Cómo eliminar la ansiedad y el miedo

¿Cómo eliminar la ansiedad y el miedo?. Algunos factores, enfermedades y reacciones de nuestro organismo tienen tales connotaciones y complejidad, que es extremadamente difícil controlarles y más aún eliminarlas, tal es el caso de eliminar la ansiedad y el miedo, dos elementos que no solo son confundidos como una misma cosa (aún cuando regularmente van unidos no necesariamente significan lo mismo), sino que las personas suelen tratar como algo superficial, error común que conlleva a fallas en el tratamiento de los problemas que generan.

Para empezar a entender como eliminar la ansiedad y el miedo debe tenerse claro que, cuando hablamos de ansiedad, nos adentramos en el mundo de los trastornos mentales, es decir, problemas que solo pueden tener solución con una atención correcta y concreta sobre la base de los mismos, que es un asunto psicológico. En cuanto al miedo específicamente, cuando va relacionado con la ansiedad, lo recomendable es buscar ayuda profesional, como todo elemento derivado de la ansiedad tiene que pasar por tratamiento profesional sobre la base del problema.

El tema más difícil de atacar es el círculo vicioso que se crea entre la ansiedad y el miedo, por eso es tan contraproducente tratarles por separado, aún cuando no están necesariamente unidos, es primordial que las fases de atención, el tratamiento psicológico que requiere el trastorno e incluso los medicamentos, de ser necesario, todo debe ser revisado, evaluado y aprobado por expertos en la materia.

Eliminar la ansiedad y el miedo

 

Conociendo los síntomas de la ansiedad y el miedo

Para eliminar la ansiedad y el miedo hay que conocer bien los síntomas. Algunos síntomas de ataque de ansiedad y miedo son claramente identificables desde un ámbito general, es decir, para ambos elementos, al estar unidos en la manifestación del trastorno de ansiedad, confluyen algunos síntomas en común, pero existen por separado algunos síntomas físicos y otros psicológicos fácilmente diferenciables. Es importante saber reconocer los síntomas para así tener más claridad en la manera de hacer frente tanto en el momento como luego, al buscar ayuda profesional.

Entre los síntomas comunes en una persona con ansiedad y miedo se encuentra la creación de un círculo vicioso del cual difícilmente el paciente logra salir solo. La agorafobia es el tipo de ansiedad que más fácilmente grafica este problema. No solo es la crisis de ansiedad el problema, sino el temor, el miedo constante del paciente a volver a experimentar tal crisis, lo cual lleva a que salga menos, hable menos, afecta su comunicación e incluso desemboca en fobia social.

Hablamos de un círculo vicioso pues, dado que las personas vivimos en sociedad, siempre tendremos que salir por determinadas razones, si el paciente no controla el miedo en estas salidas las crisis pueden empeorar lo cual a su vez lleva a un miedo mayor por volver a salir y así sucesivamente. Estos círculos se repiten hasta que el paciente o sus familiares se deciden a buscar ayuda profesional para tratar el problema como se debe.

Síntomas físicos de la ansiedad y el miedo

Son varias las manifestaciones físicas que nos permiten notar que un paciente presenta un cuadro de ansiedad y miedo, es muy importante estar atentos a estos síntomas tanto en nosotros mismos como en las personas con quienes convivimos, atender pronto el problema es clave para eliminar la ansiedad y el miedo. El síntoma más común son las manos sudorosas, el paciente empieza a presentar un sudor incontrolable en sus manos que, en algunas ocasiones, llega a notarse en otras partes del cuerpo.

Otro síntoma reconocido de este trastorno son las afecciones estomacales, aunque no son recurrentes en todos los pacientes, es relativamente común encontrarse personas que, ante situaciones o estados de ansiedad o miedo extremos, presentan problemas estomacales severos. De igual manera, temblores y ocasionalmente hormigueo en las piernas y manos, suelen dar cuenta como expresión física de que la persona se encuentra ante una clara crisis de ansiedad.

Manifestaciones psicológicas de la Ansiedad y el miedo

Sin ánimos de enredar a nuestros lectores, debemos aclarar que el miedo puede considerarse una de las manifestaciones psicológicas de la ansiedad, en todo caso, hay muchas otras manifestaciones que suelen acompañar a estas dos como la pérdida de la memoria, no de manera definitiva pero sí con lapsus mentales cada vez más frecuentes que dejan ver el problema y nos dice claramente que estamos ante un trastorno mental.

Un nivel de baja autoestima suele acompañar a las personas que presentan cuadros que conjugan ansiedad y miedo, por lo complejo del problema, es normal que a partir del desespero y la frustración y según el tiempo que tenga el paciente con síntomas, este se sienta atrapado en una enfermedad que no le permitirá desarrollarse a nivel personal ni tratar de manera normal con otras personas. Mientras más se sienta atrapado el paciente, más avanza la enfermedad.

