Tipos de ansiedad

Tipos de ansiedad comunes

Tipos de ansiedad. La ansiedad, en sus expresiones más moderadas, forma parte de la vida normal de todas las personas, son nervios y ansiedad lo que sentimos ante un examen final en la universidad, en la primera cita con esa persona que nos deslumbró al conocerle, la sienten los padres cuando se acerca el momento del nacimiento de su niño(a), en fin, no es algo negativo, pero como todo, tiene que tener un nivel “sano” de manifestación, de lo contrario, es síntoma de algo que debe preocuparnos.

De manera puntual, podemos decir que la ansiedad sale de su manifestación normal cuando pasa de ser efecto de un momento de estrés e incertidumbre y empieza a ser un síntoma constante que altera la memoria, la concentración o las relaciones del día a día del paciente. Es normal en una persona con trastornos de ansiedad que empiece a tener discusiones con familiares o cercanos. Es hora de consultar al doctor.

Los especialistas siempre tratarán de determinar un diagnóstico lo más exacto posible en cuanto a la intensidad del problema del paciente; la ansiedad, como todos los trastornos mentales, tiene distintos niveles de manifestación y afectación en el paciente y en base a ello se determinan distintos tipos de ansiedad, que a su vez conducen a distintos tratamientos, entre los tipos de ansiedad tenemos:

Tipos de ansiedad comunes

Tipos de ansiedad

Tipos de ansiedad

  • Ansiedad generalizada: El número de personas que sufre de este tipos de ansiedad es mucho mayor al que se maneja y diagnostica médicamente. Es reconocible por afectar el desempeño del paciente de manera notable, con síntomas como sudoración, nerviosismo… al menos durante 6 meses la mayor parte del día. No siendo su origen traumático, hay terapias que normalmente resultan en la pronta curación del paciente y su estabilidad.

  • Trastorno de ansiedad por separación: Muy recurrente en niños pequeños, este tipos de ansiedad se da cuando las personas no desarrollan, por diversas razones, sentido de independencia necesario para conocer el mundo, en el caso de niños jugar con sus amigos, sin buscar constantemente a sus padres. Si bien en cierto grado es algo natural en los más pequeños, cuando es muy frecuente se considera un trastorno o tipos de ansiedad.

  • Trastorno Obsesivo Compulsivo: Este se manifiesta a través del desespero, la obsesión del paciente por alguna acción que su mente le pide hacer. Puede ser desde apagar todas las luces de la casa (caminar mucho rato revisando una y otra vez) hasta revisar el nivel de aceite en el motor del auto. Siempre se caracteriza por una recurrencia a alguna acción física que parece haber quedado pendiente para el paciente.

  • Fobia Social: Es bastante delicado aunque no tiene necesariamente un origen traumático. La persona siente que será rechazado o señalado por la sociedad, de ahí que los que sufren este trastorno evitan apariciones en público, poco gustan de juegos, salir a la playa, son confundidos con solitarios tímidos, pero en realidad es una enfermedad seria y debe ser tratada para evitar consecuencias mayores.

La ansiedad no es más que una Alteración del estado mental

La ansiedad no es más que una alteración del estado mental que nos mantiene alerta ante cualquier situación de peligro, este estado es algo totalmente adaptativo debido a que el ser humano la posee desde que existe para proteger su integridad en el medio ambiente hostil donde vivía.

Hoy en día se aplica a situaciones que representen un desafío más cotidiano como conservar nuestro trabajo u obtener una promoción en el, por lo que se considera mas una patología debido a que al sufrir un aumento repentino genera síntomas de malestar constantes que pueden llegar a afectarnos en sobremanera.

Aunque se cree que la ansiedad no es más que la muestra de un conjunto de síntomas que pueden a llegar a producir malestares generalizados, se tiene plenamente identificado gracias a los estudios constantes realizados a este trastorno que son sumamente variados los diferentes tipos de ansiedad que pueden llegarse a padecer. 

Diferencias entre los tipos de ansiedad que se pueden manifestar en las personas.

Es bastante común sufrir un solo tipos de ansiedad, aun así existen otros trastornos que no son relacionadas en primera instancia con esta pero que desde el punto de vista médico proceden de la misma patología. Podemos diferenciar los tipos de ansiedad de manera sencilla

La ansiedad generalizada es aquella que sufrimos de manera constante y que sobrepasa una simple preocupación o temor ante cualquier situación, es muy simple poder diferenciarla del sentimiento de alerta de un nivel de ansiedad normal debido a que tiende a extenderse por un periodo superior a los seis meses.

