Ansiedad por la comida

Ansiedad por la comida. ¿Qué es la ansiedad y cómo se manifiesta? Es importante resolver esta pregunta antes de iniciar con este tema. Por otro lado, este mal está ampliamente relacionado con la ingesta de alimentos, esto debido a que cuando las personas se encuentran inquietas o estresadas, una de las formas de desquitarse o alejar pensamientos poco deseados es comer.

Si bien es común que tras estar varias horas sin comer, la falta de azúcar que se produce ocasiona que el cuerpo desee comer alimentos con altas cargas calóricas, el no poder contralar estos deseos y llevarlos a cabo de manera compulsiva, es un signo de alerta. Los horarios de las comidas (desayuno, almuerzo, merienda y cena) tienen una razón de ser.

Todos los trastornos alimenticios están relacionados con factores emocionales. El hecho de comer impulsivamente no es un factor detonante, sino más bien una consecuencia de algo que le está ocurriendo al organismo, se esté o no consiente de esto. Sin embargo, la ansiedad por la comida puede ser controlada si se siguen ciertas rutinas.

¿Por qué se come en exceso produciendo ansiedad por la comida?

¿Por qué se come en exceso produciendo ansiedad por la comida?
¿Por qué se come en exceso produciendo ansiedad por la comida?

En el mundo existen una gran variedad de personalidades, algunos individuos tienden a ser más vulnerables al estrés o al exceso de preocupaciones, y esto no hace más que empujarlos a una de las salidas más sencillas que es la de comer. Pero ¿por qué se produce ansiedad por la comida?

Comer compulsivamente no solo es eso, detrás de esa conducta hay algo que lo ha provocado. Tristeza, preocupación, irá. Lo esencial es reconocer de qué se trata, y si se desconoce el origen, realizarse un autoexamen para poder avanzar en el proceso de superación.

Si bien las causas pueden ser múltiples, la más común corresponde a la baja autoestima. Tener una autoestima débil es sumamente peligroso para las personas, porque esto lo que hace es exhibir su vulnerabilidad abiertamente. En cambio, cuando alguien tiene una autoestima alta se le nota y siente más feliz, activo y fuerte.

Los alimentos que se deben ingerir para evitar la ansiedad por la comida

Por más increíble que parezca, uno de los tratamientos naturales para tratar la ansiedad por la comida está en precisamente los alimentos que se ingieren, y la dieta que se sigue. El gran enemigo es en definitiva la sensación del hambre, de no quedar satisfechos con las comidas establecidas.

Pero si se consumen alimentos ricos en vitaminas B (aumentan la formación de serotonina), magnesio (cuyas propiedades relajantes mantienen un ritmo cardiaco estable), y otros componentes, esas ganas impulsivas por comer serán disminuidas notablemente. Por ello hay que tener en cuenta los beneficios de los siguientes alimentos.

La fibra, uno de los mejores aliados para tratar la ansiedad por la comida

Ingerir alimentos ricos en fibra es fundamental para que la persona se sienta saciada, lo que se traduce a menor sensación de hambre y ansiedad. Entre ellos se encuentran alimentos como pastas integrales, pan integral, arroz integral, frutos secos, entre otros.

Cabe destacar que los alimentos cocinados resultan más saciantes que los crudos. Pero esto tampoco quiere decir que por ello, se prescindirá de comidas como ensaladas y frutas, porque las mismas continúan siendo un infaltable en cualquier clase de dieta sana y efectiva.

El triptófano, un aminoácido esencial para el organismo

El triptófano es un aminoácido que luego de complejos ciclos del metabolismo se transforma en serotonina. La serotonina por su parte, es un neurotransmisor que participa en el control del apetito, además de que está ampliamente relacionado con los estados de ánimo.

Por esto, comer alimentos que lo contienen es una buena idea para disminuir la ansiedad por la comida . Entre ellos están las proteínas animales como carnes, pescados, y huevos; algunas frutas como la piña; frutos secos como la almendra y nuez; y lácteos diversos.

Omega 3, otro indispensable

El omega 3 es famoso por su gran variedad de características, entre las cuales se incluye la ayuda que brinda para aliviar los síntomas de ansiedad por la comida y nervios. Los alimentos ricos en omega 3 son por excelencia los pescados azules. También los frutos secos.

Los cereales integrales por igual, aportan vitamina B (que impulsa el triptófano sea serotonina). Si se desea tomar esta vitamina al comer se pueden llevar a la mesa alimentos con copos de avena, germen de trigo o levadura de cerveza.

Carbohidratos complejos, para el aumento de la serotonina

Los carbohidratos complejos como son el caso del pan, cereales, arroz, galletas, lentejas, pastas, patatas, entre otros, contribuyen al aumento de la serotonina en el organismo. Como consejo, es recomendable que estos traten de ser integrales para que así aporten más fibra, y también esto se debe a su menor índice glucémico.

