El Uso De Medicamentos En Conjunto Con Terapia Suele Ser La Opción Más Viable Para Casos Avanzados

Medicamentos para la ansiedad, con receta y sin receta.

Medicamentos para la ansiedad. El mundo agitado en el que vivimos, con todas sus preocupaciones y estrés hace que aumente la incidencia de la ansiedad. Cada día son más las personas que sufren de cualquier trastorno de ansiedad y no saben cómo solucionarlo.

ARTÍCULOS DE ESTA CATEGORÍA

Introducción

Lo más importante al hablar de la ansiedad y su tratamiento es saber que los medicamentos para la ansiedad que se requieren deben ser indicados por un médico especialista; ya que muchos de ellos pueden causar efectos secundarios de importancia. Debido al riesgo que implican para la salud solo se venden de forma restringida en las farmacias y se catalogan como medicamentos  para la ansiedad con receta médica

Los medicamentos para la ansiedad también pueden complementarse con medicina alternativa u homeopática, y en algunos casos con psicoterapia. La decisión del uso de tratamientos combinados también depende del médico, quien analiza la condición del paciente y de su enfermedad y determina lo que es necesario para solucionar el problema.

Medicamentos para la ansiedad con receta médica

Medicamentos para la ansiedad

medicamentos con receta para la ansiedad

La ansiedad es producida por un desbalance entre los neurotransmisores, más específicamente la serotonina, dopamina y noradrenalina. Por lo tanto, el tratamiento para curar la enfermedad debe y está enfocado a equilibrarlos, usando para lograrlo medicamentos para la ansiedad con efecto en el sistema nervioso central como es el caso de las benzodiacepinas, los antidepresivos y la buspirona.

Al ser todos estos en alguna medida depresores del sistema nervioso central, afectando en algunos casos la consciencia, el sistema psicomotor o el proceso cognitivo se clasifican como medicamentos con receta médica para tratar la ansiedad. Esto significa que la venta al paciente solo puede hacerse si el paciente presenta la receta firmada por especialista con la indicación y posología del fármaco.

Si bien todos los médicos saben de la existencia de medicamentos para la ansiedad lo ideal es acudir al psiquiatra para que los indique. Ya que ellos son los que tienen mayor experiencia manejando estas medicinas y sus efectos secundarios. El psiquiatra es especialista en la ansiedad, conoce todos sus tipos, por lo que indicara el tratamiento de acción periférica o central necesario y es el quien mejor te puede aconsejar

Lorazepam

Lorazepam

Lorazepam para tratar la ansiedad ansiedad

Las benzodiacepinas son también llamadas ansiolíticos, porque disminuyen de forma muy eficiente la ansiedad; son capaces de relajar al individuo y reducir la tensión en un tiempo record. Es por ello que son el primer fármaco de elección para el tratamiento contra la ansiedad. Entre las principales benzodiacepinas se ubican el lorazepam clonazepam, bromazepam, entre otros.

El lorazepam tiene la virtud de actuar de forma inmediata, con la primera toma bastara para quitar cualquier síntoma de ansiedad que se esté presentando, y además te ayudara a dormir mejor. Es ideal para hacer un tratamiento corto, ya que si la toma se extiende por algunos meses, entre 2 a 8 meses, el paciente puede terminar sufriendo de dependencia.

Sertralina

Sertralina

Sertralina para tratar la ansiedad

La sertralina constituye uno de los tantos fármacos antidepresivos que existen, pero que a su vez puede ser usado también para tratar la ansiedad, ya que disminuye de forma efectiva cada uno de los síntomas de esta enfermedad. Esta medicina se ubica dentro de la clasificación de antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina.

Los estudios demuestran que este medicamento es útil para tratar la enfermedad pero su efecto ansiolítico puede tardar en aparecer entre 2 y 4 semanas posteriores al inicio del tratamiento. Pero sus efectos secundarios pueden iniciar con la primera toma, y ser un poco intensos, a tal punto que puede llevar al paciente incluso a dejar la sertralina.

