La ansiedad en el embarazo

La ansiedad en el embarazo. El embarazo es una etapa de gran relevancia en la vida de toda mujer, es por esto que no es nada anormal que la involucrada experimente un estado de ansiedad por la experiencia tan importante que atraviesa. Lo que no es normal es que este estado se mantenga por largos periodos de tiempo y cambie de forma rotunda su estilo de vida impidiéndole realizar sus actividades cotidianas.

¿Qué hacer si experimenta ansiedad en el embarazo? ¿Cómo controlar el sentimiento de angustia y de estrés? ¿Cómo eliminar el miedo? Estas inquietudes se resolverán en este artículo y además se explicará cada punto para que usted pueda sentirse más tranquila y acompañada a lo largo de todo su proceso. El punto de enfoque principal es que el embarazo representa el inicio del ciclo de la vida.

¿Por qué puede surgir la ansiedad en el embarazo?

¿Por qué puede surgir la ansiedad en el embarazo?
¿Por qué puede surgir la ansiedad en el embarazo?

¿A qué se debe la ansiedad en el embarazo? Primero se debe tener en cuenta que cuando una mujer queda embarazada sufre un desajuste hormonal que generará un cambio en sus actitudes. La inestabilidad emocional dirá presente y la embarazada estará más sensible con respecto a todo lo que la rodea. Por otro lado, también se debe tener en cuenta el miedo y la responsabilidad que representa traer a un pequeño al mundo.

El trabajo, las labores del hogar, el percatarse de que no se pueden hacer con la misma facilidad actividades cotidianas son factores que pueden ser causantes de la ansiedad en el embarazo. Asimismo, los factores externos como por ejemplo: Problemas de pareja, mudanza, situación de su país; entre otros pueden afectar en mayor medida a una mujer embarazada. También se debe resaltar que algunas mujeres son más propensas que otras a experimentar este estado por factores genéticos.

A pesar de que es importante la pregunta de las causas, lo principal es reconocer que son normales. De por sí, si el ser humano experimenta ansiedad en circunstancias normales no es nada raro que lo haga en un momento tan vital como es traer a una persona al mundo. Por otro lado, tras identificar las causas se debe medir las reacciones y síntomas de la afectada para poder tener una idea de cómo se debe actuar.

Miedo al parto o a morir en el proceso

Este miedo se presenta más que todo en las madres primerizas y puede ser uno de los principales causantes de la ansiedad en el embarazo. ¿Quién no tendría miedo? Se sabe que el proceso de parto tanto natural como por cesárea es doloroso lo que obviamente genera pavor en la mujer. El simple hecho de imaginarlo puede ponerle la piel de gallina a más de uno y si el estado de zozobra es por este hecho, la pareja o los familiares juegan un papel fundamental.

Si se percatan de que la embarazada sufre por este pánico las mujeres experimentadas en la tarea, pueden contarle sus experiencias. Del mismo modo, todas aquellas personas que sean importantes para la futura madre, puesto que unas palabras de aliento pueden ser ideales en cualquier momento. Si el miedo persiste y se mantiene a pesar de todas las acciones realizadas se debe consultar con el obstetra.

¿Hay algún modo de evitar que surja la ansiedad?

No hay un modo como tal que se pueda decir que fue probado y aprobado por científicos; pero sí hay ciertas cosas que se pueden realizar para evitar estar más propensos a este mal. Por ejemplo, si la mujer embarazada tiene un trabajo muy agotador lo ideal es que se retire con bastante tiempo de anticipación para no sentirse frustrada con el exceso de trabajo.

La familia también juega un papel fundamental, al igual que las relaciones sanas. Evitar los problemas, las situaciones que puedan alterarle y mantenerse informado y en control médico para que sea un especialista que decida cómo se puede actuar para llevar un balance de los cambios hormonales. La mujer debe eliminar de su vida todo aquello que le perjudique o le haga sentir triste.

¿La ansiedad en el embarazo puede tener efectos negativos en el bebé?

No hay estudios que lo afirmen del todo, pero diversas investigaciones sobre los problemas de ansiedad en el embarazo han obtenido como resultado que las mujeres que padecen este estado, podrían correr mayor riesgo de tener un parto prematuro. Cabe destacar que no son resultados concluyentes.

Del mismo modo, el Colegio de Obstetras y Ginecólogos de EE.UU. ha relacionado estas complicaciones en el parto  (Ya sea un parto muy lento, rápido o asistido con fórceps) con la ansiedad y la depresión. Se resalta nuevamente, que los resultados no son concluyentes y por ende no se trata de una afirmación. Lo que sí está demostrado, es que en términos generales pasar por este mal en un momento tan trascendental como este no es nada sencillo.

