Un tratamiento psicológico es primordial para un paciente con trastorno de ansiedad

Ansiedad: Todo lo que necesitas saber

Contenidos mostrar

Todo lo que necesitas sobre la ansiedadEl ser humano goza de un maravilloso sentido de la razón otorgado por millones de años de evolución, este sentido de la razón nos mantiene con vida y nos ayuda a mantenernos a salvo. Una de las respuestas comunes del ser humano ante situaciones estresantes es la ansiedad, es decir, ese estado de preocupación que nos lleva a tomar una decisión donde no exista ninguna consecuencia.

ARTÍCULOS DE ESTA CATEGORÍA

Introducción 

Los estados de ansiedad son una respuesta normal e inocua del cuerpo y es incluso hasta beneficiosa en muchos casos. Pero qué ocurre cuando deja de presentarse exclusivamente en momentos de adrenalina o estrés y empieza a aparecer en todo momento haciendo que la persona se sienta en un estado de miedo y agitación constante sin alguna razón.

Este trastorno es sorprendentemente común en una alta tasa poblacional a nivel mundial, los expertos lo han dividido en múltiples clasificaciones pero el más común es el trastorno de ansiedad generalizada o TAG. Este TAG tiene repercusiones tanto físicas como psicológicas en toda persona que lo padece, afectando no solo su propio cuerpo sino también sus relaciones personales del día a día.

La principal característica de todos los trastornes es un constante estado de miedo

La principal característica de todos los trastornes es un constante estado de miedo donde el paciente sufre de muchas preocupaciones sin una razón muy clara. Existe la ansiedad por el trabajo, por la familia, la ansiedad social en específico o incluso por el simple hecho de la interacción con otro ser humano, esto limita mucho a la persona y lo afecta biopsicosocialmente.

Existen múltiples razones que puedan llevar a la persona a sufrir de un trastorno de ansiedad generalizada, aunque ninguna está científicamente comprobada, hay muchas teorías. Por ejemplo, varios expertos en el ámbito de la salud explican que el TAG está medido por factores genéticos hereditarios, también es posible que el ambiente y la personalidad de la persona creen esta situación.

Un tratamiento psicológico es primordial para un paciente con trastorno de ansiedad

Ansiedad

Un tratamiento psicológico es primordial para un paciente con trastorno de ansiedad

Antes de empezar a buscar remedios caseros por internet o peor, empezar a tomar cualquier clase de fármacos para poder eliminarla, es necesario visitar a un profesional psicológico que le diga que es bueno para la ansiedad. Un diagnóstico claro y certero es la herramienta fundamental para tratar a un paciente con este trastorno, ya que a partir de ese diagnóstico se decidirá qué abordaje tomar.

La intervención terapéutica posterior al examen diagnosticado lleva a cabo acciones y tratamientos en pos de mejorar el diagnóstico de los cuadros de ansiedad. A parte también se trabajará con aspectos más generales que engloban la actitud y el ambiente que experimenta el paciente, con un enfoque principal dirigido a tratar una crisis de ansiedad y a encontrar las razones específicas que la desatan.

Normalmente en un principio cuando el paciente empieza a consultar a un psicólogo para saber exactamente como quitar la ansiedad, el abordaje es superficial. Se sigue un proceso rutinario para que el paciente pueda disminuir los efectos físicos de la ansiedad como la sudoración, el nerviosismo, la hiperventilación, etc.
 
Una vez que se ha indicado una rutina para que el paciente disminuya los síntomas de la ansiedad en su rutina diaria se procede a tratar de encontrar los impulsos que generan este estado ansioso. Como ya se explicó antes, muchos pueden ser los factores desencadenantes pero una vez que se tienen bien claro cuáles son estos, el tratamiento puede ser bastante más efectivo.

La cooperación del paciente es importante en este laborioso proceso y es que como con toda enfermedad, la colaboración médico-paciente es el punto clave de la sanación. Pregunte a su doctor que puede hacer usted exactamente en su día a día para mejorar su situación y si existe algún remedio casero que pueda tomar para sanarse. Verá usted mismo cómo la ansiedad se cura.

El paso a paso de un tratamiento es bastante generalizado y trabaja en general con aspectos psicológicos

Para cumplir con el proceso de obtener un diagnóstico preciso, el medico deberá realizar una anamnesis bastante completa, no evada ningún detalle, recuerde que todo lo que diga es confidencial. Con un vasto conocimiento de sus antecedentes, factores desencadenantes, predisposicionales y los tratamientos anteriores, el doctor puede tratar de manera más efectiva la enfermedad.

