Cómo evitar la ansiedad y los nervios

Cómo evitar la ansiedad y los nervios. ¿El significado de la ansiedad? Es una pregunta que muchos se hacen sin tener una respuesta. La característica principal del trastorno de ansiedad es un sentimiento de pesadumbre y desasosiego general y persistente, que no se asocian a ninguna circunstancia ambiental específica, sino a una al azar.

Lo más común de una persona que padece de este trastorno es que se queje de estar constantemente nervioso, así como de sentir otros síntomas muy típicos de la ansiedad como lo son los temblores, el exceso de sudoración, los mareos y vértigos acompañados de náuseas, la tensión muscular, la taquicardia, y problemas epigástricos.

La ansiedad tiene distintas causas, ya que puede presentarse en una situación que realmente lo amerite o en situaciones al azar, donde ya se convierte en una ansiedad patológica.

La ansiedad está estrechamente ligada a los problemas nerviosos

La ansiedad está estrechamente ligada a los problemas nerviosos
La ansiedad está estrechamente ligada a los problemas nerviosos

Como lógicamente sabemos la ansiedad está estrechamente ligada a los problemas nerviosos, esto es debido a que al tener nerviosismo la reacción del cuerpo es la de auto conservación y mantenernos alerta, por lo que de inmediato el sentido de precaución controlado por la ansiedad se dispara.

Si bien esto es algo útil en situaciones de peligro real se puede salir de control y afectarnos gravemente, por eso el saber cómo evitar la ansiedad y los nervios es muy importante, al tener un desequilibrio de los nervios que haga que los síntomas de ansiedad se agraven podemos quedar padeciendo de un trastorno de ansiedad.

Poder tomarnos un momento para revisarnos a nivel personal y determinar si estamos nerviosos o ansiosos es algo que todos deberíamos hace rutinariamente, los nervios se ven severamente implicados con los episodios de ansiedad lo que desencadena los síntomas de la misma

Métodos para evitar la ansiedad y los nervios

Una forma efectiva de evitar la ansiedad y los nervios es con la terapia conductual, evolucionar favorablemente en este aspecto reforzara inconscientemente nuestro sistema nervioso y nos hará capaces de controlar o incluso evitar sufrir de un ansiedad descontrolada,.

Para esto se deben cumplir ciertos pasos que nos darán las herramientas necesarias para sobreponernos a este tipo de patologías. Una de las más usadas es la liberación de estrés por medio del ejercicio físico, sobre todo si este es al aire libre.

Poder meditar, caminar, ir a la playa e incluso visitar a un conocido puede relajarnos en gran medida, lo que contrarrestara los síntomas nerviosos evitando la aparición de la ansiedad en sí misma, otro potente método contra los nervios es el escuchar música, está comprobado por los especialistas que al escuchar música.

Al hacerlo se obtiene un enfoque determinado sobre las ondas de sonido, lo que estimula el centro creativo del cerebro por lo que se genera una sensación de bienestar y paz, esto contribuye en gran medida a mantener los nervios bajo control dejando la ansiedad fuera de toda contesto por estar en un ambiente totalmente calmo.

Otra excelente manera de evitar la ansiedad y los nervios es por medio de la técnica psicológica de la visualización, esta no es más que la proyección mental de encontrarnos en un sitio totalmente pacifico y sin estrés que nos proporcione la quietud que necesitamos.

Esta técnica puede reducir notablemente la ansiedad que pueda manifestarse, por lo general enfocar estos lugares en algunos ya conocidos y que sean de nuestro agrado es la manera correcta de proceder, si notamos que muchos factores pueden causar nerviosismo en nosotros.

Respetar estos consejos lograra de una u otra manera ir modificando la respuesta de nuestro cuerpo ante estos trastornos, es importante destacar que aunque el tiempo de eficacia de estos métodos es lento, practicarlos regularmente nos hará sentir una pronta mejoría, por lo que siempre es aconsejable tomar unos minutos e incluso en el mismo momento en que nos sentimos abrumados o ansiosos para poder emplearlos

Ansiedad: Causas.

