Comer de forma compulsiva puede evitarse, solo requiere esfuerzo y compromiso del paciente

tratamiento de ansiedad por comer

Tratamiento de ansiedad por comer. La ansiedad por comer es conocida como esa necesidad imperiosa de ingerir cualquier cosa en determinado tipo de situaciones con la finalidad de calmar la angustia causada por la misma. Esta es una forma poco sana de tratar la ansiedad y es considerada como una complicación del mismo trastorno, es muy importante que si la persona desarrolla este hábito consiga inmediatamente un tratamiento de ansiedad por comer para evitar que la situación empeore.

Comer de forma compulsiva puede evitarse, solo requiere esfuerzo y compromiso del paciente

tratamiento de ansiedad por comer

Comer de forma compulsiva puede evitarse, solo requiere esfuerzo y compromiso del paciente

En cuanto a si es posible evitar que la comida deje de ser un ansiolítico para las personas que sufren este tipo de ansiedad, la respuesta es sí. Un sí rotundo según expertos, lo único es que es un proceso lento y adaptativo que requiere mucha cooperación y voluntad del paciente para lograr una curación total, esto puede ser difícil al principio pero con un tratamiento adecuado es completamente posible.

El paso principal de este tratamiento de ansiedad por comer es visitar a un psicólogo que dicte un diagnostico claro

Una vez que el paciente admite que tiene un problema y que no lo está manejando de la mejor manera lo primero que debe hacer es dirigirse a consultar un psicólogo. El tratamiento de ansiedad por comer es un proceso lento que inicia con un diagnóstico del psicólogo, una vez que se determina que en efecto el paciente come por ansiedad se procederá a determinar las causas de esto.

La ansiedad por comer puede tener múltiples razones por eso se inicia con un tratamiento de los síntomas

Antes de averiguar a profundidad a través de experimentación e interrogación las razones específicas de activación de la ansiedad, se dictará un tratamiento para los síntomas. Distintos entrenamientos psicológicos con sustitución de hábitos son útiles en esta parte del tratamiento, por ejemplo, decirle al paciente que cuando tenga ansiedad en vez de recurrir a la comida haga ejercicios de respiración.

Las técnicas cognitivo conductuales son el tratamiento por preferencia de los expertos en el tema

tratamiento de ansiedad por comer

Las técnicas cognitivo conductuales son el tratamiento por preferencia de los expertos en el tema

Estas incluyen técnicas como el autocontrol a través de la observación del consumo de comida y las acciones que lo desencadenan junto al planteamiento de metas a corto plazo y realistas. La restructuración cognitiva, como lo dice su nombre, es hacerle entender al paciente que ciertas situaciones no tienen que traer pensamientos negativos, se le ayuda a comprender y analizar.

Existen distintos focos de tratamiento, por ejemplo, en muchas mujeres la apreciación propia es un método recomendado

Este es un fenómeno que ocurre tanto en hombres como mujeres pero muestra una prevalencia estadística hacia las mujeres y es la apreciación del ser. Cuando la persona sufre de baja autoestima, depresión, etc., es más propensa a sufrir de ataques de ansiedad que se solucionen comiendo causando un círculo vicioso que necesita ser roto para poder sanar de verdad.

Muchas veces se trabaja con el paciente en una manera distinta de afrontar las adversidades en busca de que estas sustituyan el comer

Desarrollar una nueva conducta alternativa que no sea comer para afrontar los problemas es una meta que debe plantearse. Se busca que este nuevo método sea una conducta más sana, como por ejemplo, técnicas para reducir el estrés y entrenamiento en habilidades sociales y solución de problemas que vuelvan a la persona en un ser más asertivo que no vea a la comida como una solución.

Dieta y ejercicio, es un tratamiento general para las personas con este trastorno que ayuda con las repercusiones y causas de la enfermedad

Con la dieta y el ejercicio se busca que la persona distraiga su mente de las situaciones estresantes y también que las enfrente; esta es una buena manera de combatir los síntomas de ansiedad por comer, por ejemplo. Este método además de ayudar a solucionar las causas también ayuda a tratar las repercusiones que una vida de malos hábitos alimenticios ha traído consigo, como el sobrepeso, cansancio y riesgos de la salud (diabetes, cardiopatías, etc.).

  • Dieta: Una reducción significativa en el consumo de grasas y en especial del azúcar tienen un gran impacto a nivel fisiológico que ayuda al cuerpo a evitar comer por ansiedad. Cuando se come sano se entrena psicológica y físicamente para que el cuerpo no necesite estas comidas siempre; usualmente los ansiosos buscan consumir azúcar porque esta trae inmediato placer.

  • Ejercicio: Expertos aseguran que una caminata o la práctica de cualquier deporte aumentan la calma mental de la persona gracias a las grandes cantidades de serotonina que secreta el cuerpo durante estas actividades. Con ejercicio constante la persona también distrae su mente y se ve en situaciones a las que no está acostumbrada; lo cual es un beneficio.

Cuando se trata de un tratamiento de la ansiedad hay que recordar que la constancia es primordial

Una persona tiene que dedicarse completamente a mejorar su situación, la ansiedad es un trastorno serio que no debe ser tomado a la ligera. Es importante que el paciente no se aísle de la sociedad y que busque ayuda cuando la necesite. Recuerde que si el tratamiento de ansiedad por comer que usa no le es cómodo no tiene que forzarse busque una nueva perspectiva y verá que mejorará eventualmente.

ARTÍCULOS RELACIONADOS