Venlafaxina

Venlafaxina

Venlafaxina para tratar la ansiedad

La venlafaxina es otro antidepresivo que pertenece a la categoría de los inhibidores de la recaptacion de serotonina y noradrenalina. Este medicamento es capaz de regular los neurotransmisores adrenalina, dopamina y serotonina en el cerebro y producir el alivio de los síntomas. Sin embargo, así como las benzodiacepinas poseen muchos efectos secundarios.

La venlafaxina empieza su efecto ansiolítico entre la semana 2 y 6 luego de iniciar el tratamiento, pero puede perdurar por un largo periodo sin causar muchos efectos secundarios sobre todo la dependencia. Al inicio del tratamiento con este antidepresivo puedes sentir algunas náuseas y agitación, pero con el tiempo irán desapareciendo.

Imipramina

Imipramia

Imipramia para tratar la ansiedad

La imipramina es una droga clasificada dentro de los antidepresivos tricíclicos que suele ser usada como terapia para tratar la ansiedad. Su efecto sobre los síntomas del paciente es muy bueno, y al igual que otros antidepresivos tarda en ejercer su efecto entre 2 y 6 semanas posterior al inicio de las tomas. Sin embargo, sus efectos secundarios son bastante frecuentes, y por ello no es el fármaco de primera línea.

La imipramina actúa sobre muchos receptores de neurotransmisores para lograr el efecto deseado, por ello tiene una infinidad de usos y lamentablemente muchos efectos secundarios. Al equilibrar entre otras cosas la secreción de noradrenalina y adrenalina controla de forma adecuada los ataques de ansiedad graves, la depresión y los trastornos bipolares.

Pregabalina  

Pregabalina

Pregabalina para tratar la ansiedad

Los medicamentos antiepilépticos también pueden ser usados como parte del tratamiento de la ansiedad, pero no todos resultan eficaces. La pregabalina es en realidad el más eficaz de los antiepilépticos para disminuir las manifestaciones somáticas de los trastornos de ansiedad; sin embargo, tiene muchos efectos secundarios que en oportunidades causan que el paciente deje la medicación.

Esta droga es capaz de combatir los síntomas desde el inicio del tratamiento, los pacientes mejoran entre el primero y el cuarto día, pero luego de eso empiezan a sufrir de somnolencia y algunos trastornos psicomotores como efecto secundario. Es por este motivo que la pregabalina se usa generalmente como complemento a los antidepresivos. 

Buspirona

buspirona

Buspirona para tratar la ansiedad

Cuando se quiere hacer el tratamiento de la ansiedad sin afectar el sistema psicomotor del paciente, su memoria ni su consciencia se pueden usar la buspirona Este es un fármaco hecho a base de azapirona, una sustancia ansiolítica que alivia los síntomas de diversos trastornos de ansiedad leves a moderados sin tantos efectos secundarios como las benzodiacepinas.

Ensayos clínicos con este fármaco no han podido demostrar que sea útil para los ataques de pánico, la fobia social o el trastorno obsesivo compulsivo, que tienen relación cercana con la ansiedad, y es por eso que no se ubica entre los fármacos de primera línea para tratar la ansiedad. Sin embargo, es importante destacar que la buspirona presenta menos efectos secundarios y no hay dependencia ni síndrome de abstinencia. 

Propanolol

propanolol

Propanolol para tratar la ansiedad

Los síntomas somáticos propios de la ansiedad como lo son la sudoración, palpitaciones, temblores y alteraciones cognitivas también se pueden aliviar con fármacos de acción periférica como lo son los betaloqueantes. Los betabloqueantes son muchos y bastante diversos, pero es el propranolol el que mas comúnmente se usa para estos fines.

Su acción inhibitoria de los receptores beta provoca una disminución sanguínea de la adrenalina y noradrenalina, las hormonas responsable de la respuesta al estrés. Esto se traduce finalmente en disminución de los temblores, taquicardia, entre otros síntomas ansiosos. Su efecto es bastante rápido y eficaz pero requiere de una adecuada titulación por un médico para evitar los efectos secundarios.

