Estados de ansiedad

Estados de ansiedad. Prevención general es la clave

Estados de ansiedad. Como mecanismo normal de alerta de nuestro cerebro, nuestro organismo tiene ciertas reacciones relacionadas con la ansiedad que no deben preocuparnos, muchas veces incluso resulta útil esta manifestación de ansiedad, de alguna manera mejoramos nuestros reflejos, nuestros músculos se tensan y, bien llevados, te ayudan también a priorizar el tiempo cuando, por ejemplo, debes estudiar para exámenes finales, el problema viene cuando se sale de control.

ARTÍCULOS DE ESTA CATEGORÍA

Introducción

El tema del avance de la sociedad, el modernismo tal cual lo conocemos, está estrechamente vinculado con el aumento del número de pacientes con problemas de estados de ansiedad, por supuesto que muchas veces no son problemas que ameriten un tratamiento extenso, pero los dispositivos móviles, el hecho de que cada vez los jóvenes pasan mayor tiempo en la TV o en sus celulares, todo ello conduce a manifestaciones posteriores de ansiedad en muchos casos.

La fobia social, por ejemplo, es un tipo de estado de ansiedad que casi siempre se ve reforzada por la conducta del paciente de encerrarse a mirar TV, revisar internet, abrir perfiles en redes sociales o foros y conectarse por WhatsApp, Telegram, Skype… con sus amigos, tomar como algo normal mantener amigos siempre a través de dispositivos y nunca en la realidad para no tener que salir, son elementos que empeoran cualquier caso de fobia social.

¿Cómo acabar con los estados de ansiedad?

Estados de ansiedad

Estados de ansiedad

Hay dos líneas claras para tratar los estados de  ansiedad de manera profesional, combinarlas de manera correcta permitirá cubrir todos los ámbitos que deban tocarse para que el paciente disfrute de una vida sana pronto o cuando menos, no sufra al empeorarse la situación, los extremos de las crisis de pánico, agorafobia, no son llevaderos para nadie, si la ansiedad de manera normal puede afectar la vida en pareja, el desenvolvimiento de la persona, llegado a los extremos puede llegar a afectar su salud al extremo de poner en riesgo su vida.

Por un lado, tenemos la psicoterapia. Aunque hace muchos años el mecanismo usado en este mecanismo de ayuda psicológica se limitaba a sesiones individuales paciente – doctor y posteriormente en sesiones grupales con otros afectados por la enfermedad, hoy en día se suelen hacer sesiones donde se incluye a la familia, los avances en el tratamiento de la ansiedad han demostrado que la familia está directamente ligada a la respuesta positiva o negativa ante los tratamientos por el trastorno, por eso se les incluye en la terapia psicológica.

Por otro lado, existen los tratamientos con medicamentos.  Aunque normalmente mejoran al paciente y brindan un resultado pronto, hay que tener en cuenta que sin el tratamiento psicológico, el tratamiento con medicamentos corresponde a sedar o drogar al paciente y dar por hecho que mientras está sedado que muy poco reacciona a lo que ocurre, ya se está curando, la base del tratamiento es la parte psicológica, siendo los medicamentos indispensables en casos extremos, pero ambas líneas van de la mano para un tratamiento efectivo para los estados de ansiedad.

Causas médicas de los estados ansiedad

Algunos expertos mencionan que muchos de los casos de estados de ansiedad están relacionados con enfermedades subyacentes, por esta razón algunos médicos ordenan de inmediato una evaluación completa del paciente al sospechar de ello. Las enfermedades del corazón están en el primer renglón de aquellas que los médicos relacionan con la ansiedad, seguidos de la diabetes, situaciones de salud que se extienden en el tiempo, que casi nunca tienen cura definitiva, son las que más rápido desembocan en trastornos mentales como estrés o ansiedad.

El asma también está incluida como posible factor médico que cause la ansiedad en el paciente, las personas con asma suelen llevar su inhalador a todos lados y estar atentos a que les sobrevenga un ataque de asma, esa situación lleva la marca de la ansiedad como la conocemos. El abuso de drogas es, sin duda, uno de los primeros factores que los médicos especialistas se obligan a descartar, para saber que no se trata de abstinencia mal llevada o efectos secundarios de dichos químicos.

Factores de riesgo

Algunos hechos o circunstancias en nuestra vida son elementos que, potencialmente, pasan a ser factores de riesgo que llevan a tener estados de ansiedad, son desencadenantes que debemos observar con atención y tienen que ser evaluados al momento de presentarse síntomas preocupantes de estado de ansiedad. Los traumas en la niñez son uno de estos factores que, de manera recurrente, están presentes en el trasfondo de problemas de ansiedad que aparecen en la edad adulta.

El embarazo suele ser causa de ansiedad, las mujeres en ese estado normalmente se preocupan y piensan demasiado en el día del parto, en el bebé, en su salud, es su instinto de madres y no es malo, pero llevado al extremo, podría ser un verdadero problema. Drogas, alcohol, accidentes o agresiones vividas también son factores de riesgo. La experiencia de los profesionales en el tratamiento de la ansiedad suelen toparse casi siempre con estos elementos.

Diagnóstico del Estado de Ansiedad

Es este un tema harto interesante puesto que, del mismo modo que mucha gente niega a veces los estados de ansiedad en personas cercanas aduciendo drama o querer llamar la atención, está el otro extremo, gente que apenas se siente un poco estresado dicen estar deprimidos, con trastorno de ansiedad, incluso vemos chicos en redes sociales hablando de bipolaridad como si se tratase de cambiar de decisión sobre una marca de teléfono. En la ansiedad todo debe tratarse de manera profesional, técnica.