Al igual el estado del paciente y el ambiente que habita en combinación con sus capacidades y limitaciones son factores que afectan de manera directa su ámbito psicológico y su posterior tratamiento. Es necesario que si el paciente no ve el tratamiento decidido dentro de sus posibilidades o si no se siente muy cómodo con él se lo notifique a su doctor para que este adopte otro enfoque.

Una buena guía seria realizar un esquema explicativo de la actitud del paciente y de todas las variables que pueden o no afectarlo. De esta manera la persona con ansiedad generalizada entiende de una manera más dinámica qué es lo que lo está afectando principalmente y qué prácticas o hábitos puede realizar o evitar para alcanzar la meta de curar la ansiedad de manera rápida y efectiva.

Finalmente, para el tratamiento en sí se toma en cuenta todo lo antes descrito para la elaboración de unos objetivos o metas que puedan ser evaluados y una rutina secuencial ordenada que debe ser acatada de manera estricta. Esta rutina trabaja con los medios y capacidades que el paciente está dispuesto a conceder o que demanda para su comodidad. Este es el tratamiento psicológico en sí.

Los remedios caseros son un buen acompañante para los métodos psicológicos

Existen en línea un sinfín de consejos y trucos que usted puede realizar desde la comodidad de su hogar para poder superar de manera efectiva el trastorno de la ansiedad. Estos son buenos hasta cierto punto ya que muchos de esos remedios caseros prometen una cura milagrosa que en realidad no existe y que puede decepcionar al paciente y aumentar los síntomas de la ansiedad o depresión.

Recuerde que esta es una enfermedad seria y debe ser tratada de tal modo, por esto le recomendamos que si gusta de practicar alguno de estos remedios siéntase libre de hacerlo con toda su voluntad pero no convierta todo el tratamiento únicamente en ellos. La mejor opción es utilizarlos como un método de disciplina y de relajación en combinación con su tratamiento psicológico.

Por ejemplo, las bebidas relajantes como el té de manzanillas y el té verde son ampliamente recomendados en casos de ansiedad depresiva, ya que estos poseen cualidades relajantes naturales que ayudan a calmar la mente y el cuerpo. Incluso también la aromaterapia con esencias de jade y lavanda poseen la capacidad de ayudarlo a relajar sus sentidos. El ejercicio también ayuda.

Recuerde siempre estar bien alimentado, muchas veces el hambre causa ansiedad que significa que la persona está afligida. Solucione esto con un buen desayuno, con la inclusión de fuentes de omega-3 en su dieta como la del pescado y manteniendo uno que otro aperitivo a la mano siempre como una bolsa de nueces o una barra de chocolate que sacie su apetito en cualquier momento. 

Cómo prevenir y combatir los ataques de pánico causados por la ansiedad

Ansiedad

Cómo prevenir y combatir los ataques de pánico causados por la ansiedad

La ansiedad es un problema que empieza en la cabeza, es por esto que el paciente debe trabajar para que pueda actuar la mente sobre el cuerpo. Esto se logra con una rutina de ejercicios que tienen como objetivo hallar una alternativa a todas las situaciones desencadenantes de ansiedad que experimenta la persona, es decir, alterar el problema o enfrentarlo para que deje de existir.

Una buena manera de lograr este cometido es principalmente tomarse las cosas con calma. Una percepción propia de la magnitud de los problemas que afrontamos puede ser el factor que nos ayude a darnos cuenta de que cada situación comprometedora no evoluciona hasta ser el fin del mundo. Tomarse las cosas con calma y darse un tiempo para sí mismo puede marcar la diferencia.

Dejar de lado la procrastinación es de igual manera un buen consejo para evitar sufrir de constantes ataques de pánico. Si evitamos dejar para mañana lo que podemos hacer hoy, no se acumularan nuestros deberes y responsabilidades lo que nos da un tiempo extra para poder, en serio, relajarnos y cumplir el paso de tomar con calma las cosas con más facilidad dejando de lado la.

Principalmente notamos que las responsabilidades y el estrés diario es lo que causa muchas veces estos ataques de ansiedad, por eso lo mejor es hacer lo que podemos y tomarnos tiempo para nosotros. Dejar de comprometernos con proyectos que no podemos cumplir solo porque tenemos miedo a decir que no y empezar a descansar sin miedo a la opinión ajena, es difícil pero posible.

Algunos expertos recomiendan que la mejor manera de superar el problema de ansiedad es afrontarlo directamente de manera que deje de asustarnos. Sabemos que esto suena difícil pero por supuesto es un proceso que lleva mucho tiempo y dedicación, la exposición al miedo puede ser prolongada, autoproclamada o programada, de la manera en la que el paciente se sienta cómodo.