El pánico es algo más que un simple síntoma de ansiedad generalizada, en la ansiedad generalizada se puede tener sensaciones de preocupación o temor constante que no van más allá de sentimientos de temor infundido, sin embargo con el pánico es algo mas que va mas allá.

Se caracteriza por tener un fuerte efecto psicológico llegando a producir problemas incluso físicos que terminan por generar dolencias muy molestas y casi intolerables, lo que lo hace uno de los tipos de ansiedad más dañinos de los existentes.

EL tipo obsesivo compulsivo se caracteriza por desviar la conducta de la persona que la sufre, causando que se cambie cierto parámetros de comportamiento necesarios para tener una vida social normal, la interacción se vuelve difícil debido a que se deben respetar de manera compulsiva cierto parámetros que no permitimos sean alterados.
Esto conlleva a dejar de relacionarse o al abandono de actividades que podrían colaborar con la reducción de la ansiedad en sí misma, permitiendo el aislarse totalmente de su entorno en los casos más severo de ​estos tipos de ansiedad.

El estrés post traumático es lo que los especialistas han identificado clínicamente como ansiedad traumática para las personas que desarrollan este tipo de trastorno, si bien ocurre por eventos externos esta también está sumamente ligada a eventos del tipo traumáticos vividos sobre todo en la niñez.

Estos limitan hasta cierto punto la conducta de la persona en edad adulta, por lo general se manifiestan por un disparador en específico y deben ser tratadas más que todo con terapia conductual.

Trastorno de ansiedad por Estrés postraumático

El trastorno de ansiedad por estrés postraumático viene dado por episodios vividos por el paciente, siendo estos tan traumáticos, que su cerebro reacciona a la defensiva no solo ante algún elemento físico (lugar, objeto, melodía…) que le haga recordar lo vivido, sino a veces el mismo recuerdo llega a su cerebro y le causa la sensación de ansiedad descontrolada.

Más allá de la dificultad de la persona para sobrellevar lo vivido en su pasado y que le ha marcado, el estrés postraumático no se considera el más “peligroso”, ya que el paciente no suele poner en riesgo la vida de las personas a su alrededor, sin embargo, se conocen casos extremos, pocos, en los que un paciente que no ha sido diagnosticado/tratado, termina quitándose la vida por el tormento de los recuerdos que conducen, para el caso del estrés postraumático, incluso a paranoia (en casos de violación o haber sido secuestrado(a), por ejemplo.

Agorafobia

Es uno de los tipos más particulares de ansiedad, ya que normalmente se refiere a algún episodio de pánico vivido por el paciente, grabando en su cerebro de tal forma dicho episodio, que la persona termina evitando incluso exponerse a estar cerca de vivir lo mismo. El resultado común es un encierro. Termina siendo la única manera de que el paciente esté 100% seguro de no vivir otro episodio de pánico, aunque de por sí, ese comportamiento es otro tipos de ansiedad.

Se diferencia de la ansiedad por estrés postraumático y de la fobia, en que estos se presentan motivados a un elemento en específico, bien sea algo ocurrido en sus vidas (estrés postraumático) o a un animal, hecho, sensación, que les aterra, que a veces nace también de un suceso quedando como una fobia, pero no siempre nace de un hecho real vivido, en el caso de la agorafobia, se le teme a la sensación de ansiedad y pánico en sí misma y no a elemento subyacente alguno.

Pánico

Conocido como un tipos de ansiedad extremo, hablamos de pánico cuando la persona presenta breves pero intensos episodios de miedo. En público, una persona que es presa de pánico puede poner en riesgo a quienes estén a su alrededor ya que la reacción de alguien que entra en pánico, es impredecible. Podría lanzarse contra los autos, lo mismo que prender la alarma de incendio, solo por mencionar algunas acciones.

El pánico presenta como característica singular que la persona no solo es víctima de la ansiedad extrema en el momento del ataque, sino que luego queda con un temor intenso a que este se vuelva a repetir. Es normal que una persona que vive un gran episodio de pánico sienta (y sea evidente) como su respiración se altera por pocos minutos, luego se calma un poco y vuelve. Es característico del pánico, picos intensos seguidos de un aparente descanso.