Hidroxicina  

hidroxicina

Hidroxicina para tratar la ansiedad

Otra de las drogas farmacéuticas que sin necesidad de actuar a nivel central puede controlar los molestos síntomas de ansiedad es la Hidroxicina, un antihistamínico. El efecto de este fármaco es bloquear los receptores de histamina, con lo cual es capaz de regular la taquicardia, la sudoración, los temblores y sobre todo inducir el sueño y controlar el insomnio. 
La hidroxicina tiene un efecto casi inmediato en el control de los síntomas al igual que las benzodiacepinas, pero causa una menor depresión del sistema nervioso central. Por ello, más que usarla como tratamiento fijo para la ansiedad es una droga de acción rápida; es decir, la que se consume justo antes de una presentación, una reunión importante o entrevista de trabajo o cualquier situación que te genere ansiedad.

Medicamentos para la ansiedad sin receta medica

Medicamentos para la ansiedad

Medicamentos sin receta para la ansiedad

La ansiedad, en cualquiera de sus formas es una patología bastante compleja de tratar; sin embargo, la industria farmacéutica ha creado fármacos bastante eficientes para tratarla. Pero, ¿Qué pasa si no queremos usar estos fármacos o si le tenemos miedo a los efectos secundarios, en especial a la adicción?  Fácil, podemos probar con estos medicamentos sin receta 

 En el caso de esta patología, los medicamentos para la ansiedad  sin receta que encontraremos están fabricadas a base de ciertas plantas, en algunos casos procesadas y en otros no. Por lo tanto, estas medicinas para tratar la ansiedad más que buscarlas en las farmacias podrás encontrarlas en tiendas de productos naturistas o tiendas especializadas en medicinas homeopáticas.

Estos tratamientos homeopáticos son bastante seguros y capaces de aliviar ciertos síntomas de la ansiedad, y si se trata de casos leves de la enfermedad curarla incluso. En los casos graves, puede ser un coadyuvante del tratamiento farmacológico, pero siempre bajo la vigilancia de un médico, que será quien determine cuales, cuando y en qué frecuencia pueden consumirse los medicamentos homeopáticos.

Hierbas y medicinas homeopáticas para tratar la ansiedad

Las hierbas, flores, semillas y plantas han sido usadas desde tiempos ancestrales para curar o aliviar una larga lista de enfermedades. La ansiedad, no es una enfermedad que se escape de esto, ya que existen muchas hierbas con efectos sedantes y ansiolíticos que mejoran la condición clínica y psicológica de estos pacientes.

Entre las hierbas y medicinas homeopáticas para tratar la ansiedad podemos encontrar flores tan conocidas como la valeriana, la camomila y la pasiflora como preparados más sofisticados, destilado so macerados. Un ejemplo de ello podrían ser las tan famosas Flores de Bach, que tienen muchos años en el mercado de la medicina alternativa o el acónito, que representa un ejemplar más nuevo. 

Valeriana

valeriana

Valeriana para tratar la ansiedad

Muchas hierbas y plantas poseen propiedades medicinales intrínsecas, y con un correcto uso de las mismas se pueden conseguir buenos resultados, incluso equiparables con los fármacos. En caso de la ansiedad la Valeriana officinalis, comúnmente conocida como valeriana, encabeza la lista de las medicinas naturales. Esta constituye una planta con propiedad sedante que es usada desde hace cientos de años.

Esta hierba originaria del continente asiático tiene grandes propiedades sedantes que la convierten en un buen ansiolítico y regulador del sueño. El éxito de la valeriana es tan grande que se ha esparcido su comercialización a lo largo del mundo y se han patentado diferentes presentaciones para su uso, pasando desde las infusiones, aceites, gotas y hasta las pastillas. 