Síntomas que por lo general experimenta la mujer

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad en el embarazo? Para poder saber y reconocer si padece este mal, primero tiene que conocer lo que significa experimentar ansiedad. Como ya se ha mencionado en este blog, este estado del hombre existe desde el inicio de los tiempo jugando el papel de un mecanismo de defensa; entre sus síntomas más resaltantes encontramos el estar alerta, las palpitaciones, sudoración, mareos y hasta falta de aire.

Temblores, falta de sueño, pérdida del apetito, cambios de humor, dolores en el cuerpo y sigue en aumento la larga lista de síntomas. Porque la verdad la ansiedad y sus síntomas varían en cada persona. Se estima que un 60% de las mujeres están más expuestas a sufrir un trastorno de ansiedad.

Por otro lado, hay diversos trastornos de ansiedad y llegado a este punto la mujer y sus allegados deben estar informados para que sepan reconocer si la embarazada padece alguno. Por esto, es importante la investigación para poder identificar lo que es normal y lo que no. En un inicio se señaló que es normal sentirse un  poco ansioso, pero no es normal que ciertas sensaciones y emociones cambien de forma negativa su vida.

La lucha contra la ansiedad debe iniciar

La lucha contra la ansiedad debe iniciar
La lucha contra la ansiedad debe iniciar

En el camino a la maternidad se percatará de que hay factores que podrá controlar, pero siempre habrá otros que no. La aceptación y la comprensión de los efectos naturales será un paso para reconocer que está pasando por un proceso que de forma obligatoria le traerá cambios. ¿Qué hacer para controlar la ansiedad en el embarazo? No hay una solución mágica, pero lo que sí hay son opciones.

La buena alimentación y el cuidado de la salud jugarán un papel fundamental. También se debe resaltar que si el problema persiste y se mantiene por un mes usted deberá estar en control con un médico. Buscar ayuda psicológica no debe ser motivo de pena o vergüenza. Todo lo contrario, recuerde que está trabajando por el bienestar de usted y su bebé.

No haga caso de los rumores de personas desinformadas

Siempre hay alguien que cree tener las respuestas de todo, pero la verdad es que no tiene las respuesta de nada. No se deje llevar por las personas que quieran asustarle o ponerla nerviosa. Este tipo de individuos sobran y en vez de aportar restan. Tampoco es bueno que discuta con estos simplemente obvie cada una de sus palabras.

¿Cómo sabrá quién tiende a hablar sin fundamentos? ¡Simple! Para esto usted deberá estar bien informada. El conocimiento es poder y estando de su lado evitará que otras personas quieran llenarle la cabeza de ideas que no tienen base y se generan por medio de mitos. Busque fuentes confiables e investigue todo lo que deba investigar.

Cómo combatir el estrés y eliminar las preocupaciones

A continuación le indicaremos algunos tips que podrá poner en práctica para eliminar el estrés y las preocupaciones de su vida. Esto no solo le servirá en el embarazo, sino también tras finalizar el periodo de este. Tenga en cuenta que las preocupaciones no traen ningún beneficio y solo hacen trabajar su cerebro más de la cuenta.

  • Aléjese de las preocupaciones: Si hay factores que le preocupan en su trabajo ¡Déjelo! Si tiene una amiga que dice cosas que le alteran ¡Evítela! Y en dado caso que no pueda huir del problema enfréntelo y conclúyalo.
  • Haga lo que le guste más a menudo: Puede participar en actividades como el yoga o la meditación. Si le gusta la música puede apuntarse en unas clases, todo es cuestión de que haga aquello que le haga feliz.
  • Enfóquese en lo positivo: Muchas veces tendemos a ver lo malo de las cosas sin rescatar los puntos buenos. Traer al mundo a un bebé no es fácil; pero la felicidad que involucra es incomparable. Resalte eso.

Por último usted debe…

Relajarse. ¡Viva en calma! El tiempo ya dirá cómo se irán desarrollando las cosas. Si tiene problemas económicos o problemas con su pareja dese un respiro. Cuando algo malo sucede es porque algo bueno se aproxima. Un final es el inicio de algo bueno. Está prohibido cerrarse a las nuevas oportunidades.

Tenga fe, crea en usted, en sus cualidades y en sus puntos buenos. Reconozca que está pasando por un proceso totalmente normal y que es normal que ciertas emociones le embarguen; sin embargo no deje que estas la dominen. En nueve meses traerá a la tierra a una criatura maravillosa, en nueve meses usted será capaz de dar vida a otro ser. Recuerde eso.