Qué hacer cuando se tiene ansiedad

¿Qué hacer cuando se tiene ansiedad?. Primero definamos que es ansiedad y que factores son detonantes para tener un ataque, pues partiendo de esto puedes determinar qué situación o situaciones son las más propensas a inducirte a este estado y por ende saber controlarlo.

Empecemos con ¿qué es la ansiedad?  Esto es una respuesta que lanza el sistema de forma anticipada e involuntaria frente a ciertas situaciones o estímulos, que se pueden categorizar como internos o externos, que afecten a la persona, bien sean algunos pensamiento, ideas concretas o imágenes, los mismos son percibidos por la persona como una amenaza, peligro y la mayor parte del tiempo está acompañado por un sentimiento del tipo desagradable.

En los momentos de ansiedad se pueden experimentar situación tensas con malestares que van desde un estado mental alterado hasta síntomas físicos que pueden incurrir en dolencias las cuales pueden durar todo el episodio que se esté experimentando. ¿Qué hacer cuando se tiene ansiedad? es una pregunta común por lo que siempre es recomendable tener ciertos pasos que pueden contribuir a sobrellevar estos síntomas, si poseemos las técnicas adecuadas al momento de sufrir un evento de esta clase podremos controlarlo sin el menor percance y en el menor tiempo posible.

Pasos para saber ¿Qué hacer cuando se tiene ansiedad?

Pasos para saber ¿Qué hacer cuando se tiene ansiedad?
Pasos para controlar un episodio de ansiedad

Sin duda alguna para aquellas personas que sufren episodios de ansiedad el poder sobrellevarlos es algo que se vuelve casi imposible, a pesar de poder optar por terapias y tratamientos con formulas medicas según los especialistas es mejor la orientación conductual. Entendiendo que la ansiedad es una reacción del mismo organismo y que esta se desencadena por medio de una reacción ante un hecho nos toca entender ¿qué factores desencadenan un ataque? Y esto es de suma importancia, de esta manera se puede ayudar a determinar, incluso, antes de que suceda lo que podría ser considerado detonante.

Algunos de los factores que se deben tener en consideración para esto serían:

  • Factores externos las personas que presentan casos de ansiedad suelen tener conducta aprensivas sobre ciertas situaciones, puede ser entre personas desconocidas, sitios pequeños y encerrados, el conocer a personas nuevas, detectar una situación poco regular, incluso influenciado por amigos y conocidos cercanos.
  • Factores Internos: pensamiento influyente sobre sí mismo, inseguridad, sentimiento de menos precio, baja auto estima e insatisfacción. Es importante que se tenga en cuenta que es muy importante la apreciación que se tenga sobre uno mismo, para dar pie a un ataque de ansiedad.

Si te encuentras teniendo uno de los siguientes síntomas físicos de estrés y ansiedad; sudoración excesiva, sequedad en la boca, sensación de mareos, inestabilidad del cuerpo, temblores o tensión muscular, palpitaciones o taquicardias, dificultad para respirar, sensación de estar agobiado, miedo a perder el control de forma inesperada, le mostraremos la forma en la que usted o cualquiera puede controlar un ataque de ansiedad.

Pero lo más importante, antes de iniciar, es que si es un síntoma repetitivo es importante que vaya a consultar a su médico o a una terapia psicológica que lo ayude a entender lo que sucede en usted.

Como una alteración del sentido de alerta, la ansiedad puede perjudicar nuestra vida cotidiana al entorpecer en diferentes ámbitos nuestro desarrollo personal, hay situaciones en las cuales controlar los eventos repentinos se vuelve un dilema por lo que se experimentan estos síntomas de manera repentina y sin aviso.

Es en estos momentos cuando debemos implementar por muy difícil que sea las terapias conductuales como métodos para controlar los episodios de ansiedad. Uno de estos métodos se define por la reinterpretación de la amenaza, esto no es más que poder ver desde un punto de vista realista la amenaza.