Los riesgos al momento en que se presenta un ataque de pánico pueden ser mortales. Hay que recordar que si varias personas en un sitio son víctimas del pánico, todo puede ser un desastre, se conocen casos en que, durante un terremoto, personas que pudieron salvarse murieron por pelear por salir primero. Esto ocurre porque el pánico nubla momentáneamente la razón y la persona hace cosas ilógicas en medio del desespero. Es importante por ello, conocer algunas sintomatologías de los ataques de pánico.

Síntomas físicos

  • Dolor en el pecho (o molestia): Cuando hiperventilamos o incluso con alteraciones leves de la respiración, es común que nuestro ritmo cardíaco se acelere, nos ocurre al trotar, por ejemplo. Con los ataques de pánico, al ser una aceleración incontrolable, puede sentirse un dolor en el pecho producto de ello que, aunque no suele ser grave, evidentemente puede ser fatal si se trata de una persona con problemas cardiovasculares.

  • Desmayos – mareos: Una persona que no controla un ataque de pánico puede incluso sentirse desubicada y perder la coordinación correcta de sus extremidades, todo ello ocurre por el estrés al que es sometido el cerebro en tan corto lapso de tiempo, aunado a los síntomas psicológicos que suman fuerza a estos efectos que son los responsables, lamentablemente de caídas por escaleras, o personas atropelladas al cruzar la carretera en medio de un ataque de pánico.

Síntomas mentales

Irrealidad: Es una sensación muy desagradable para el paciente, pues siente que se está volviendo loco(a), cuando alguien se encuentra desubicado, fuera de sí, sin saber qué hace o busca en el lugar donde está, muchas veces la crisis termina en un llanto prolongado hasta lograr controlarse o ser ayudado para hacerlo. Es poco común, pero es un síntoma del pánico extremo.

Miedo a morir: Es poco común, pero también en casos muy extremos, se conocen pacientes que, en pleno ataque de pánico empiezan a decir o gritar que se van a morir, el desespero les lleva a pensar de inmediato que su muerte es inminente, paradójicamente, si no se controlan, la muerte puede sobrevenir pero a consecuencia de correr atravesando una calle, por ejemplo.

Importancia de conocer los tipos de ansiedad

Tipos de ansiedad

Importancia de averiguar los síntomas de la ansiedad

Más allá del hecho irrefutable de que el diagnóstico de la ansiedad, igual que para todos los trastornos mentales, tiene que ser producto de una evaluación profesional. Son varias las razones por las que es conveniente que una persona como usted sepa diferenciar entre ​el tipos de ansiedad, podría ser la diferencia que ayude y quizás salve la vida a otra persona en su trabajo, en la casa o en cualquier lugar público. Entre otras cosas nos permite:

  • Ansiedad por separación: Si entendemos que este tipos de ansiedad es un sentimiento común en los niños que ha sido llevado al extremo, bien por una crianza excesivamente apegados a sus padres o por otras razones, sabremos que no hay motivo de mayor alarma y mucho menos de actuar sobre la persona que muestra síntomas de ansiedad por separación.
  • Estrés postraumático: Para estos casos no es inteligente tratar de “persuadir” a la persona para que se sienta mejor, es trabajo de un profesional, pues reposa sobre hechos reales que quizás han afectando durante años a esa persona, decir: “cálmate, ya pasará”, no ayuda. El paciente siente que no es comprendido.

  • Pánico: Conocer los síntomas de pánico nos pueden ayudar a salvar una vida, no solo asegurándonos que la persona no corra donde no debe ni afecte a otros durante la crisis, sino revisando que no se acelere demasiado y no entre en problemas de respiración que repercutan gravemente en su salud.

Sigmund Freud considera estos tres tipos de ansiedad

Tipos de ansiedad

tipos de ansiedad de Sigmund Freud​

Freud era consciente de la importancia de la ansiedad. Fue uno de los primeros escritores en sostener que la ansiedad era un elemento crítico de la neurosis. Freud distinguió entre ansiedad “objetiva” y “neurótica”. Con objetivo, Freud se refería a la respuesta que tenemos ante un peligro externo o una lesión esperada. La ansiedad neurótica se asemejaba a la flotación libre y era probable que obstaculizara o incluso paralizara las acciones. Freud también escribió sobre una forma de ansiedad que no era infundada, sino que se basaba en uno o más hechos o situaciones reales o irreales. Hoy, pensamos en esto como fobias.

Sigmund Freud hace mención a tres tipos diferentes de ansiedades:

  • La primera es la ansiedad realista, a la que normalmente se le conoce como miedo. Si usted se siente en una situación peligrosa y potencialmente mortal, puede experimentar ansiedad realista.