A continuación se mencionan distintas causas que pueden hacer posible la aparición de la ansiedad:

  • Ansiedad hereditaria: este factor biológico es una de las causas más comunes en los casos de aparición de la ansiedad.
  • Ambiente familiar: el desarrollo en la niñez y la adolescencia puede influir mucho en la conducta de la adultez. Si durante todo ese tiempo de desarrollo existió un ambiente hostil o “estresante” es muy probable que sufras de ansiedad recurrente.
  • Descontrol en los neurotransmisores: gracias a la mala alimentación (saltarse las comidas), la falta de sueño o por altos niveles de estrés.
  • Situaciones de crisis: puede ser un momento de duelo por la muerte de algún ser querido, una ruptura amorosa como un divorcio, el cambio de ambiente como una mudanza o el nacimiento de un bebé.
  • Situaciones traumáticas: cualquier situación negativa que haya acontecido en nuestras vidas recientemente es motivo para sentirse ansioso o constantemente preocupado.
  • Estrés diario: se puede presentar en el trabajo, la universidad o el colegio gracias a las actividades que se realizan en el día o las que se deben entregar en un plazo de tiempo específico, como lo son los trabajos o exposiciones.
  • Inconformidad: la situación actual en la que te encuentras no puede ser la más amena, por esta razón la inconformidad ataca el cuerpo con episodios de ansiedad y nervios.

Los nervios están estrechamente ligados a la ansiedad, ya que los síntomas de ambos son muy parecidos y casi los mismos. Lo que se debe comprender es que los nervios pueden ser muy normales, todos podemos ser víctimas de estos, pero la situación cambia cuando el nerviosismo se transforma en paranoia y está muy presente en la rutina diaria, así no existan motivos para estarlo. Los nervios se convierten en ansiedad cuando estos se salen de control.

La ansiedad y nervios pueden deteriorar a gran escala nuestra calidad de vida, por eso es importante saber tratarlos. Si sospechas de padecer esta patología, lo principal es saber reconocer todos los síntomas. De esta manera, controlar los ataques de ansiedad o las crisis de nerviosismo puede resultar mucho más sencillo.

El primer paso para poder superar la ansiedad y el nerviosismo es entender, conocer y aplicar una serie de métodos que se mencionan a continuación.

Métodos para controlar los nervios.

  • La meditación: puede ser muy útil antes de presentar una prueba importante o antes de una entrevista de trabajo. Sin embargo, puedes meditar a cualquier hora del día, y si obtienes buenos resultados con este método, podría ser una nueva actividad en la rutina diaria. La meditación ayuda a la mente a estar en total calma y paz.
  • Yoga: no sólo es un ejercicio para el cuerpo, sino también para la mente. Al hacer yoga, el cuerpo se relaja y libera todo el estrés acumulado durante el día, por lo que es recomendable realizar rutinas varias veces a la semana.
  • Técnicas de respiración: es un método muy sencillo y se puede realizar en cualquier momento del día. Existen varias técnicas de respiración que ayudan a calmar la mente y el cuerpo cuando se presentan los nervios. Una gran ventaja es que se pueden realizar en cualquier lugar y cualquier momento del día
  • Reconocer los méritos: puede ser algo muy básico, pero es una actividad que realmente ayuda con la autoestima y suprime un poco los nervios del momento. Por ejemplo, en una situación pública donde varias personas te observan esperando algo de ti, ya sea en un concurso de canto o un discurso de agradecimiento.Reconociendo todos los méritos que has tenido a largo de tu vida puedes sentirte más seguro y con más confianza para poder realizar alguna actividad que requiera de algún esfuerzo extra.
  • Pensar en lo peor: esta técnica se debe utilizar con cuidado, ya que si eres muy negativo es recomendable no utilizarla. Consiste en pensar lo peor que podría ocurrir en la situación en la que te encuentres, por ejemplo, si estás en una prueba del colegio o de la universidad piensa en los puntos que podrías perder si no apruebas el examen, ¿es posible recuperarlos? Si este es el caso, no hay de qué preocuparse.Sin embargo, si conoces la situación y sabes que realmente puede pasar algo muy malo, es preferible no pensar en lo peor. Aunque en algunas situaciones es reconfortante ya que si se piensa en lo peor, esto no ocurre la mayoría de las veces, cosa que puede hacerte sentir mucho mejor.Si sufres de ansiedad patológica es mejor que no intentes esto.