Pasiflora

pasiflora

Pasiflora para tratar la ansiedad

La pasiflora o la planta de la pasión como la conocían los aztecas e incas es una flor exótica con amplios poderes medicinales. Su dulce aroma y su bello aspecto fue lo que propulso el uso de la flor por estas antiguas civilizaciones, descubriendo con el tiempo que tenía propiedades curativas, antisépticas, antiespasmódicas, analgésicas, relajantes y sedantes.

Los Glicósidos cianogénicos que componen a la pasiflora son los principales causantes de su efecto sedante, el cual además de aliviar la tensión muscular y propiciar el sueño colaboran en la diminución de los síntomas de la ansiedad. Esta planta viene disponible en varias versiones como lo es a granel o en bolsas para su infusión, en tintura, como jarabe o extracto fluido y también en capsulas.  

Flores De Bach

ffores de bach

Flores-de-bach para tratar la ansiedad

La valeriana y la pasiflora no son las únicas hierbas y medicinas homeopáticas para tratar la ansiedad, otras más sencillas como la camomila también tienen un efecto ansiolítico intrínseco. Pero las flores de Bach, son quizás la tercera medicina homeopática más usada por los pacientes con ansiedad, ya que es capaz de aliviar con éxito los síntomas clásicos asociados al trastorno de pánico.

La Flores de Bach son preparados artesanales en los cuales hay una maceración en destilado de vino de varias flores con propiedades sedantes y ansiolíticas. Edward Bach, su creador, noto el efecto de cada una de estas flores y decidió crear su propia preparación que funge como una medicina alternativa para aliviar los síntomas de ansiedad sin sufrir los efectos secundarios de los fármacos. 

Acónito

acónito

Acónito para tratar la ansiedad

El acónito es otro remedio homeopático bastante eficiente para controlar los molestos síntomas de la ansiedad, en especial si se está sufriendo de insomnio o algún otro trastorno del sueño. Este proviene de la dilución infinitesimal de una planta perenne llamada Aconite napellus, cuyas propiedad principal es la sedación. Actúa de forma rápida, casi tan rápida como la valeriana.

La planta en las dosis incorrectas resulta toxica para el organismo, es por ello que se produce y distribuye como pastillas o gotas. Esta presentación es la ideal para las personas ansiosas, ya que fácilmente pueden cargarla consigo y tomar una pastilla en caso de presentar los síntomas, en vez de tener que buscar los elementos y utensilios para preparar un té. 

Argentum Nitricum

argentum

Argentum nitricum para tratar la ansiedad

Otro buen remedio homeopático para tratar los síntomas de ansiedad, miedos, los tics nerviosos y fobia social es el Argentum Nitricum, un medicamento elaborado a partir del polvo de nitrato de plata en diferentes concentraciones. Usualmente solo se disponen de dos presentaciones para este medicamento que son las cápsulas y las gotas.

Este medicamento es muy fácil de conseguir, en cualquier tienda de medicina homeopática estará a disposición. Otra de las ventajas es que su ingesta también es fácil de dosificar, incluso hay quienes lo usan con regularidad sin problema. Como sucede con muchas medicinas homeopáticas, los efectos secunadrios son muy pocos y las contraindicaciones también. 

Efectos secundarios de los fármacos para tratar la ansiedad

Como ya mencionamos con anterioridad la mayoría de las medicinas con o sin receta médica que se usan para tratar la ansiedad ejercen su efecto en el sistema nervioso central por lo cual producen con frecuencia efectos secundarios. Los efectos secundarios pueden ser muy diversos según la zona del cerebro que se encuentre afectada, pero los más comunes son:

  • Aumento de la tiramina: este es un efecto secundario específico de los IMAO, ya que al afectar la enzima Monoaminooxidasa hepática e intestinal provocan que incremente la tiramina, una amina proveniente de la dieta. Esto trae como consecuencia un aumento drástico de la tensión arterial y aumento en el riesgo de sufrir hemorragias cerebrales.
  • Dependencia: la mayoría de los fármacos presentados son capaces de generar un estado de dependencia psicológica o física; y como consecuencia un posterior síndrome de abstinencia tras la suspensión de su uso. Este efecto secundario es más común cuando se usan dosis muy altas de los medicamentos para la ansiedad.