Es decir, que los niveles de glucosa en las sangre no van a aumentar igual de rápido que si se tomasen carbohidratos complejos refinados. De esta manera, la sensación de estar saciado  durará por mucho más tiempo, como agregado los niveles de insulina tampoco aumentaran drásticamente, y así la grasa no se acumulará.

El magnesio y su capacidad de calmar el nerviosismo

Parte esencial de la ansiedad al comer se centra en el nerviosismo que produce. Al tener la necesidad de ingerir alimentos de alto contenido calórico, son los nervios que no son calmados los que impulsan al individuo a ir por la comida.

Por ello, un buen aporte de magnesio ayudará con la ansiedad por la comida. Algunos de los alimentos de dónde se puede extraer el magnesio son por ejemplo, unas 4 o 5 nueces al día, alimentos integrales, verduras de hoja y por supuesto, las legumbres.

¿Cómo controlar la ansiedad por la comida de manera sencilla?

Pero no solo los alimentos contribuyen al manejo de crisis de ansiedad, también lo hacen ciertas técnicas que puede pasar fácilmente como parte de una rutina sana. No tienen mucha complicación, y en realidad si se mantienen en la vida, generarán muchos beneficios.

Es impresionante como procesos tan simples pueden brindar grandes diferencias en el cuerpo humano. Lo que implica que este tipo de ansiedad tiene una solución y solo hay que prestar atención a lo que más conviene al sistema como tal.

Iniciar y mantener una rutina de ejercicios constante

Realizar ejercicios de por sí, ayuda a la persona a mantener un cuerpo en forma. Pero otro de sus beneficios es el de controlar la ansiedad al comer. Mantener una rutina de ejercicios constante acostumbra al individuo a la actividad física.

Tal es el caso de salir a trotar temprano por la mañana, cuando se corre no solo el cuerpo se mantiene activo, sino que la mente se distrae. Y allí está la clave. Es importante buscar maneras de distraerse para alejar los pensamientos que indiquen que es necesario comer compulsivamente.

Si usted tiene ansiedad por la comida, busca una distracción

Como ya se había mencionado, encontrar una distracción que aleje el pensamiento de que se necesita comer es fundamental para el control de la ansiedad por la comida. La idea es conseguir una actividad que realizar, que haga actuar en algo diferente que sea el buscar alimentos.

Algunas maneras de distraer la mente pueden ser leer algún libro, realizar una llamada telefónica a un amigo o familiar, ver algún programa de televisión, o intentar adquirir algún pasatiempo nuevo, para que así la concentración en realizarlo sea mayor.

Es válido recurrir a los remedios caseros

Los remedios caseros para controlar la ansiedad por la comida, son otra alternativa a tomar en cuenta. Entre ellos se encuentran infusiones como las de la manzanilla, la valeriana y el té verde. Sus propiedades relajantes ayudan a estar más tranquilos, y a conciliar mejor el sueño.

Un sueño de buena calidad estimula la leptina, que está encargada de indicarle al cerebro que se encuentra satisfecho. La tensión es aliviada con el consumo de estas bebidas calientes, que también pueden ser tomadas en la mañana.

Consejos rápidos para alejarse del excesivo consumo de comida

A veces las ganas de comer algo a la medianoche, o cuando se está preocupado por alguna eventualidad, se trata de un escape, lo cual no está nada bien. Hay que controlar estos impulsos, y mantener a raya el estrés y la frustración.

Sin embargo, cada vez que lleguen este tipo de pensamientos hay que conocer y aplicar una forma para no caer en la tentación de comer por comer. Así que a continuación se mencionarán consejos rápidos para no comer excesivamente:

  • Beber dos litros de agua por día: Beber agua de por sí es sano, se recomienda que se trate aunque sea de dos litros, pero esto también ayuda a saciar y eliminar toxinas del cuerpo. Por igual, se pueden tomar otros líquidos como sopas vegetales e infusiones.
  • Comer entre 4 a 5 veces por día: Si se sufre de ansiedad por la comida, no hay que saltarse las comidas. Controlarla no implica pasar hambre. La clave está en aprender a reconocer el hambre de la ansiedad. También hay que tomarse el tiempo adecuado para masticar bien los alimentos.
  • Tener organización: Hay cosas que son evitables al máximo, tal es el caso de la hora para las compras. Por ejemplo, no se tiene que ir a comprar alimentos cuando se acerque la hora de la comida, porque se comprarán alimentos muy calóricos al tener hambre. Se debe hacer y seguir una lista.

Aprender a tener control sobre la ansiedad por la comida

Comer por comer, porque se desea en exceso, o por capricho solo conseguirá que se tengan más ganas de comer. Dulce o salado, acido o picante, sea lo que sea que se ingiera, si no se detiene de una forma sana, las ansias continuarán hasta interferir con la calidad de vida.

Por ello es importante seguir una dieta balanceada con alimentos ricos en serotonina, establecer un horario de comidas fijo, tomarse su tiempo a la hora de comer, y por supuesto, adecuar a la rutina algún tipo de ejercicio, bien sean simples caminas o la práctica de algún deporte.