Ansiedad nerviosa

Ansiedad Nerviosa ¿Que hacer?

Ansiedad nerviosa. Como se sabe la ansiedad que se siente al ser perseguido por un desconocido en la noche, se puede considerar como un tipo de ansiedad normal. Puesto que el organismo reacciona ante un peligro real, y produce una descarga de adrenalina, la necesaria para la acción inmediata.

Sin embargo, cuando la ansiedad se sufre con frecuencia, sin causas suficientemente fuertes para justificar su aparición, se trata de un trastorno capaz de interferir con el desarrollo normal de la vida. Allí es cuando recurrir a la ayuda psicológica es lo más sensato.

La ansiedad como trastorno tiene múltiples variantes, cada una diferenciable por mucho una de otra. Hay tantas formas de ansiedad, como trastornos adaptativos. Y una de las variantes más peligrosas, se trata de la ansiedad nerviosa, esa que no permite el desarrollo normal de la vida de quien la sufre.

Los más habituales síntomas de ansiedad nerviosa

Ansiedad nerviosa

Ansiedad nerviosa

Para conocer más de la ansiedad nerviosa es indispensable contestar una pregunta que es la de ¿qué es la ansiedad nerviosa en sí? Se trata de una serie de reacciones que se tienen tanto a nivel físico y psicológico, las cuales aparecen sin una razón de ser.

Para diferenciar la ansiedad común de la nerviosa, hay que colocar en perspectiva las diferentes  situaciones a las que se enfrenta una persona. Por ejemplo, estaría entre los parámetros de normalidad el estar nerviosos la noche anterior a una ceremonia de compromiso. Pero por el contrario, una reacción exagerada ante salir de la casa para ir de compras, no lo es.

En la ansiedad hay síntomas físicos y psicológicos muy notables que pueden llegar a ser fácilmente identificables. Ambas clases pueden llegar al punto de generar un grave malestar emocional, que impedirán la toma de decisiones simples, o hasta interferirá en el desenvolvimiento de las rutinas diarias.

También te puede interesar ataques de pánico un articulo que no tiene ningún desperdicio.

Los más notables síntomas físicos de ansiedad y nervios

El cuerpo ayuda como espejo para reflejar todos los problemas que se están teniendo, entre los más notorios síntomas físicos de ansiedad se encuentra la tensión muscular. Esto se debe a que la persona de manera inconsciente aprieta sus músculos en las crisis de ansiedad nerviosa, y mantienen posturas que con el tiempo llegan a ser perjudiciales.

Apretar los dientes, o tensar los músculos en el cuello son síntomas bastante comunes. Otro de ello es la indigestión crónica. La cual es notable cuando se siente un malestar estomacal incontrolable, la razón tras esto es que problemas digestivos como lo son la hinchazón abdominal, los gases o diarrea aparecen con el estrés emocional.

Otro de los síntomas físicos corresponde a los comportamientos compulsivos, que si bien son parte representativa del trastorno obsesivo-compulsivo, pueden también serlo de la ansiedad crónica. Al tenerlos el individuo realiza repetidamente acciones como cerrar y abrir puertas, o limpiar más de lo debido los platos.

Los más notables síntomas psicológicos de ansiedad y nervios

La segunda clase de los síntomas de la ansiedad corresponde a aquellos que no pueden ser apreciados a simple vista, se trata de los psicológicos. Estos síntomas aparecen cuando el sujeto comienza a tener poco control sobre las emociones propias.

Pero en este caso, la ansiedad nerviosa se hace más dura de sobrellevar porque se asocia con mecanismos de huida o con los síntomas que se presentaron en trastornos anteriores a esta afección en sí. Las alteraciones del trastorno de ansiedad pueden llegar al extremo de reducir el apetito, los patrones de sueño y hasta inducir a pensamiento suicidas.

¿Qué síntomas tiene la ansiedad nerviosa? Entre los más destacables se encuentran la hipervigilancia, es decir el estado de alerta constante, nerviosismo al hablar en público (deducible a la fobia social), dudas persistentes acerca de sí mismo que terminan en pensamientos negativos y compulsivos.

¿Qué hacer contra la ansiedad nerviosa?

Al sufrir con frecuencia de crisis de ansiedad y sus síntomas físicos, una pregunta debe ser respondida con la mayor inmediatez al paciente que es la de ¿cómo acabar con la ansiedad nerviosa? Para ello existen muchas formas, desde la ayuda que pueda brindar un profesional de la salud, hasta las técnicas de relajación.

Pero dependiendo de cada persona es que se puede juzgar el nivel de efectividad del tratamiento ansiedad más efectivo. Se recomienda que los primeros pasos vayan enfocados en las técnicas naturales, como lo son técnicas de respiración y remedios caseros. Pero quizás lo primordial, sea la clase de mentalidad que se debe tener ante esta afección.