Los mejores pasos para eliminar la ansiedad y el miedo

Aún cuando es un problema bastante complejo, hay elementos que se corresponden de manera general con un tratamiento efectivo del mismo y, por supuesto, debemos iniciar por la terapia psicológica si queremos eliminar la ansiedad y el miedo. No hay trastorno mental que pueda tratarse con posibilidades de éxito si no se incluye la terapia psicológica. Solo pensando en la raíz del problema y buscando los elementos causantes del mismo se puede pensar en una solución de fondo de la enfermedad.

La terapia grupal presenta la gran ventaja de poner cara a cara a varias personas con el mismo trastorno, lo cual incide de manera directa en los factores que repercuten en la autoestima del paciente. Si la persona escucha los problemas de gente con una situación similar a la suya, automáticamente tendrá la sensación de tener un problema común a varias personas, no sentirse raro o distinto, bajando con ello la presión social por causa de la ansiedad y el miedo.

Por otro lado, la terapia familiar presenta algunas ventajas incluso superiores a la terapia grupal para superar la ansiedad generalizada, y es que facilita un canal seguro y constante de comunicación efectiva entre el paciente y sus familiares. Muchas veces, la vergüenza que hace presa en los pacientes afecta su comunicación con familia y amigos, otras veces, el desconocimiento de la gravedad del problema, hace que familiares y allegados se tomen un problema serio como drama o ganas de llamar la atención de parte de la persona afectada.

Aprende a reconocer los problemas de ansiedad y miedo en niños

Eliminar la ansiedad y el miedo

 

En el caso de los niños, su desarrollo hace normal que, para muchos factores desarrollen por un lado la curiosidad de experimentar y conocer cosas nuevas, y por el otro el miedo/ansiedad por lo desconocido. Es cuando esta ansiedad o miedo se vuelven un asunto repetitivo e incontrolable cuando los padres deben buscar ayuda profesional pues, sin duda, se está ante un trastorno mental que debe tratarse seriamente.

A nivel técnico, lo más común en los niños es la ansiedad por separación, esta se manifiesta con diversas señales de que el pequeño no acepta separarse de sus padres ni tratar con extraños fuera de su núcleo familiar más cercano, siempre prefiere quedarse en casa que salir a jugar con amigos u otros familiares más allá de papá o mamá. En este tipo de ansiedad, el miedo está presente de manera extrema, siendo comunes los casos en los que algunos chicos lloran solo por tener que pasar un día alejados de sus padres.

¿Conoces los síntomas de ansiedad y miedo en el trabajo?

En el mundo laboral, el miedo y la ansiedad están relacionados a muchos elementos pero entre todos, predominan dos: estrés y depresión. El primero se hace presente por la necesidad de cumplir metas para las cuales la persona no se siente del todo preparado o siente que hay muchos obstáculos, ello conduce a crisis de estrés, ansiedad y miedo, lo cual lamentablemente puede traer fallos cuando más concentrada debe estar la persona.

La no consecución de metas y sentirse como alguien de poca valía para la empresa o compañía donde trabaja, hace que las personas caigan en depresión, de ahí a la ansiedad y el miedo de no cubrir nunca las expectativas de compañeros y superiores hay solo un paso. Para todos los casos la terapia psicológica es el elemento fundamental y base para eliminar la ansiedad y el miedo.

Mitos más comunes sobre la ansiedad y el miedo

Para nadie es un secreto que, de manera colectiva, siempre se crean mitos sobre los asuntos más complejos, teorías diversas y, por supuesto, de las personas y enfermedades que padecemos, tal es así que, bien no termine de pasar una persona alguna crisis de ansiedad y miedo, cuando ya tendrá un grupo de familiares, conocidos o curiosos dando sus “diagnósticos” al respecto:

  • La ansiedad y el miedo solo ataca a las personas débiles: No existe una relación directa entre una cosa y la otra, muchas personas fuertes, valientes, llegan a pasar por episodios de ansiedad y miedo intensos.
  • La ansiedad y el miedo se forman por una niñez dura o triste: Aún cuando, de manera coincidente, puede darse el caso de una infancia triste en un paciente de ansiedad, la incidencia de este elemento es verdaderamente baja para el total de los casos.
  • Fumar o beber es buen remedio para la ansiedad y el miedo: Obviamente, un mito convenientemente creído por algunos tomadores y fumadores. Nada más lejano de la realidad. Con ello solo se estimulan y consolidan vicios en los pacientes. Vicios que luego solo reforzarán el círculo vicioso de la ansiedad.

¿Existe alguna manera de eliminar la ansiedad y el miedo?

La dura realidad es que tanto la ansiedad como el miedo son respuestas humanas, a veces necesarias, características de nuestra especie, el tema no sería eliminar la ansiedad y el miedo en nuestras vidas sino controlarlos, para eso es el tratamiento del trastorno de ansiedad y miedo, recordemos que muchas veces el miedo impulsa respuestas inmediatas radicales que podrían salvar nuestra vida y la ansiedad, bien entendida como respuesta del organismo, nos ayuda a mantenernos alertas, de modo que no hay manera ni es inteligente perseguir eliminar estos factores de nuestras vidas, siempre estarán ahí, pero mientras aprendamos a controlarlos, serán de provecho en nuestro día a día.