  • Tolerancia: la tolerancia es un fenómeno en el cual el cuerpo ya no responde como es debido ante las dosis normales de las medicinas, requiriendo que se vayan aumentando cada vez más estas dosis. Esto trae como resultado que el paciente se vuelva dependiente del fármaco y tenga un efecto rebote tras su suspensión.

  • Depresión cardiorespiratoria: las benzodiacepinas tienen como acción farmacológica un efecto sedante y depresor del sistema nervioso central, que es donde se ubica el núcleo cardiorespiratorio. Si se consumen dosis elevadas de benzodiacepinas puede haber depresión de este núcleo y por consiguiente un paro cardiorespiratorio.

  • Cambios de humor: aunque suene ilógico los antidepresivos causan constantes cambios de humor en las personas que lo consumen, y estos cambios de humor tienden a la tristeza. Se ha evidenciado que algunos pacientes que consumen estos fármacos pudieran llegar a tener ideas suicidas.

  • Disfunción sexual: como todas estas medicinas alteran los neurotransmisores en el cerebro es posible que puedan afectar en alguna medida la función sexual. En el caso de presentarse disfunción sexual esta mejora instantáneamente con la suspensión del medicamento.

  • Alteraciones del apetito: el efecto secundario de mayor incidencia en las personas que consumen estas medicinas es la alteración del apetito. Los pacientes tienen hambre constantemente y si el tratamiento se prolonga lo suficiente pueden terminar con un aumento considerable del peso. 

Contraindicaciones del uso de medicamentos para la ansiedad

Lo primero que hay que destacar es que ninguno de ellos resulta seguro para administrar durante el embarazo. Si bien no ha sido confirmado que generen malformaciones en el feto tampoco hay estudios que aseguren que son inocuos. Por este motivo lo ideal es no consumirlos durante la gestación, y mucho menos durante el primer trimestre del mismo.

Tampoco se debe hacer uso de ninguno de ellos, ni siquiera de la valeriana en mujeres que den lactancia materna, porque todos estos componentes se filtran en la leche materna y pudieran afectar al bebe. Resulta importante destacar que la valeriana a pesar de provenir de una planta tiene un efecto medicinal bastante potente, por lo que no debe ser administrada a niños menores de 12 años.

Así mismo, resulta una contraindicación de uso de cualquiera de estos tratamientos si la persona, en especial adultos mayores, que sufran de alguna enfermedad hepática grave. Las medicinas, la valeriana y las flores de Bach se excretan por medio de las heces, y si el hígado no funciona bien no podrá procesar las medicinas para excretarlas, por lo que se acumularan en sangre ocasionando graves consecuencias.

Durante el uso de cualquiera de estos fármacos se encuentra prohibido el consumo de sustancias alcohólicas. El alcohol aumenta las dosis sanguíneas de estos fármacos y suprime el efecto metabolizador del hígado, lo que al final provoca que los metabolitos de las medicinas puedan llegar a niveles de toxicidad, llevando en algunos casos hasta a la muerte a los pacientes.

Se debe tener cuidado al momento de combinar las medicinas, las benzodiacepinas y antidepresivos no deben combinarse con otros fármacos depresores del sistema nervioso, porque podrían generar ambos un paro cardiorrespiratorio. También se debe tener cuidado al combinar estos medicamentos con la valeriana, el acónito y las flores de Bach, ya que podrían solaparse los efectos y ser perjudicial para el paciente.

Como hemos visto el tratamiento de la ansiedad es diverso, y se puede usar para ello la psicoterapia, fármacos y medicinas naturales u homeopáticas. Sin embargo, lo ideal es no auto medicarnos, sino acudir a un especialista; ya que todas estas medicinas tiene efectos secundarios de cuidado, muy relacionados con las dosis utilizadas. 