Síntomas que puede presentar un paciente en el momento de sufrir un ataque de pánico

Los ataques de pánico son uno de los desenlaces menos deseados de un paciente pero en caso de que sucedan es importante conocer como son para aprender cómo combatir la ansiedad de una manera efectiva. La mejor manera es frenar el impulso desencadenante de la ansiedad si es posible una vez que empiece a notar la presencia de cualquiera de estos síntomas y así evitar que empeore.

En si los doctores han definido a los ataques de pánico como la aparición súbita de un intenso miedo y preocupación producto de un factor desencadenante que llega a su máxima expresión en cuestión de minutos y causa al menos cuatro de los síntomas que serán enlistados a continuación, estos ataques de pánico no suelen tener una duración prolongada pero son bastante traumáticos para el paciente.

Los síntomas más comunes de un ataque de pánico son: la aparición de palpitaciones y un aumento notable de la frecuencia cardiaca, sudoración, temblor, miedo a morir, sensación de hormigueo en las extremidades, rápido aumento o descenso de la temperatura corporal, nauseas, dificultad para respirar, hiperventilación, dolor en el pecho, inestabilidad, alucinaciones e incluso desmayo.

Es importante tener siempre presente una rutina que nos ayude a tratar estos ataques de pánico. Algunas personas tienen ciertos dispositivos o juguetes que distraen su mente de la situación presente, otros tienden a optar por la meditación, es decir, cuando se empieza a presentar la crisis de ansiedad la persona se sienta en un lugar alejado y practica técnicas de respiración para mejorar.

Terapia conductivo-conductual para combatir de manera específica las crisis de ansiedad

Un común desencadenante de la ansiedad como ya se mencionó anteriormente, es la interacción social de cualquier tipo en el día a día. A esto se llama agorafobia y se presenta cuando el paciente quiere ordenar comida, expresar su opinión, pedir un favor, etc. Hoy en día algunos estudios indican que el mejor abordaje para esto es una terapia conductual y una exposición programada.

Lo principal es hacerle entender al paciente cuál es su padecimiento y de todos los síntomas que el doctor observa en el para que pueda estar consciente de lo que enfrenta. Luego preparar al paciente con técnicas de respiración para usar en caso de que se vea afectado, también hay rituales que son particulares de la persona. Recuerde evitar en lo posible las pastillas para la ansiedad.

Técnicas cognitivas como una visión clara de la realidad es buena, es decir, desmentir el hecho de que todas las situaciones son de vida o muerte y agregarle un poco más de realidad. También es saludable la aceptación de las emociones y una buena expresión de ellos, de esta manera no ocultamos nada y hacemos saber a las personas que se preocupan por nosotros, cuándo no estamos cómodos.

También hay que recordar que muchos de los pacientes que sufren de esta clase de trastornos no están solos en esto, tienen compañeros, familiares y amigos que pueden ayudarlo a superar su condición. Esto quiere decir que es importante tener presente que no hay que pasar por esto solo. Siempre pide ayuda si te consideras ahogado con los pensamientos y sentimientos de ansiedad. 

Ansiedad crónica y ansiedad cognitiva, dos enfermedades parecidas pero que es importante conocer sus diferencias

Ya se han establecido de manera clara los síntomas de la ansiedad y depresión y de cómo combatirlos, ahora es momento de adentrarse de una manera un poco más específica en dos tipos importantes de ansiedad, la ansiedad meramente cognitiva y la ansiedad crónica que si bien puede obtenerse una a partir de la otra es primordial diferenciarlas para evitar que esto ocurra de manera definitiva.

Una de las razones por la cual es importante saber que es la ansiedad cognitiva y que es la ansiedad crónica es que si conocemos cuál es nuestra afección y la clasificamos es más fácil llegar a ese abordaje ideal. Si sabemos que sufrimos de una ansiedad cognitiva podemos dar con la razón condicional de esta y así evitarla o sobrellevarla. Existe un test de ansiedad para este uso específico.

La ansiedad y el tratamiento deben ejecutarse de una manera ideal o puede empeorar a un estado más grave en el que quizás ya sean necesarias las medicaciones. Inclusive, un trastorno de ansiedad generalizado cognitivo puede evolucionar hasta volverse crónico, es aquí cuando se vuelve un problema más grave y es más difícil saber cómo superar la ansiedad.

