Sertralina Ansiedad

Sertralina fármaco ideado para la depresión y la ansiedad

La ansiedad es una enfermedad que puede atacar a cualquier edad, tanto a los ancianos como a los más pequeños. Más que una simple preocupación se trata de un verdadero desequilibrio en los neurotransmisores del sistema nervioso central. Por lo tanto, es importante prestarle atención a esta patología y acudir a un especialista para tratarla de forma adecuada.

Además de la psicoterapia el médico psiquiatra indicara un tratamiento farmacológico para la ansiedad, que ayudara a disminuir los síntomas de la crisis y a prevenir nuevos episodios. Este tratamiento puede ser a base de medicamentos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina; entre los cuales se ubican el escitalopram, fluoxetina, fluvoxamina, paroxetina, citalopram y la sertralina.

Entre ese grupo de medicamentos, la sertralina, es el que se indica con mayor frecuencia, y como todos los antidepresivos cuenta con efectos secundarios y precauciones importantes. Por ello, te traemos este pequeño resumen sobre el fármaco, sus efectos, sus usos para la ansiedad y otras patologías y por su puesto sus efectos secundarios. 

Características generales de la sertralina

Sertralina

Sertralina para la ansiedad. Características generales

Este fármaco fue ideado para tratar la depresión, específicamente para disminuir los síntomas del episodio inicial y prevenir la aparición de nuevas crisis de depresión. Pero se ha demostrado que puede ser usado con éxito en otras patologías como la ansiedad y el trastorno obsesivo compulsivo. Pudiendo usarse el fármaco en casi todas las edades, desde los 6 años hasta en ancianos.

Según su efecto a nivel de los neurotransmisores es ideal para tratar episodios de ansiedad ligados a agorafobia, aunque resulta bastante útil también en los episodios que no lo presentan. En caso de ataques de pánico, resulta efectivo en su prevención, pero no en el tratamiento inicial, ya que puede tardar en hacer efecto hasta 4 semanas.

Además de su uso y efecto es vital conocer a fondo las características fisicoquímicas de esta droga. Esto nos ayudara a entender porque debe consumirse con cuidado y responsabilidad, y siempre bajo la supervisión de un especialista. La sertralina resulta ser un fármaco muy efectivo cuando su toma e indicaciones son correctas. 

Mecanismo de acción

La sertralina es un fármaco con acción a nivel del sistema nervioso central, más específicamente a nivel neuronal. Es clasificado como un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina, sin presentar afinidad por receptores de neurotransmisores o de otra índole. No afecta receptores dopaminérgicos, noradrenérgicos, serotoninérgicos, muscarínicos, histaminérgicos, gabaérgicos o benzodiazepínicos.

Este antidepresivo que proviene de la naftalenamina tiene como mecanismo de acción la inhibición de la recaptación celular de serotonina. Es decir, el actúa a nivel de la membrana presináptica de las neuronas y evita que la serotonina que sale de la célula reingrese a la ella. El resultado es el aumento de los niveles del neurotransmisor en el espacio extracelular, y por supuesto la potenciación de su efecto. 

¿En cuanto tiempo hace efecto la sertralina?

El medicamento tiene como fin tratar y prevenir la aparición de nuevos episodios de ansiedad en los individuos. Así que resulta evidente que el tratamiento será a largo plazo, y afortunadamente la sertralina puede usarse con seguridad durante largos periodos. En algunos pacientes pudiera generar efectos secundarios que ameriten la suspensión del tratamiento, pero no es lo usual.

Sin embargo, tiene una gran desventaja, su inicio de acción también es a largo plazo. El antidepresivo tarda en actuar entre 2 a 4 semanas, que es el tiempo que le toma al organismo obtener las concentraciones plasmáticas adecuadas. Lo que significa, que durante este tiempo el paciente debe recibir otra medicación para la ansiedad. 

Farmacocinética

​Es importante para los profesionales de la salud e incluso para los pacientes que consumen el medicamento tener conocimientos básicos sobre el comportamiento que tiene la sertralina en el cuerpo. Ya que esto es lo que les va a ayudar a entender la importancia de consumir las dosis adecuadas para evitar intoxicaciones.

  • Administración vía oral: Este es un fármaco de consumo oral, y solo viene en presentación de comprimidos.

  • Absorción: Una vez consumido el fármaco, su principio activo llega a la sangre adquiriendo la concentración plasmática máxima de 20-55 ng/ml. Esta concentración se puede obtener tras consumir la dosis habitual durante 14 días continuos, pero la concentración estable solo requiere de 7 días de consumo.

  • Distribución: Luego de llegar al torrente sanguíneo el fármaco debe ser transportado hasta el sistema nervioso central que es donde ejerce su efecto. Para ello, requiere unirse a proteínas plasmáticas, siendo su porcentaje de afinidad a las mismas de un 98%. Esto nos indica que tiene una capacidad de distribución bastante alta.

  • Eliminación: Para ser eliminada esta medicina debe ser metabolizada por el hígado en N-desmetil-Sertralina, que es un metabolito poco activo. Luego de ser metabolizado se excreta en igual proporción por la orina y por las heces. Esto nos explica porque los pacientes con trastornos hepáticos o renales deben tener cuidado con las dosis consumidas.

  • Semivida: La sertralina puede estar en el organismo hasta 26 horas antes de excretarse. Si se llegan a consumir concentraciones toxicas, este es el tiempo mínimo que debe transcurrir luego de la última toma para garantizar que se ha resuelto la intoxicación.