  • El segundo es la ansiedad moral. Esto es lo que se siente cuando la amenaza no viene del mundo físico exterior, sino del mundo social o cultural interiorizado del Super Yo. De hecho, es sólo otra palabra para referirse a los sentimientos como vergüenza, culpa y temor al castigo.

  • La última es la ansiedad neurótica. Este es el miedo a ser invadido por impulsos de identificación. Si alguna vez has sentido que estabas a punto de “perder”, perder el control, tu temple, tu racionalidad o incluso tu mente, has sentido una ansiedad neurótica. Neurotic es en realidad la palabra latina para nervioso, así que esto es ansiedad nerviosa. Es este tipos de ansiedad lo que más intrigó a Freud, y normalmente lo llamamos ansiedad, simplemente.

    Basado en la teoría freudiana, la ansiedad es el núcleo de la teoría psicoanalítica de los afectos (sentimientos) y desde el comienzo del pensamiento psicoanalítico se ha considerado fundamental para la comprensión del conflicto mental. En sus primeros estudios, Freud, según su modelo de descarga temprana de la función mental, consideraba la ansiedad como una “transformación tóxica” de la libido descargada. Este fracaso de la secreción podría ser fisiológico (“realista”), como en el caso del coito interrumpido u otras prácticas sexuales incompletas o insatisfactorias, resultando en “neurosis real” o “neurosis de ansiedad”; o podría surgir de la represión (o su fracaso), como síntoma de la presión continua de deseos inaceptables, lo que condujo a “psiconeurosis”, histeria y obsesiones.

    Por lo tanto, la ansiedad desempeña un papel crucial en la preservación del cuerpo del peligro físico o psicológico. La condición de “nunca más” nos es familiar a todos los que hemos sido heridos, heridos o simplemente abrumados. El miedo a la disolución del ego, a la desintegración o a dejar de ser, es una situación de ansiedad primitiva para todos nosotros. Se pensaba que tenía conexiones con el trauma del nacimiento, pero más tarde pensadores psicoanalíticos, como Melanie Klein y el propio Freud en sus obras posteriores, lo vinculan con el miedo al instinto de muerte o a la agresión que opera en su interior.

Comprensión familiar con la ansiedad

Las terapias grupales para problemas de ansiedad han ido evolucionando para ser más eficaces y en estos momentos, algunos profesionales apuntan a la terapia familiar. Explicar a todo el grupo familiar el problema REAL del paciente, que todos expresen como se sienten y buscar elementos para la convivencia diaria sin que el problema de ansiedad les arrastre o afecte sus relaciones.

Es importante cuidar mucho expresiones desagradables para con personas que pasan por crisis de ansiedad, no están simulando, no quieren llamar la atención y, en todo caso, esos síntomas siempre deben ser conducentes a un tratamiento profesional que descarte un caso de ansiedad real como trastorno mental o avise de la existencia del mismo, abriendo paso a terapias y tratamientos conducentes a su cura.

Conoce Mas a fondo diferentes tipos de ansiedad

tipos de ansiedad

Muchos podemos pensar que la mayoría de las enfermedades y afecciones se limitan a enfermedades causadas por diferentes virus y bacterias, hongos o esporas que causan daño en los sistemas del cuerpo; eso no es así pues al igual que existen enfermedades como las estomacales existen enfermedades relacionadas con la psique humana y que afectan a las personas en su día a día impidiendo así desarrollar su vida con normalidad.

Estas enfermedades son muy conocidas y cada vez más comunes pues el estrés y otros factores han hecho que cada vez más personas desarrollen diferentes trastornos como la ansiedad la cual es definida como un padecimiento normal, que gran cantidad de personas han experimentado a lo largo de su vida identificándose como una serie de sensaciones las cuales nos llevan a sentir desde angustia por la incertidumbre hasta terror y desesperación.