  • Ansiedad cognitiva: Muchos estudios describen a la ansiedad cognitiva como esa preocupación y nerviosismo que la persona común puede experimentar ante la presencia de algún evento desencadenante. Esto altera de manera considerable su rendimiento durante el día y su desenvolvimiento en un ambiente en el que tiene que convivir con otras personas diariamente.

    Ejecución y asignaciones de grandes responsabilidades que el paciente no está listo para afrontar suelen ser los activadores fundamentales de la ansiedad en esta persona. Esto libera grandes cantidades de adrenalina en el cuerpo que terminan cansándolo e incluso pueden evolucionar hasta convertirse en una crisis de ansiedad que se manifiesta como un ataque de pánico.

    Cuando se presenta este tipo de ansiedad es bastante normal que se observe al paciente sufriendo de episodios paralelos de depresión. Esto se debe a la gran onda de pensamientos negativos que invaden su mente al verse sobrepasado por sus responsabilidades aquí se debe tratar la ansiedad de una manera psicológica eliminando todas esas creencias dañinas.

  • Ansiedad crónica: Cuando la incertidumbre se vuelve una constante en la vida del paciente aumentan sus miedos irrazonables por un futuro incierto. Es aquí cuando la ansiedad entra en una etapa de cronicidad y ya la persona se vuelve más difícil de tratar ya que puede presentar una crisis en cualquier momento desprovisto de cualquier estimulo o insinuación.

    Cuando la ansiedad llega a este estado se vuelve mucho más peligrosa para la persona porque esta suele aislarse del mundo inundado por sus pensamientos y miedos. El paciente en este estadio se niega a salir de su hogar, a trabajar, a interactuar o incluso le da ansiedad por comer. La persona pierde la capacidad de pensar con claridad y dilapida la razón humana normal.

    Una de las razones para que la ansiedad llegue a este nivel tan grave es que muchas personas que la sufren tienden a ocultar esta ansiedad de sus más allegados por miedo a que lo consideren como algo muy raro. Esto solo colabora a la misma enfermedad ya que el paciente se esmera tanto en ocultar su condición sumando esto a sus preocupaciones; lo cual lo empeora todo.

¿La ansiedad alguna vez desaparece o tiene una cura definitiva?

Ansiedad

¿La ansiedad alguna vez desaparece o tiene una cura definitiva?

Desde un inicio se dejó en claro que existían tres factores importantes para que se desarrollara el fenómeno de la enfermedad o trastorno de ansiedad generalizada. Estos tres factores son los agentes predispocisionales, los factores activadores y los de mantenimiento. Todos y cada uno de estos entes son importantes en el desarrollo de la enfermedad y hay que estar conscientes de ellos.

En si la aparición aguda o leve de la ansiedad no se debe únicamente a uno de estos factores, es más bien una combinación de dos o más agentes. Es decir, una combinación de aspectos biológicos, genéticos, psicológicos, conductuales, etc., que convergen en una sola persona y determinan un trastorno ansioso de intensidad mediada por la fuerza de los síntomas.

¿En algún momento de la vida se detiene la ansiedad? En si la ansiedad no desaparece por completo ya que la persona tendrá que exponerse a situaciones que le causen ansiedad de manera rutinaria, pero esta ansiedad puede mejorar convirtiéndose en un reflejo normal que muchas personas padecen y que pueden manejar, con remedios para la ansiedad y tratamientos para la ansiedad.

Si la duda fuese si la ansiedad y estrés persistirán por el resto de la vida del paciente inhibiéndole realizar sus tareas diarias y siéndole una limitación grave para su desarrollo como ser humano, la respuesta sería no, ya que con un amplio trabajo y esfuerzo y múltiples técnicas de entrenamiento conductual y cognitivo el paciente puede superar las barreras impuestas por el estrés y la ansiedad.

Existen casos donde las los cuadros de ansiedad son superficiales y estos, con unos meses de terapia, hacen más fácil saber cómo disminuir la ansiedad. Pero en los casos donde las causas de la ansiedad son crónicas la enfermedad no desaparece por completo pero puede ser más llevadera y reducir sus efectos sobre el cuerpo en gran cantidad. Usualmente se necesitan medicamentos para la ansiedad.

Recuerde que sin importar los tipos de ansiedad que existan se debe seguir un tratamiento cómodo para evitar problemas de salud. Con el tiempo vera que no es necesario seguir un tratamiento vitalicio, como en la ansiedad y embarazo, que es un caso pasajero. Aunque en casos crónicos como la ansiedad de comer el significado de ansiedad cambia al igual que debe modificarse el abordaje de esta.

Te Muestro los Métodos Para La Ansiedad Los Cuales Están Considerados Métodos Muy Efectivos Y De Gran Ayuda.