  • Efecto de los alimentos: El consumo del fármaco con o sin alimentos genera la misma biodisponibilidad, ningún alimento interfiere con su absorción.

  • Dosis tóxica: más de 1 g se considera dosis toxica y más de 2 g es una dosis grave. Afortunadamente no se han registrado aun muertes debido a tratamientos con la droga.

Precauciones que tomar con la sertralina

Al evaluar las características fisicoquímicas del fármaco y cómo se comporta en el cuerpo humano podemos darnos cuenta del porque se vende solo bajo receta médica. Su acción a nivel del sistema nervioso central, alterando los niveles de neurotransmisores es la primera razón para acudir con un médico que indique las dosis apropiadas según el paciente.

También son importantes los efectos secundarios, que si bien parecen inocuos pudieran en algunos pacientes tornarse tan severos que le lleven a dejar el tratamiento. Y en otros casos; por ejemplo, los pacientes con problemas renales o hepáticos, pudiera haber serios problemas de toxicidad en el organismo, conllevando un gran riesgo.

Justo de allí surge la importancia de conocer a fondo las características, riesgos y precauciones de la sertralina. Si la persona conoce previamente toda esta información acudirá al médico a tiempo, en caso de presentar algún problema, y se podrán hacer los ajustes necesarios, regular las dosis o cambiar el medicamento, en pro de continuar el tratamiento para la ansiedad y mitigar los riesgos a la salud. 

Efectos adversos

Lo primero que hay que conocer es que los efectos secundarios dependen de las condiciones del paciente y la dosis administrada. Lo más común, con un 10-25% de probabilidad de aparición, es que haya problemas del sueño como somnolencia o insomnio, ansiedad, dolores de cabeza, náuseas, vómitos, dispepsia o dolor abdominal.

Con una probabilidad de 9% el paciente podría cursar con mareos, sedación, temblores, alteraciones del apetito, diarrea o estreñimiento, síntomas gripales, sudoración o problemas visuales. Y de forma rara (menos del 1%) pudieran aparecer convulsiones, alucinaciones, neuropatías, síntomas varios en piel, migraña, taquicardias o arritmias, epistaxis, impotencia, sangrados, falla renal o hepática. 

Contraindicaciones y Precauciones

Las contraindicaciones para el consumo de esta medicina son pocas; básicamente se prohíbe su uso en personas alérgicas a la sertralina y en quienes sufren de un trastorno maniaco o bipolar, ya que puede agravar los síntomas. Y por supuesto, en quienes tienen una insuficiencia hepática o renal grave, porque estos son los órganos de excreción, y si no funcionan el fármaco llega a niveles tóxicos en sangre.

Si la falla hepática y renal es leve se puede usar esta droga bajo estricta supervisión médica, controlando regularmente los niveles plasmáticos. Así mismo, hay que vigilar de cerca a los pacientes epilépticos que se encuentren consumiendo sertralina, porque al disminuir el umbral de convulsiones estas personas requieren de un control riguroso. 

Efectos en embarazo, lactancia y niñez

No hay datos concretos de malformaciones fetales tras el uso durante el embarazo, pero si se ha demostrado problemas con la osificación y menor supervivencia neonatal cuando el feto está expuesto a este medicamento. Por lo tanto, la recomendación es no hacer uso de este durante el embarazo, a menos que sea el único tratamiento disponible.

Tampoco se recomienda el uso en mujeres que den lactancia materna, puesto que el fármaco se excreta por leche materna y no se han estudiado los efectos que pudiera tener en el lactante. Y en el caso de los niños menores a 6 años, no se ha demostrado la seguridad de la medicina, y solo se les indica cuando no hay otra alternativa.

Interacciones medicamentosas

La sertralina tiene muchas interacciones medicamentosas, lo que hace necesario el control médico estricto. Básicamente, los medicamentos pueden lograr una acción aditiva con esta droga, potenciando su efecto farmacológico y también los efectos adversos; o esta droga puede terminar generando el aumento de los niveles plasmáticos de otros medicamentos generando riesgos.

La sertralina disminuye el metabolismo hepático y por ende la excreción de fármacos como la cimetidina, carbamazepina, antidepresivos tricíclicos, anticoagulantes orales, clozapina, amiodarona, metoclopramida y sales de litio; con lo cual aumentan los niveles tóxicos de estos. Y con los analgésicos opioides y los antidepresivos IMAO tiene un efecto aditivo potenciando la toxicidad de la sertralina.

Posología

La sertralina es un fármaco ideado tan solo para el consumo vía oral; y por ello, la única presentación disponible en el mercado son los comprimidos o capsulas, y excepcionalmente en gotas orales para el tratamiento de los niños. Estos son elaborados con múltiples excipientes o con recubiertas con película a fin de mejorar la absorción de la medicina o aumentar su costo.

El principio activo de los comprimidos, capsulas o gotas es la sertralina clorhidrato, que puede tener una concentración de 20, 50 o 100 mg. La dosis necesaria en adultos desde 50mg a 200mg al día, según la gravedad de los síntomas. Y en niños de 6 a 17 años va de 25 mg a 200 mg, siendo necesaria la vigilancia clínica estricta con el uso de dosis superiores a 50 mg al día.

Se debe consumir una dosis única al día, bien sea en la mañana o en la noche, acompañado con un poco de líquido. Aunque no posee ningún tipo de interacción con los alimentos, y, por lo tanto, no es relevante su toma con los alimentos, muchas marcas comerciales sugieren la que el medicamento se consuma con zumo de naranja, lima o limón.

ARTÍCULOS RELACIONADOS