Conoce más sobre la ansiedad anticipatoria

Conoce más sobre la ansiedad anticipatoria. El cuerpo ha creado una gran cantidad de métodos de defensa a lo largo de su evolución, pues desde los instintos de supervivencia y los sentimientos de pérdida tras la muerte de un miembro del grupo hasta los mecanismos de reacción química, biológica y mental ante ciertas situaciones, el cuerpo ha logrado adaptarse para llegar hasta donde estamos permitiendo así ser la sociedad civilizada y progresista que actualmente somos.

Estos mecanismos de defensa y reacción vienen en diferentes formas y tamaños, siendo uno de ellos la ansiedad, pues aunque parezca increíble todo lo que nos hace sentir la ansiedad es un mecanismo ideado para responder a situaciones de alta tensión y estrés, pues el cuerpo prepara dos repuestas, o el quedarnos y luchar o el atemorizarnos y huir, todo con el objetivo de salvaguardar nuestra integridad y asegurar la supervivencia de la especie.

Los problemas surgen cuando la ansiedad comienza no solo a ser más frecuente sino también comienza a interferir en eventos o situaciones de la vida diaria realmente inofensivas como lo es la fila del supermercado o hablar con un compañero de clase, es por eso que allí debemos poner atención para conocer cuál es el tipo de ansiedad al que no estamos enfrentando y poder así llevar un tratamiento adecuado para recuperar el control de nuestra vida diaria.

¿Qué es el trastorno de ansiedad anticipatoria?

¿Qué es el trastorno de ansiedad anticipatoria?
¿Qué es el trastorno de ansiedad anticipatoria?

Si bien, hemos leído en artículos anteriores que la ansiedad surge al momento de entrar a un ascensor o llegar a un lugar repleto de gente, es decir, la ansiedad se activa tras una estimulación o subida de estrés por diversas situaciones, también existe un tipo de ansiedad que si bien también se activa por estimulas suele responder más bien como un mecanismo de anticipación a determinadas situaciones previendo el desenlace o camino que tomarán, pongamos un ejemplo:

Una persona puede estar esperando a su madre que salió al mercado, ella le dijo que no tardaba, que regresaba temprano, en cambio ya han pasado un par de horas y no ha regresado. El chico comienza a preocuparse imaginando que ella pudo haber sido secuestrada, violada o cualquier otra situación negativa y llena de dolor, por lo que la ansiedad comienza a surgir impulsando no solo un ataque de ansiedad sino también el tomar decisiones equivocadas.

Lo que el chico no sabía es que su madre había encontrado a una amiga y estaban tomando un café, siendo esta respuesta natural de miedo, incertidumbre y angustia uno de los mecanismos de la ansiedad que si bien puede ser útil para asegurar nuestra integridad también puede provocar algunos daños sobre todo a la manera en que desempeñamos nuestra vida diaria pues los ataques no suelen ser aislados, al contrario, se presentan en situaciones similares día con día.

¿Cuál es el proceso de la ansiedad anticipatoria?

La ansiedad anticipatoria, al igual que el resto de los tipos de ansiedad, presenta un proceso de reacción el cual se ha estudiado para lograr conocer más sobre ella y sus tratamientos, solo que a diferencia del resto de ansiedades, esta suele presentar un proceso mucho más definido donde se comienza con una evaluación primaria de la situación para seguir después con una secundaria que presenta diferentes opciones a tomar al paciente.

Tras la evaluación secundaria viene la de eficacia, que considera las opciones, y la de resultados la cual dicta o los posibles resultados positivos o negativos para el paciente siendo esta última la que suele desencadenar ansiedad y estrés debido a que no solo presenta escenarios negativos, la mayoría de las veces sino también suele causar impactos fisiológicos provocando reacciones visibles, físicas, en el cuerpo del paciente.

¿Qué riesgos conlleva la ansiedad anticipatoria?

La ansiedad anticipatoria suele presentar una serie de riesgos para el paciente, pues en primer lugar se puede presentar al mínimo estímulo bastando con unos minutos de retraso, por ejemplo, para que los mecanismos se activen y no solo lleven a malos pensamientos, angustia, miedo o ansiedad sino también a tomar malas decisiones.

La ansiedad anticipatoria suele tener repercusiones muy marcada pues poco a poco va desgastando los lazos afectivos y las relaciones del afectado con su familia, amigos, seres queridos y pareja lo que conlleva al abandono o la soledad provocando que ahora se tenga ansiedad y depresión, dos padecimientos realmente riesgosos ya que uno puede detonar una crisis al otro llevando al individuo a poner en riesgo su salud y su vida.

¿Qué síntomas tiene la ansiedad anticipatoria?

La ansiedad anticipatoria suele presentarse de la misma manera que la ansiedad tradicional, TOC, ataques de pánico o cualquier otro tipo, lo único que cambia en función al resto de trastornos de ansiedad es el hecho de que el estímulo es distinto pues aquí la capacidad de prever el desenlace de situaciones futuras puede llevar a ataques de ansiedad bastante difíciles de controlar que ponen al paciente en riesgo de diferentes maneras.