Un especialista debe llenar cuestionarios, tanto al paciente como a familiares, llevar a cabo exámenes médicos para descartar la influencia de alguna enfermedad física que cause algún malestar y ello lleve a la situación de ansiedad. Además de todo ello existe un Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, de ahí que se usen criterios basados en diagnósticos médicos serios y no impresiones u opiniones de vecinos y cercanos.

El mismo diagnóstico arrojará la necesidad o no de tratamiento con medicamentos, muchas veces basta la psicoterapia para que un paciente con este trastorno mental se recupere, sobre todo en casos leves. Hay que evitar a toda costa las analogías realizadas por el mismo paciente que de pronto quiera tomar X medicamento porque su vecino, amiga o su tía sufrió de depresión y el medicamento le calmaba. El especialista debe tomar el control y conducir todo desde el aspecto técnico.

Prevención general es la clave

Si bien no hay manera humana de predecir este tipo de problemas antes que se “asomen en el horizonte”, algunos tips ayudarán a tratarlos pronto, a atender rápido el problema e incluso a aportar elementos que ayuden a un especialista cuando corresponda tratamiento. El primero de estos tips es llevar un diario, tan pronto sienta usted que las cosas se le olvidan, se siente inquieto y el estrés se hace presente en buena parte de su día, el diario ayudará a identificar claramente el factor de estrés, entre muchas otras cosas.

. Evitar a toda costa el consumo de alcohol, cigarrillos y drogas también es importante, recordemos que de manera inconsciente podemos enviar señales a nuestro cerebro si, en momentos de estrés, salimos del trabajo y fumamos un poco, creamos una dependencia a este vicio como muro contra la ansiedad latente, al tener síntomas iniciales, hay que dejar de lado estos vicios para poder enfrentar el problema.

Consejos sobre el estilo de vida

Estados de ansiedad

Consejos sobre el estilo de vida

Nuestro día a día puede ser ese factor que mejore nuestra situación radicalmente… o la empeore, todo depende de como sepamos llevar las cosas, si bien el tratamiento profesional es clave, algunos consejos servirán para los pacientes con problemas de ansiedad. Lo primero es actividad física, mucha, trotar, hacer ejercicios varios, nadar, caminar en la playa o espacios abiertos, se trata de hacer ejercicio de manera regular y que a la vez te relajes.

Respetar las horas de sueño debe ser una regla sagrada en tu vida. Por sobre todas las cosas, nos ayuda en la salud de manera general, además, si no puedes descansar bien, es momento de consultar al médico, perder horas de sueño es algo muy serio y que puede conducir a muchas enfermedades. Por último, las técnicas de relajación también le ayudarán mucho. No pierda oportunidad de detenerse en la montaña, a la orilla de la playa, respire profundamente, trate de despejar su mente, parecerá cualquier cosa pero es muy efectivo al luchar ante trastornos mentales.

Señales de que el paciente necesita ayuda profesional

Nuestro organismo siempre nos da señales, casi siempre a tiempo, para prevenir este tipo de trastornos mentales y más aún cuando estos están empeorando a niveles que pudiesen llegar a ser irreversibles. Pedimos prestar atención a las señales que mencionaremos y buscar ayuda si fuese el caso en alguna clínica psicología en caso de que alguna(s) se presente:

  • Relación del día a día afectada : Si una persona compartía todos los días al salir del trabajo, un café con un par de amigos y de pronto siente que ya no lo puede hacer porque se siente nervioso, quiere llegar pronto a casa, o ya no quiere llamar a esa persona especial cuando antes lo hacía diariamente, debe atenderse de inmediato.
  • Pensamiento suicidas: Es un elemento muy común en personas que experimentas estados de ansiedad severos, pensar en quitarse la vida de ningún modo puede tomarse más que como una crisis intensa de algún trastorno mental serio.
  • Fallas de concentración/memoria: De pronto se convierte en una rutina el tema de perder las llaves, de dejar la billetera en casa por descuido, olvidar amarrarse las trenzas o memorizar el informe que debe presentar en la universidad o el trabajo, todos son síntomas de ansiedad que, muy repetidamente, deben conducir a una consulta con un especialista.

Remedios naturales para la ansiedad

Finalizamos  el tema de estados de ansiedad comentando que algunos ingredientes, recetas, son increíblemente eficaces para ayudar en los estados de ansiedad, obviamente no hablamos de casos extremos, pero para calmar la angustia y ansiedad muchas veces estas recetas tienen efectos extraordinarios. La Manzanilla es el primero de estos remedios, se ha comprobado que algunos de sus compuestos actúan sobre el cerebro del mismo modo que lo hacen medicamentos como el Valium.

El te verde es el otro remedio natural más utilizado y mejor valorado para superar problemas de ansiedad, actúa directamente controlando la frecuencia cardíaca, pero además actúa sobre la presión arterial que también es afectada en algunos casos de ansiedad. Estos dos compuestos son un excelente complemento a los tratamientos mencionados arriba y los recomendamos para su consumo por pacientes de trastorno de ansiedad antes de dormir

Te Muestro los Métodos Para La Ansiedad Los Cuales Están Considerados Métodos Muy Efectivos Y De Gran Ayuda.