce que uno de los métodos para luchar contra la ansiedad está dentro de nosotros mismos. Todo es cuestión de crear hábitos positivos y transformarlos en parte de nuestro día a día.

En definitiva, si te estas preguntando Cómo curar el trastorno de ansiedad. Cada persona puede tener una respuesta diferente a esta pregunta, pero para mí algo es necesario, hay que vivir sin miedo a descubrir del problema, vivir con positivismo porque los problemas tarde o temprano se solucionan y la vida sigue siendo maravillosa.  Por mi parte te recomiendo tres métodos que a mi me ayudaron enormemente para controlar la ansiedad.

Te Muestro los Métodos Para La Ansiedad Los Cuales Están Considerados Métodos Muy Efectivos Y De Gran Ayuda.

Page [tcb_pagination_current_page] of [tcb_pagination_total_pages]