Reconocer las causas de la ansiedad no solo es uno de los puntos más importantes sino uno de los primeros en el tratamiento pues al reconocer que situaciones nos causan ansiedad podemos también reconocer cuales son los síntomas y signos de estas crisis para así poder tratar de controlarlos y revertirlos, lo que también es parte básica del tratamiento que nos llevará inevitablemente a vivir una vida mejor sin sufrimiento y estrés.

Los profesionales en salud mental conocen de muy buena manera los síntomas por lo que ellos podrán hacer una serie de estudios médicos que arrojarán no solo que tipo de síntomas está causando las crisis de ansiedad anticipatoria sino también en que intensidad previendo así el tipo y la gravedad del padecimiento así como también el tratamiento a seguir; esto también lo puede hacer usted en casa pues muchos síntomas son más que evidentes.

Síntomas superficiales de la ansiedad anticipatoria

Los síntomas superficiales de la ansiedad anticipatoria suelen ser los más fácil de detectar pues incluso nosotros podemos percibirlos durante una crisis de ansiedad. Uno de los ejemplos más comunes es la sudoración pues ya sea en las manos, axilas, cuello o cabeza, el sudor suele ser detectable debido a que deja rastros, lo mismo sucede con la tensión pues al endurecerse los músculos podremos notar que se reduce nuestra movilidad.

Otros síntomas que muestra la ansiedad anticipatoria de manera superficial suele ser el clásico dolor de estómago que se produce con emociones como el miedo o angustia, dolores de cabeza que nublan el pensamiento y la capacidad de razonamiento o también los mareos que provocan una disminución en la capacidad de orientación y equilibrio o las náuseas que pueden llevarnos a no salir del baño o a no sacar la cabeza de un balde.

Síntomas más complejos de la ansiedad anticipatoria

Ansiedad anticipatoria
Síntomas más complejos de la ansiedad anticipatoria

Por otro lado podemos encontrar que existen algunos síntomas que suelen ser mucho más complejos de detectar debido al hecho de que para notar los cambios en el cuerpo se requieren algunos instrumentos médicos, es por eso que los expertos en salud mental solicitarán realizar una serie de estudios médicos, incluso con estimulación controlada, para así notar cuales son los síntomas que se ocultan y cuál es el grado de intensidad.

Síntomas como la taquicardia suelen apreciarse de mejor manera cuando se realizan estudios o de presión arterial o electrocardiogramas del corazón pues estos suelen mostrar la constancia y nivel de los latidos al igual que la presión arterial, otro síntoma estudiado en consultorios médicos es el cambio en la capacidad tanto de raciocinio como de pensamiento de los individuos pues los expertos en la psique son los únicos que pueden detectar los estados de ansiedad.

Conoce estos tratamientos naturales para la ansiedad anticipatoria

Muchas personas se encuentran en contra del uso de fármacos para el tratamiento de algunas enfermedades y padecimientos mentales debido al hecho de que suelen generar tanto repercusiones en el organismo como efectos secundarios por su naturaleza sintética, es por eso que se suelen preferir soluciones y remedios naturales que dejan fuera a los efectos secundaros y del uso de diversas drogas o químicos.

  • Autocontrol: El autocontrol es una de las opciones más simples pero también más complicadas para las personas pues implica el controlar sus pensamientos y alejar las ideas negativas remplazándolas por positivas. Para esto se puede hacer uso de distractores como la lectura, la televisión, alguna manualidad, las películas o la música pues a través de estos suelen alejarse las ideas negativas y llegar el optimismo.
  • Ejercicio físico: Ejercitar al cuerpo no solo sirve como distractor haciendo que nos enfoquemos en la actividad a realizar y no en la ansiedad anticipatoria sino también tiene el beneficio de provocar que el cerebro libere ciertas hormonas como la dopamina que además de calmar al cuerpo suelen tener efectos de felicidad y positivismo. El ejercicio físico suele ser una gran opción como terapia de relajación y anti ansiedad.
  • Otros tratamientos: Existen opciones alternativas a los fármacos tradicionales pero que de igual manera se ocupan de uso de medicamentos o remedios naturales. Esto se puede apreciar con medicinas tradicionales como la China o la herbolaria Mexicana las cuales hacen uso de raíces, plantas, hojas, frutas y más para combatir trastornos de todo tipo. De igual manera técnicas ancestrales como la acupuntura ayudan.

¿Cómo tratar la ansiedad anticipatoria?

Para curar cualquier tipo de enfermedad, trastorno o padecimiento primero se necesita de un diagnóstico certero, el cual solo se logra al visitar a un experto, profesional o especialista el cual usará todos sus conocimientos y recursos como estudios médicos o análisis del paciente para encontrar el tipo de ansiedad, sus causas y sus detonantes para así poder sugerir un tratamiento que puede ir desde uno sin fármacos hasta uno con fármacos o remedios naturales auxiliares así como terapia o tratamiento presencial con él.

Debemos saber qué tipo de ansiedad padecemos, por eso la importancia de visitar a un especialista, pues la ansiedad se presenta en diferentes formas como la ansiedad anticipatoria, crisis de pánico, estrés y ansiedad, TOC o incluso en forma de síndromes como el llamado síndrome de las piernas inquietas.