Métodos para controlar la ansiedad.

  • Conocer los síntomas que se pueden presentar al momento de una crisis de ansiedad: esto es muy importante, ya que si sabes lo que realmente ocurre, no te tomará de sorpresa y será más sencillo controlarlo.
  • Aceptar la situación: calmarse y aceptar lo que sucede es el mejor método para superar la crisis temporal. Esto ayuda considerablemente a pasar la página y a controlar los síntomas físicos como los mentales.
  • No buscar salidas inmediatas: muchas personas buscan la solución inmediata en sustancias estupefacientes como drogas o alcohol. Debes saber que esto realmente no ayuda con la situación, sino que la empeora y crea un círculo vicioso que a largo plazo puede convertirse en adicción.Además de la adicción, puede contribuir a deteriorar la salud, ocasionando cáncer en el peor de los casos (en cuanto al cigarrillo) o cirrosis (en el caso del alcohol). Cuando se trata de drogas, es el peor de los casos, ya que gracias al estrés del momento puedes ser víctima de una sobredosis y causar una parálisis o hasta incluso, la muerte.
  • Cuidar la alimentación: ya se conoce que un cuerpo sano, es la mayoría de las veces una mente sana. Comer a horas específicas del día puede convertirse en una buena rutina para mantener el cuerpo sano.
  • Actividad física: en conjunto a una buena alimentación, esto puede mejorar tu vida de una manera increíble. El ejercicio no sólo te mantiene ocupado, sino que despeja la mente, liberando así el estrés y te distrae de todas esas cosas que mantienen tu cuerpo en estados de ansiedad y nerviosismo.
  • Descanso: si tu cuerpo no descansa lo suficiente puede causar un desbalance en los neurotransmisores que te hacen más propenso a caer en una crisis o en un ataque de ansiedad. Dormir 8 horas al día es lo ideal.
  • Expresarse: este método es perfecto para el desahogo. Puede ayudar con el estrés acumulado, con los nervios constantes y los ataques de ansiedad por supuesto.Uno de los ejercicios que puedes realizar es escribir en una hoja de papel lo que sientes cada vez que sientes demasiado estrés o nervios, esto ayudará a calmar todo ese sentimiento.Hablar con un amigo. Puede ser algo pequeño e insignificante, pero esto realmente ayuda a liberar el estrés. Además de esto, pueden salir a algún lugar donde tu mente se mantenga ocupada por un momento, de esta manera no pensarás más en todo lo que te hace sentir agobiado.
  • Ser positivo: una de las causas de la ansiedad es la negatividad y el rechazo constante de la situación de vida. Debe existir un equilibrio, si realmente quieres mejorar tu situación de vida debes tener siempre presente la inconformidad pero con la gratitud de la mano, esto quiere decir que aceptes y agradezcas las cosas buenas en tu vida, pero que aspires a mucho más.Si piensas positivo la mayoría de las veces, las cosas que hagas durante el día pueden salir perfectas si pones de tu parte.
  • Técnicas de respiración: Al igual que el nerviosismo, las técnicas de respiración pueden ayudarte a calmarte en los episodios de ansiedad. Retener la respiración por unos segundos y exhalar lentamente colocan tus pies sobre la tierra nuevamente y te ayudan a pensar con mayor claridad.

    Existen distintos tipos de ejercicios de respiración en algunos deportes como la natación y el yoga. No sólo es recomendable realizar los ejercicios en medio de un ataque, sino en situaciones de estrés, justo antes de que empiece la crisis. Es importante evitar una situación límite o estar al borde de ella.