Cómo funcionan los medicamentos para la ansiedad

Medicamentos para la ansiedad

Medicamentos para ansiedad y depresión

Las crisis de ansiedad son fácilmente reconocibles, puesto que sus síntomas son muy definidos. La misma puede estar relacionada ampliamente con la palabras desosiego, puesto que una persona con ansiedad está inquieta, estresada, agitada, muchas veces sin una razón latente o aparente.

Para calmar o hacer desaparecer estos síntomas que son capaces de interferir con la vida cotidiana de los pacientes, los medicamentos para su control son una buena idea siempre y cuando sean recetados, y otras formas de tratamiento hayan sido descartadas. Su modo de actuar sobre el cuerpo humano depende enteramente de qué tipo sean.

Si se ingieren benzodiazepinas o tranquilizantes, estos alivian a la persona porque están preparados para relajar y tranquilizar lo que es el sistema nervioso central. Además de que sus acciones son muy rápidas. En cambio, si se toman antidepresivos, estos funcionan al establecer un equilibrio en los niveles de serotonina, cabe destacar que el desequilibrio de los niveles de serotonina son relacionados con la depresión y ansiedad.

¿Puedo tomar medicamentos para la ansiedad sin preinscripción médica?

Como con cualquier medicamento, la respuesta es bastante evidente. Efectivamente, ningún tipo de medicamento para la ansiedad puede tomarse sin prescripción médica. Primero que todo porque solo un profesional de salud es capaz de determinar qué tipo de medicamentos para la ansiedad es más conveniente para un caso en particular.

No hay que dejar pasar por alto también, los efectos secundarios que estos pueden provocar, así como las interacciones que pueden tener si se les mezcla con alcohol, drogas, u otro tipo de fármacos que sean de uso habitual para el individuo. Según cada medicamento, hay un estándar en la aparición de sus efectos, su duración e inducción en la sedación.

Y además de los temidos efectos secundarios, tampoco se puede ser indiferente a la posible adicción que algunos sean capaces de provocar. No obstante, no es lo mismo consumir benzodiazepinas o tranquilizantes, a antidepresivos, por lo que al ser prescritos, el profesional debe tener en cuenta el historial de adicciones del paciente.

¿Los medicamentos realmente curan?

Como con todo tipo de fármacos para el trato de afecciones psicológicas, surge otra importante duda ante su ingesta, y es la de si de verdad funcionan.

Ya se trate de ansiedad generalizada o  trastorno obsesivo compulsivo, los medicamentos son capaces de aliviar y disminuir sus consecuencias negativas sobre el organismo, sin embargo, como con toda clase de fármaco, para que estos hagan el efecto deseado es indispensable que el individuo reciba asistencia psicológica, y lleve un estilo de vida sana.

No hay que pensar erróneamente que al tomar algún tranquilizante la ansiedad desaparecerá por arte de magia, tampoco que esto hará que ella no aparezca más nunca en la vida. De hecho, hay casos en los cuales luego del tratamiento con ellos, si se detiene el mismo, los síntomas vuelven con más fuerza e intensidad.

Qué medicamentos para la ansiedad tomar

Medicamentos para la ansiedad

Antidepresivos, una alternativa insospechada

En el mercado actual hay una gran variedad de medicamentos a tomar para mantener bajo control lo que ​es la ansiedad. Sin embargo, y como ya se había mencionado anteriormente, recetar alguno de ellos dependerá en gran medida de la clase de trastorno de ansiedad que se presente.

Esto se debe a que no todos son iguales, ni tienen el mismo nivel de intensidad o efectos secundarios. La idea es estar bajo tratamiento con aquellos que sean los más indicados para la persona, y es que no va a ser lo mismo la receta para alguien que sufra de crisis de pánico, a alguien que tenga fobias sociales.

Aconsejamos Farmacia en Casa donde encontrara productos para la ansiedad muy recomendados

Te Muestro los Métodos Para La Ansiedad Los Cuales Están Considerados Métodos Muy Efectivos Y De Gran Ayuda.