Podemos comenzar por plantearse si es tan grave como se piensa y de serlo si definitivamente se puede hacer algo, sino sencillamente se debe delimitar el problema y pasar a algo que pueda distraernos.

Tenemos también el método desviación cognitiva que no es más que enfocar la atención en algo que nos permita alejar de nuestra mente la problemática que vivimos, solo con hacer esto la sensación de amenaza disminuirá considerablemente al enfrentar el racionamiento por medio de la atención en algo que no toque este tópico que tanto nos está afectando.

Una forma muy eficaz y avalada por los especialistas es la transformación de reto, esta consiste en sencillamente colocar la situación que nos presenta ansiedad como una desafío para nosotros y nuestro intelecto, por ejemplo si se tiene miedo a viajar en avión la transformación de reto consistiría en afrontar el llegar a un destino determinado en el menor tiempo posible.

En el caso de que los síntomas sean totalmente físicos como taquicardia o sudoración, así como nauseas o falta de aire se debe implementar los mecanismos de cambio de perspectiva, ignorar hasta cierto grado los síntomas por fuertes que sean ayudan a disminuirlos. Esto es debido a que si conseguimos realizar otras actividades mientras respiramos de manera pausada las pulsaciones disminuirán ya que el cerebro cambiara el enfoque primordial que nos afecta por el que nosotros indiquemos, manteniendo la situación bajo control de una forma eficiente y más llevadera para nosotros.

4 Pasos para cuando tenga síntomas de ansiedad.

Existe un método de cuatro pasos que usted puede aplicar para cuando tenga síntomas de ansiedad.

  • El primero consiste en la relajación, en muy importante llegar a un estado de aceptación, que respire profundamente y lento, si lo considere prudente cuente mientras se relaja. Los ejercicios de respiración son muy eficaces y le ayudan a oxigenar el cuerpo, usted sentirá como expulsa, con cada exhalación, lo que le perturba.
    Los ejercicios de respiración los pueden realizar en cualquier momento, no representa una limitación y son sencillos de ejecutar, si usted está en la oficina, en su casa o en medio de un montón de personas, puede aplicarlo sin miedo.
  • El segundo paso es detener los pensamientos desbocados y malignos que su cerebro genera, la sensación de ansiedad es una lucha contra usted mismo y su sistema de defensa que le indica que en todo lugar hay peligro. Es momento de decirle a la mente que usted no está dispuesto a seguir con ese juego, que resulta ser injusto.
    Puede aplicar esta solución indicando, en voz alta, la palabra “ALTO” como señal para interrumpir la fila de ideas que juegan en su contra. Gritarle al cerebro lo que debe hacer podría ayudarlo a pensar en lo contrario.
  • El tercer paso ayúdese a contrastar los pensamientos negativos con pensamiento positivos; si, por ejemplo, se encuentra en medio de una multitud y tiene la sensación que todos van contra usted pero realmente nadie se mueve, deténgase y piense, “Nadie puede hacerme daño”.
    Es muy importante para su cerebro y organismo percibir seguridad en usted, pues dependiendo de lo que les proyecto ellos reaccionaran de forma positiva o negativa. El organismo responde a comportamiento y actitudes que se ajustan a todo lo que se tiene a la mano, pero no deje que esto lo domine y termine definiendo su proceder ante las actividades cotidianas.
  • El cuarto paso y no por ello menos importante, usted debe aprender a asumir los sentimientos que experimenta, las sensaciones que se representan ante un ataque de ansiedad. De esta forma puede aprender a identificarlo y cuando haya determinado que es lo que causa la ansiedad, encontrar una solución, del tipo factible, para que en el futuro próximo no se repita. La solución no está asociada a que evite las actividades o circunstancias que le causan ansiedad, pues si llega a este extremo terminará sin salir de su casa, y la idea no es que usted se aísle del entorno, sino que afronte el miedo y encuentra la mejor forma de relacionarse asumiendo el mismo.