Como ya mencionamos, es normal sentir angustia ya que encontraremos situaciones que nos llevarán al límite haciendo que nuestro corazón se acelere; el problema se encuentra cuando los síntomas no solo son más frecuente sino también comienzan a afectar la vida diaria de las personas alejándolas, retrayéndolas, haciéndolas sufrir. Es importante determinar cuáles son los tipos de ansiedad, de las existentes, que estamos experimentando para así tratarlo ¿Necesitas ayuda? Sigue leyendo el artículo

Lo mejor para la ansiedad: Conocer sus tipos

En el papel es fácil definir la ansiedad pues de acuerdo con diversos organismos como la sociedad Española para el estudio de la ansiedad y el estrés, esta emoción es natural y suele venir dentro de otras sensaciones como el estrés siendo que la ansiedad surge en momentos de apremio donde tanto la adrenalina como la incertidumbre aumentan en nivel: exámenes, viajes, fiestas, relaciones, etc.

Es importante determinar cuáles son los tipos de ansiedad que estamos padeciendo para así poder evitar el sufrir ataques de ansiedad cada vez más fuertes o constantes, pues al lograr prevenir estas crisis logramos mejorar substancialmente nuestra calidad de vida pudiendo desempeñarnos nuevamente en situaciones de estrés sin temer a los ataques de ansiedad los cuales forma un círculo vicioso pues tanto las situaciones de estrés causan ansiedad como el miedo mismo a sufrir de un ataque causa ansiedad.

Cada uno de los tipos de ansiedad que actualmente se han encontrado responden a diferentes situaciones de estrés tanto sociales como personales pues una persona puede reaccionar negativamente a eventos sociales como una cola en el supermercado o personales como dar los buenos días a un chico en el colegio; cada tipo tiene sus síntomas propios, sus detonantes y también diferentes maneras de tratarlos por lo que debemos saber que siempre habrá una opción para ti.

Situaciones personales como detonantes

La ansiedad es un padecimiento que puede comenzar en nuestro interior con situaciones personales las cuales son el detonante pues algunos tipos como la llamada ansiedad generalizada, la ansiedad por separación, trastorno obsesivo compulsivo o los trastorno de angustia son detonados por situaciones personales donde la capacidad de tolerar el estrés, las capacidades de reacción y las emociones son llevadas a un nivel donde las personas activan sus alarmas internas comenzando así las crisis.

Por lo regular los padecimientos de ansiedad relacionados con causas a nivel personas están íntimamente relacionadas con situaciones traumáticas, como sucede con el estrés post traumático por ejemplo pues personas que han estado en la guerra o en eventos impactantes pueden relacionar esta situación y experiencia negativa con situaciones de su vida diaria, esto es común que sucede pues desde un sonido fuerte hasta un olor pueden detonar crisis de ansiedad a nivel personal.

Por otro lado están las afecciones a nivel social

Así como existen trastornos de ansiedad relacionados directamente con sucesos, experiencias personales y situaciones personales, también existen tipos que están directamente relacionados con experiencias y con eventos sociales como lo es hablar en público, hacer filas para algún juego, atracción o cualquier tipo  en general así como también fobias específicas relacionadas con la vida diaria: espacios cerrados, movimiento e incluso colores o formas.

La ansiedad social suele impactar directamente con la manera en que una persona se desenvuelve en la vida diaria, pues una crisis de ansiedad puede ser detonado con tan solo entrar en la cabina de un ascensor como también puede detonarse con tan solo esperar en la fila del cajero automático, siendo una de las clasificaciones más duras en cuanto a ansiedad se trata pues la ansiedad de tipo social lleva a los sujetos a aislarse de cualquier contacto con el mundo externo.

¿Cómo saber si tienes ansiedad y su tipo?

El diagnóstico es fundamental para el tratamiento de cualquier tipo de enfermedad o afección pues la precisión de un diagnóstico deriva en la eficacia y eficiencia de un tratamiento, es por eso que en las situaciones de ansiedad es necesario determinar no solo los tipos de ansiedad y en qué nivel la sufrimos sino también el detonante para así proceder a un buen tratamiento.

Controlar la ansiedad es algo que se pueden conseguir de una manera sencilla y bastante exitosa si el individuo decide cooperar por lo que el primer paso para lograr vencer a la ansiedad es el decidirnos por acudir con un especialista, el cual realizará una serie de pruebas y hará uso de sus años de estudio y experiencia para determinar no solo el tipo de ansiedad que padecemos sino también para decirnos cuál es el camino a seguir y el tratamiento.

Usted debe sentirse reconfortada con el hecho de que no es ni la primera ni la última persona con este padecimiento pues muchas personas no solo han sufrido de ansiedad sino también han logrado salir adelante y ahora llevan una vida tranquila, satisfactoria y feliz. Es por eso que recomendamos encarecidamente buscar no solo a un profesional con buenas cartas, experiencia y estudios sino también que nos brinde confianza y paz, que sea amable y cálido.