Se necesita hacer un autoexamen y preguntarse las verdaderas amenazas que representan las situaciones que supuestamente son riesgosas para la persona. Para ello hay que tener paciencia, y mucha actitud positiva, si este paso no ayuda a mejorar la crisis lo mejor será recurrir a los siguientes métodos.

Meditación y  técnicas de respiración, una salida natural

Como ya se explicó, es necesario recurrir a las opciones naturales para tratar la ansiedad, y una de las opciones más sencillas a las que se puede recurrir se trata de la meditación. Las técnicas de la tradición como son el Tai Chi, el Reiki o el Yoga son ideales para lidiar con los nervios y el estrés, gracias a sus principios.

Estos tratamientos naturales pueden combatir los problemas físicos y psicológicos, porque ayudan a liberar la mente de los problemas y las tensiones que son generadas por las causas externas. También acciones sencillas como lo son caminatas ayudan con la calma del cuerpo.

Con respecto a la respiración, es impresionante lo que puede hacer el respirar detenidamente y como se es correcto. Al inhalar por la nariz y expulsar el aire por la boca, y repetir este procedimiento, la paz mental es posible de alcanzar, y la ansiedad puede irse del cuerpo.

Remedios naturales para aliviar la ansiedad nerviosa

Para la calma de los nervios, también se pueden beber infusiones naturales que de esta forma ayudan a que el organismo entre en un estado de relativa calma. Son cientos de plantas las empleadas para este tipo de propósitos, y sus usos se vienen dando desde hace siglos.

Una de las infusiones que se pueden tomar es la de tila. La tila tiene grandes propiedades calmantes que hacen de forma rápida efecto en el sistema. Al tomar unas 2 o 3 tazas diarias de tila, los nervios podrían ser controlados.

La valeriana es otra opción en materia de infusiones, su gran poder sedante tiene un efecto inmediato en el sistema nervioso y hace que la persona se relaje con gran facilidad. Además se puede ingerir por medio de suplementos alimenticios y no solo por la vía de las infusiones.

Terapia psicológica y farmacológica, cuando lo natural no funciona

Ansiedad nerviosa

Terapia psicológica

¡Ansiedad psicología! Dos palabras que van de la mano. Cuando ninguna de las opciones anteriores funciona, lo mejor es recurrir a la opinión de un experto, que será el más indicado para recomendar que tipo de tratamiento sea el más adecuado para la persona de acuerdo a sus condiciones y nivel de ansiedad.

Ya sea por separado o en combinación, tanto la terapia psicológica  como la farmacológica brindaran alivio al individuo. Con respecto a la primera, la que más se lleva a cabo es la cognitiva conductista, en donde el paciente debe conocer del porqué de sus pensamientos y acciones.

Mientras que si ella no es suficiente, se recurren a los fármacos, dando con ello paso a la ingesta de tres tipos de medicamentos que serían los ansiolíticos, bloqueadores beta y los inhibidores de la receptación de la serotonina.

Las 3 señales que indican que se sufre de ansiedad nerviosa

Cuando se tiene ansiedad nerviosa, hay que estar muy atento a las señales que brinda el cuerpo para así actuar lo más rápidamente que se pueda sobre esta, antes de que sea muy tarde, o que sus síntomas se confundan con los de otras afecciones:

  • Dudas excesivas: No es una buena señal si se duda de todo y acerca de todo. La duda es extremo obsesiva y en muchas ocasiones representan la gran base de la ansiedad nerviosa, por lo que sin no se puede dejar atrás, algo anda mal.
  • Desear el perfeccionismo por encima de todo: No hay nada de malo con ser perfeccionista, pero todo tiene un límite. Si con frecuencia se cree que no se está a la expectativa, y este pensamiento deriva en alteraciones, es otra fuerte señal.
  • Abundancia de escenas en retrospectiva: Revivir continuamente situaciones que fueron violentas, traumáticas o en su defecto desagradables, no es común. Estos traumas no abandonaran a la persona hasta tomar cartas en el asunto.

¿Cuánto se tarda en superar la ansiedad nerviosa?

Para finalizar con el tema ansiedad nerviosa diremos que el tiempo que tardan en curarse las afecciones siempre será un indicativo de la gravedad de las mismas, por lo que es importante para muchos tener un número en concreto, en forma de días, semanas o meses. Sin embargo, cabe destacar que a la hora de hablar de ansiedad no hay nada definido.

Todas las personas son diferentes, y el hecho de que haya tantas variantes de la ansiedad, hace más difícil definir el tiempo ideal para superarla. Pero lo que sí se puede asegurar es que mientras más rápido se actúa sobre ésta, más rápido se tendrá una respuesta a la solución. Lo único primordial es seguir el consejo profesional con la mejor voluntad.

ARTÍCULOS RELACIONADOS