Lo que debe evitar hacer para no propiciar un ataque de ansiedad

Hay cosas que usted debe dejar de hacer para evitar tener un ataque de ansiedad inesperado que perturbe el día a día. Ahora una lista con todo lo que usted debe “DEJAR” de hacer:

  • No debes dejar que tus acciones se justifiquen, es necesario que identifiques los errores y no ponerlos como excusa, hay comportamiento que no son aceptables y no son propios de conductas normales.
  • No debes evitar las circunstancias, afróntalas, si por alguna razón te crees incapaz de hacerlo busca ayuda, acudir a que alguien te oriente y te muestre el mejor camino no está mal.
  • No debes dejar que tus pensamientos te dominen, basta de estar buscando todas y cada una de las consecuencias de las acciones, sobre todo si las que encuentras son, con tendencia mayor, negativas. El mundo perfecto no existe y es evidente que se necesita un mínimo de riesgo para poder seguir adelante.
  • No debes estar en constante escaneo personal, las personas te aceptarán en la medida en que te aceptes a ti mismo, y esto es sumamente importante, no emitas juicios dañinos sobre tu persona, sobre todo cuando no hay forma de remediarlos. Limítate a mejorarte para ti mismo y no para los demás, aunque puede que la opinión de alguien se pueda valorar no permitas que eso haga que generas juicios negativos sobre ti misma.
  • No debes hacer tú tema sea lo único que te defina en una conversación, la ansiedad se puede compartir entre amigo, pero siempre con la idea de buscar una ayuda que te permita superar la ansiedad y no, por el contrario, quedarte atascado ahí
  • No debes permitir que tu vida se vuelva una carga, vivir sí está permitido pero no de la forma en que la ansiedad te lo dibuja. Deja de pensar negativamente y sal a disfrutar de la vida, no tengas tomado del cuello tu debilidad.
  • No debes enamorarte de tu estado ansioso, tienes la obligación de deshacerte de él, la única atención que debe merecer este es para que ya no esté más en tu vida y no forme parte de la cotidianidad. No permitas que te domine y determine el quien eres y en quien estas dispuesto a convertirte.

Debes ser capaz de seguir adelante incluso en los momentos en que la vida te trate de demostrar lo contrario, no puedes permitir que tu ansiedad se vuelva pánico y que este se desarrolle hasta convertirte en un trastorno, que te obligará a dejar de ser tú mismo.

En la vida diaria es normal que las personas sufran de un breve ataque de ansiedad, este se puede alargar a través del tiempo no es normal, pues una vez que pasa a ser un trastorno se puede incluso recurrir a medicación.

Permanecer es un estado de ansiedad constante limitará  el ritmo de vida que habías desarrollado hasta ese momento y en consecuencia irá decayendo, la negatividad que te proporciona la ansiedad va desde las horas que duermes hasta las personas que tratas.

Si sientes miedo de compartir con tu familiares o amigos cercanos tu limitación es recomendable visitar a un psicólogo e iniciar una terapia, esto con el fin de ayudarte a seguir adelante, afrontar los problemas, determinar las causas y orígenes y concluir con la mejor salida posible.

No dejes que el tiempo determine la naturaleza ni la intensidad de tu condición, de esta forma no solventarás el problema y perderás la raíz del mismo, lo más sano es un temprano diagnostico que te permita comprender lo que te sucede y cómo afrontarlo.

En la WEB existe infinidad de test de ansiedad que te pueden ayudar a comprender y si es necesario encontrar la forma de tratamiento del trastorno de ansiedad. Aunque si es un buen diagnóstico el síntoma no debería volverse una enfermedad grave.

Evita el consumo de alcohol en los momentos que sientas te produzcan miedo o terror, no consumas drogas para sobrellevar el problema, consumir cafeína y cocaína para superar un síntoma está contra medicado, a las personas que presentan este tipo de problemas son más propensas a la adicción de sustancias lícitas e ilícitas que le ayuden a sobrellevar lo que sienten y experimentan.