¿Cómo se diagnostica los trastornos de ansiedad?

tipos de ansiedad

Conforme la ciencia fue evolucionando también lo hicieron otras ramas de estudio como la medicina o la psicología permitiendo así desarrollar nuevas herramientas para entender los padecimientos de la psique humana. Esto ha permitido que la ansiedad ahora pueda ser diagnosticada con mucha mayor precisión a pesar de que la ansiedad no suele reflejarse en estudios clínicos como laboratorios o rayos X, solo en análisis por parte de expertos.

Los expertos en psicología y psiquiatría han sido entrenados para poder identificar los síntomas de ansiedad y poder así determinar la naturaleza y el tipo del padecimiento. Debemos responder con sinceridad ante los cuestionamientos de los profesionales pues a través del diálogo, la perspectiva y el análisis se va excavando poco a poco dentro del paciente permitiendo no solo conocer de manera más cercana al padecimiento sino también se logra aclarar el panorama al paciente.

El papel de las pruebas en el diagnóstico

El análisis no suele ser la única herramienta que tienen los profesionales en la salud mental para detectar a la tan común y preocupante ansiedad pues conforme la ciencia fue avanzando también las pruebas relacionadas con la ansiedad. Podrá encontrar que con la finalidad de confirmar el diagnóstico se suelen requerir de algunos exámenes médicos adicionales que permiten conocer como la ansiedad, una enfermedad abstracta, genera síntomas físicos visibles.

Una de estas herramientas es el uso de los llamados test de ansiedad los cuales a través del uso de preguntas específicas logran conocer cómo sería la reacción del sujeto ante ciertos estímulos; preguntas de todo tipo  como las de proyección que permiten poner al paciente en una situación sin ser real, arrojan una gran cantidad de información la cual es vital para lo que vendrá después. De igual manera estos test se pueden presentar en formas tanto impresas como digitales y alternativas.

¿Cuáles son los indicios de que padezco ansiedad?

Es importante conocernos, conocer nuestro cuerpo, como pensamos y como nos desenvolvemos en ciertas situaciones pues esto  no solo permite que tomemos ventaja al mejorar nuestras debilidades y hacer crecer nuestras fortalezas sino también nos da la gran capacidad de conocer que algo va mal, que algo está pasando, que estamos sufriendo una crisis de ansiedad

  • Sudoración: ¿Te sudan las manos cuando se acerca un examen, la chica que te gusta o en una fila en el banco? La sudoración es uno de los síntomas más evidentes de ansiedad pues en momentos de estrés, incertidumbre y angustia el sudor comienza a escurrir ya sea por la frente, en las manos o en cualquier otra parte del cuerpo demostrando así que el sudor se relaciona con la ansiedad y con los nervios en ciertas situaciones.
  • Taquicardia: Una de las señales más reveladoras, aunque complicada de detectar sin entrenamiento, es la taquicardia pues con el aumento de la frecuencia cardiaca se revela que algo está pasando en el cuerpo, algo que está haciendo que se aumente el ritmo cardiaco y el cuerpo demuestre ansiedad. Por lo regular la frecuencia cardiaca suele aumentar junto con la sudoración en situaciones de estrés como las anteriormente mencionadas.
  • Sensaciones respiratorias: Al afectarse órganos como el corazón, el cual aumenta en palpitaciones, presión y frecuencia, los pulmones también suelen responder provocando que haya diferentes sensaciones causadas por la ansiedad. Es por eso que podremos notar que la sensación de falta de aire, de respiración cortada o incluso de mareo y nauseas son causadas por la respuesta natural del cuerpo a situaciones extremas de estrés, ansiedad y miedo.

Como tratar el trastorno de ansiedad

Superar la ansiedad está en tus manos pues solamente tú serás quien tenga en sus mano la solución, el tratamiento, el cual comienza con la determinación de cambiar tu vida, dejar de lado todo lo que te ata y comenzar a vivir realmente, el primer paso comienza con la determinación de visitar a un profesional de la salud mental además de que podemos cooperar al abrir nuestra mente, estar dispuestos a trabajar y poner todo de nuestra parte para que tanto el diagnóstico como el tratamiento sea exitoso y así evitar los daños que los diferentes tipos de ansiedad, te recomendamos conocer más sobre la ansiedad anticipatoria, que tienen en nuestra vida.

ARTÍCULOS RELACIONADOS